Las faldas largas de la impunidad

jueves, 1 de diciembre de 2005
México, D F, 30 de noviembre (apro)- Manuel Bribiesca Sahagún no ha sido capaz de dar la cara para despejar las sospechas de tráfico de influencias que pesan sobre su persona Desde que diversos medios dieron a conocer los jugosos negocios inmobiliarios en los que ha intervenido, o su presunta participación en la obtención y venta de mercancías decomisadas, el hijo mayor de Marta Sahagún de Fox ha sido defendido por su mamá, por el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz; por el director de Aduanas, José Guzmán Montalvo, o por el director de Sociedad Hipotecaria Federal, Guillermo Babatz Torres, e incluso por el secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), Mario Beauregard Pero él a lo más que ha llegado es a enviar una carta respaldada por dos comunicados del SAT y Aduanas Como las explicaciones no han bastado hasta ahora para aclarar el presunto tráfico de influencias, su amigo y principal socio en sus diversas empresas, Miguel Khoury Siman, ha buscado salir al paso El joven celayense, de apellido reconocido en la industria textil, Khoury, se presentó el lunes anterior para realizar una torpe defensa sobre la relación de negocios que mantiene con el hijo mayor de la primera dama Khoury dijo que sí, son socios, pero que no mantiene una relación de negocios, hecho que a todas luces y según diversos documentos es totalmente falso Para Khoury, la evidencia de que sean dueños de las mismas empresas, y que incluso Manuel Bribiesca Sahagún forme parte de su lista de deudores, según consta en los estados financieros de 2004 y 2005 de la empresa Construcciones Prácticas, no implica una "relación de negocios" Nada más absurdo si echamos un vistazo a las tres empresas que juntos constituyeron, como son Grupo Inmobiliario Kilate, Super Blocks de Celaya y Urbanizaciones Inteligentes La forma en que han operado juntos y han obtenido ganancias financieras es más que evidente; si uno revisa los objetivos sociales de cada una de las empresas, se podrá percatar que urdieron un singular "consorcio", a través del cual no sólo obtuvieron viviendas en subastas de bienes del IPAB, sino que las remodelaron sus propias empresas; hasta las decoraron para luego revenderlas al Fovissste, recuperando inmediatamente su inversión, misma que ha sido ínfima comparada con los millones que se embolsaron en ganancias Las revelaciones publicadas por diversos medios no han obligado ni hecho sentir a Manuel Bribiesca Sahagún que tiene, por lo menos, la obligación moral y ética de dar la cara, justo por formar parte de la familia presidencial En lugar de ello, ha enviado a varios funcionarios federales a defenderlo, e incluso a su amigo Miguel Khoury Siman, quien evidencio en esa conferencia de prensa que no sabe bien a bien en qué está metido, ni mucho menos cómo ha puesto en boca de todos, para mal, el apellido de su familia, que por más de 20 años gozó de buena reputación Pese a todo lo anterior, comisión de la Cámara de Diputados que investiga el posible tráfico de influencias de Manuel Bribiesca Sahagún continuará su labor Cabe recordar que la presidenta de esta instancia, la legisladora Malú Micher, a pesar de haber recibido improperios de parte del mismísimo presidente Fox, del padre del hijo mayor de la primera dama y del propio Khoury Siman, no ha sido amedrentada y continuará con sus investigaciones El grave problema es que los demás diputados que conforman la comisión, a excepción de la priista Sofía Castro, andan tan ocupados en otros temas, que le han hecho el vacío a la perredista en muchas ocasiones, además que no cuenta con personas que conozcan del tema, a fin de revisar puntualmente toda la documentación que tiene en sus manos y que ha resultado reveladora De hecho, han sido los medios los que se han dedicado a analizar y tratar de buscar el camino de la hebra que lleva irremediablemente al tráfico de influencias, por difícil que resulta probar dicho ilícito Lo único que queda es continuar con las publicaciones, a ver si así el joven Manuel Bribiesca Sahagún se digna a dar la cara y no enviar más a su amigo y socio Miguel Khoury Siman