Denuncia "El Chapito" a Santiago Vasconcelos

jueves, 15 de diciembre de 2005
* Lo acusa de abuso de autoridad y obstrucción de la justicia * Le quieren hacer pagar los delitos de su padre, asegura la defensa México, D F, 14 de diciembre (apro)- Sin salir aún del lío del narcovideo por el que la Procuraduría General de la República abrió una investigación interna para deslindar responsabilidades, el subprocurador de Investigaciones Especializadas en Delincuencia Organizada (SIEDO), José Luis Santiago Vasconcelos, enfrenta ahora una nueva acusación En la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el abogado Jorge Bucio presentó ante el Ministerio Público Federal una denuncia en contra de Santiago Vasconcelos por los presuntos delitos de abuso de autoridad, obstrucción de la justicia y los que resulten Bucio defiende actualmente a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, y acusó a Vasconcelos de inventarle cargos a su cliente "Le quieren hacer pagar los delitos cometidos por su padre", dijo en conferencia de prensa Vasconcelos es investigado por la PGR también por el narcovideo difundido por el diario The Dallas Morning News, en el cual los Zetas torturados involucran al titular de la SIEDO con el cartel del Golfo El sicario Fernando Cruz Martínez relató que uno de los jefes de la organización criminal, Zeferino Peña, dio la orden de asesinar al líder de la Canaco en Nuevo Laredo, Alejandro Domínguez (ultimado el 8 de junio, horas después de asumir la jefatura de la Policía Municipal) El sicario añadió: "Toño Peña nos va a poner al de la Canaco para quebrarlo, ya que anda levantando polémica? Toño Peña comentó también que todo se haga a nivel estatal para no molestar al licenciado José Luis Vasconcelos, de la SIEDO, ya que se había molestado mucho" Con base en esa declaración, la PGR abrió una investigación interna en la que en el principal implicado es nada menos que el hombre que tiene la responsabilidad de combatir el narcotráfico; pero Vasconcelos minimizó las imputaciones y dijo que se trata de una maniobra del narco para desacreditarlo