Coyotes con pedigrí

viernes, 16 de diciembre de 2005
México, D F, 15 de diciembre (apro)- Pese a que el intercambio de favores entre PRI y PAN --con la supresión de la comisión legislativa que indagaba el presunto tráfico de influencias del vástago mayor de Marta Sahagún-- en apariencia pudiera favorecer a los hijos incómodos, tanto los Bribiesca como los Montiel, nuevas revelaciones sobre el espinoso expediente habrán de ser dadas a conocer en el transcurso de los próximos días, tomando en consideración que se trata de un archivo de 13 cajas y con más de 10 mil hojas de información Es así que la vilipendiada diputada perredista Martha Lucía Micher Camarena aún contó con tiempo para recibir un testimonio en el que se denuncia que el Grupo Saint Martín fue beneficiado por Pemex con 896 millones de pesos vía "contratos irregulares" Sin embargo, lo novedoso del asunto es que esta firma ya había sido denunciada como una de las beneficiarias del hijo mayor de Marta Sahagún, según reseñó este día La Jornada Y aunque la denuncia tuvo un carácter anónimo, sí entregó una prolija documentación sobre los oscuros manejos del Grupo Saint Martín De esta forma, el quejoso detalla que esta empresa continúa operando bajo el manto protector del titular de la Función Pública, Eduardo Romero Ramos, del director de Pemex, Luis Ramírez Corzo, del titular del Órgano de Control Interno de la paraestatal, Jorge Ramos Negrete, así como del procurador ambiental, Ignacio Loyola Vera, entre otros personajes Sin embargo, es necesario ahondar más sobre quiénes conforman este singular consorcio, al que el hijo incómodo habría apuntalado en Pemex gracias a sus contactos y buenos oficios, lo que vulgarmente se denomina, contar con un buen coyote que facilite accesos a las dependencias federales y a los jugosos contratos en disputa, ya sea a la buena o la mala El origen del Grupo Saint Martín es muy semejante a los primeros pasos que en el mundo de los negocios asegura el propio Manuel Bribiesca que dio, y que su padre muy atinadamente describió como "meter las manos en la mierda para ganar algo de dinero": la empresa de los hermanos Saint Martín en sus inicios recolectaba basura y, con el tiempo y un coyote, llegaría a ser uno de los mayores proveedores de Pemex, en medio de señalamientos de corrupción, dádivas y fraudes en connivencia con funcionarios petroleros Juan de Dios Saint Martín, según reportó Contralínea en su edición de diciembre del 2004, es uno de los turistas más asiduos en La Habana y Europa, aunque también se da su tiempo para lanzar migajas de limosna disfrazada de obras de caridad en Villahermosa, Tabasco Él y sus tres hermanos habrían pasado "de chaperos --limpiadores de derrames de crudo-- a magnates del petróleo" Así, Juan de Dios y sus hermanos Fernando, Rodolfo y Alejandro Saint Martín Zepeda forjaron el Grupo Saint Martín, un conjunto de empresas que ha hecho millonarios contratos con Pemex, que lo mismo limpian calles que dan mantenimiento a pozos o realizan actividades de recuperación de suelos Los orígenes de esta singular familia se remontan a los ochenta, en que los Saint Martín se dedicaban a limpiar derrames y todo tipo de residuos en las instalaciones petroleras, labor a la que se dedicaron tras abandonar su natal Puebla e irse a probar suerte a Veracruz y luego a Tabasco Curiosamente, el grupo posee oficinas internacionales en McAllen, Texas --1001 street 10th, suite G-548-- Estas serían el centro de operaciones de FIMSA, contratista en México y Estados Unidos para la recolección, transporte y disposición final de residuos industriales, fachada por medio de la que Saint Martín intenta colarse al selecto jet set petrolero Cuando se creó Saint Martín Protección Ambiental, ésta obtuvo inmediatamente el contrato CPGC-CTO-0076/96 de Pemex Gas y Petroquímica Básica, y su tarea era recuperar una hectárea contaminada con aceites en el complejo de Cactus, en Chiapas Por este pingüe negocio se hicieron de la nada despreciable suma de 830 millones de pesos En verdad este grupo, así como el singular consorcio que encabeza Manuel Bribiesca con Construcciones Prácticas SA, detenta un virtual monopolio sobre los contratos de Pemex para el mantenimiento de pozos, incluso en regiones tan distantes como la Cuenca de Burgos Según datos de la propia paraestatal, de 2000 a la fecha, justo lo que lleva la gestión del esposo de la señora Marta, el área de perforación entregó más de 20 contratos de obra al Grupo Saint Martín Sin embargo, sus trabajos han sido tan deficientes, que incluso comuneros tabasqueños acudieron a levantar una queja ante la Profepa, en enero del 2004 Y en Pemex Gas y Petroquímica Básica, Saint Martín es amo y señor en los contratos para renta de bienes inmuebles Entonces, cabe preguntarse si las autoridades finalmente tomarán cartas en este lamentable asunto que destapó la diputada Micher Camarena, en que se señala a Saint Martín Construcciones como una firma que mantiene su ventaja sobre sus competidores basándose en el tráfico de influencias y la compra de funcionarios corruptos, o habrá que esperar un año más, justo en diciembre del 2006, en que arribe a Los Pinos alguien que por fin deje atrás el tristemente célebre borrón y cuenta nueva Al tiempo Comentarios: mvazquez@procesocommx