Desmantela la DEA red mexicana de tráfico de esteroides

viernes, 16 de diciembre de 2005
Washington, 15 de diciembre (apro)- La Agencia Federal Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en ingles) anunció el desmantelamiento de una red de tráfico de esteroides, del que el 82 por ciento es manufacturado en México La investigación, que duró 21 meses y fue bautizada como operación "Engrane Rechinante (Gear Grinder)", fue considerada como el golpe más fuerte al tráfico ilegal de esteroides en la historia de Estados Unidos Karen Tandy, la administradora de la DEA, explicó que la operación tuvo como fin principal a ocho compañías manufactureras de esteroides, de las que tres pertenecen a Alberto Salatiel Cohen, quien fue detenido como parte de la acción antinarcóticos La DEA señaló que este negocio de venta y tráfico de esteroides, que se realizaba a través de la red de Internet, originaba ganancias anuales por unos 56 millones de dólares "Los traficantes de esteroides patrocinaban su producto entre los jóvenes, a los que prometían mejorar su apariencia y desarrollo (físico)", declaró Tandy Los laboratorios forenses de la agencia federal estadunidense determinaron que el 82 por ciento de los esteroides confiscados fue manufacturado en México y que, en su mayoría, procedían de las tres empresas de Salatiel Cohen La DEA dijo que los traficantes de los anabólicos promocionaban sus productos para ser usados con animales Los laboratorios, al darse cuenta de la demanda de esteroides en Estados Unidos, crearon una estrategia de mercado que se acomodó a las necesidades de los consumidores estadunidenses Con esto, las operaciones de venta se realizaban, casi en su totalidad, a través de la red de Internet Las ocho compañías investigadas por la DEA utilizaban una dirección electrónica con sede en Estados Unidos, y los productos se hacían llegar desde México a sus destinatarios Al mismo tiempo, los productos también se entregaban a los consumidores a través de la reventa, para lo que se utilizaban a vendedores estadunidenses Las transacciones financieras se llevaban a cabo a través de transferencias bancarias electrónicas por Western Unión, y con operaciones de tarjetas de crédito La DEA añadió que los ocho laboratorios entregaban sus productos a farmacias establecidas en la frontera México-Estados Unidos, donde los consumidores estadunidenses cruzaban tranquilamente la zona limítrofe para después meter con facilidad la droga a su país Además del arresto de Salatiel Cohen, la DEA anuncio que también fueron detenidos cuatro presuntos traficantes de esteroides en San Diego, California, y Laredo, Texas "Como parte de la operación `Engrane Rechinante`, la DEA identifico a mas de dos mil consumidores estadunidenses que recibieron los esteroides ilegales", acotó Tandy La agencia federal antinarcóticos explico que, en el término "consumidores", se incluyó a los vendedores y grupos dedicados a repartir los anabólicos Los ocho laboratorios dedicados al tráfico de esteroides identificados por la DEA son: Quality Vet, Denkall, and Animal Power, cuyos dueños son Salatiel Cohen, Joaquín García Rivas y Javier García de la Pena Laboratorios Tornel, de Luis Bravo Tornel y administrados por Mauricio Bravo Valdez Laboratorios Brovel, de Arturo Bravo Valdez; Pet?s Pharma, de Ramón Vargas y Eduardo Hernández; Syd Group, de Armando Guzmán Armenta y Amalia Lara; Loeffler, de José Ángel García Hinojosa La operación de la DEA se realizó en colaboración con la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de México