Sin piedad

domingo, 18 de diciembre de 2005
Su corazón dejó de latir a causa de una inyección letal, pero el legado de Stanley "Tookie" Williams contra la violencia de las pandillas se encuentra en 10 libros publicados y dos textos inéditos Ejemplo de preso rehabilitado, Williams pasó los últimos 24 años en el corredor de la muerte de la prisión de San Quintín, ubicada a orillas de la bahía de esta ciudad, cuenta Proceso en su edición de este domingo 18 de diciembre Su niñez y adolescencia difíciles, la violencia callejera en la que tomó parte, así como su encarcelamiento y el proceso de "redención" para cambiar su vida, son aspectos de la historia de Stanley Williams que él mismo narró en sus escritos Tookie siempre defendió su inocencia Se negó a disculparse ante las familias de las cuatro personas que presuntamente asesinó en 1979 Las 50 mil peticiones de clemencia no fueron suficientes para que el gobernador de California Arnold Schwarzenegger autorizara detener su ejecución, pese a que en una sentencia de septiembre de 2002, la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito de California negó la revisión de la condena por razones técnicas, pero pidió al mandatario estatal que conmutara la pena de muerte Símbolo de la convivencia pacífica y de superación para los jóvenes que habitan los barrios pobres estadunidenses, Tookie ?quien fue ejecutado la semana pasada? no recibió el beneficio que otorga todo sistema de justicia: el reconocimiento de su rehabilitación, dice el reportaje que aparece este domingo 18 de diciembre en la edición 1520 de Proceso

Comentarios