Magistrados de élite

domingo, 11 de diciembre de 2005
Durante seis años, sigilosamente, los magistrados del Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF) se han ido rodeando de privilegios y ahora, a costa del erario, desayunan al estilo de las familias más adineradas, se mueven en auto Camaro, aprueban un estudio fotográfico de 36 mil 800 pesos y se autorizan vales de gasolina por 4 mil 500 pesos al mes, denuncia Proceso en su edición que circula a partir de este domingo 11 de diciembre Hacia fuera, sin embargo, han promovido la austeridad El 15 de diciembre del 2003 el magistrado Raciel Garrido Maldonado no aceptó un bono de 84 mil pesos producto del "exceso de trabajo" en año electoral Su argumento para rechazarlo fue que le parecía injusto en medio de una ciudad llena de pobreza Pero puertas adentro de su edificio ubicado en Magdalena 21, colonia del Valle, sus convicciones han tenido límites: El 14 de diciembre de 2004, este magistrado aceptó el reintegro de esos 84 mil 429 pesos con 73 centavos "por la compensación económica correspondiente al estímulo anual del ejercicio 2003", según consta en el cheque de Santander Serfin perteneciente a la cuenta 65501554170 En lo que concierne al gasto corriente en el TEDF, entre noviembre de 2003 y diciembre de 2004 la institución erogó 470 mil pesos en fotocopias Al precio oficial manejado por la Contraloría del propio Tribunal Electoral (018 centavos por cada una), esa cantidad equivale a 2 millones 600 mil fotocopias Escudados en su autonomía, los magistrados optaron por reservar durante 10 años toda la información relacionada con el manejo de los recursos públicos En este paquete metieron las reuniones de pleno, estados de cuenta, depósitos bancarios, facturas, contrarrecibos, pólizas de seguros, la nómina detallada y pensiones alimenticias, entre otros aspectos, señala el reportaje que publica Proceso en su edición 1519, en circulación

Comentarios