Suprema Corte... de injusticia

lunes, 19 de diciembre de 2005
San Francisco, Cal , 19 de diciembre (apro)- Desde el extranjero es fácil ver nítidamente el deterioro que las instituciones han sufrido durante el sexenio de Vicente Fox La grandeza de un país se basa en la confianza que sus ciudadanos tengan sobre el ejercicio de la justicia ¿Pueden los mexicanos esperar la independencia judicial con una Corte Suprema de Justicia cuyos 11 ministros ganan al año 72 millones de pesos? La respuesta es no Sencillamente, porque ese tipo de sueldos constituyen más que un salario Son una componenda Ganar 650 mil pesos mensuales como devenga el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela Güitron, debería ser considerado un delito, sobre todo porque se trata de un sueldo pagado con el sudor de todos los mexicanos y, particularmente, porque para algunos observadores desde el extranjero, eso no es un sueldo, es simplemente un soborno institucional En época navideña, Mariano Azuela esta más que contento Feliz, porque ha recibido un millón 545 mil pesos A esto hay que unirle los 7 millones 793 mil 200 pesos y 96 centavos anuales por concepto de salario, según un informe de la cuenta pública que realizó la Auditoria Superior de la Federación (ASF) Sus 10 compañeros ministros no cantan mal las rancheras Cada uno tiene un salario mensual de 536 6335 pesos, incluidas prestaciones ¿Qué quiere decir eso? Que estos 11 ciudadanos de "primera clase" recibirán, cuando se jubilen, una pensión igual a sus ingresos en activo Todo esto con cargo al erario público; es decir, a los impuestos que todos los mexicanos pagan ¿Podemos esperar que las decisiones judiciales de la Suprema Corte de Justicia sean adversas al presidente de la República, con esos sueldos? Habría que analizar cuantas de esas decisiones han sido contrarias a los intereses del Poder Ejecutivo Si el "patrón" (Presidente) les tiene tan contentos, como le van a decir que "no" Salta a la vista que la independencia de los poderes en México es una quimera A los sueldos hay que añadir la cantidad de privilegios de la que gozan estos 11 ministros Mientras el resto de los mortales mexicanos tiene que pagar el impuesto sobre la renta (ISR), los "hombres celestiales" de la Suprema Corte lo cargan al presupuesto del Poder Judicial; es decir, los mexicanos además de pagar sus sueldos, pagan los impuestos de estos señores de "la justicia" Por supuesto, de manera oficial, Azuela gana 152 mil 142 pesos mensuales o 233 mil 738 pesos (hay duda porque el señor Azuela se niega a entregar los datos sobre su sueldo), pero a eso se le agregan todas las "prestaciones" que ellos mismos se aplican con base a la "independencia judicial", por lo que su sueldo mensual alcanza los 649 mil 433 pesos en términos brutos Es interesante que los ciudadanos analicen la cantidad de prestaciones que el señor Azuela y sus compañeros ministros reciben: 37 mil pesos por cuatro seguros (el institucional, el colectivo de retiro, el de gastos médicos mayores y el de separación individualizada) Azuela tiene además un beneficio por ser presidente de la Corte, que es de 30 por ciento de sus ingresos ordinarios y suma 67 mil 121 pesos mensuales Además goza de algo que se llama "apoyo al ahorro", con 65 mil 928 pesos mensuales netos ¿Y que pasa si el señor Azuela quiere irse de vacaciones? Recibe una prima de 303 mil 269 pesos Además tiene otra prestación, que se llama "ayuda para el fomento de la cultura de la legalidad" Analicemos pues, la "legalidad" como la entiende el señor Azuela Su aguinaldo, en términos brutos, es de 387 mil 772 pesos, pero como hábilmente estos señores se autoañaden o "les añaden" prestaciones, recibe "ayuda para el desarrollo personal y profesional y ayuda para publicaciones", que constituyeron un millón 545 mil pesos de aguinaldo ¿Qué tal? Pero eso no es todo, seguramente el señor Azuela le gusta mucho la comida, porque recibe anualmente una asignación de 162 mil 86 pesos por "gastos de alimentos" Y también le gusta hablar mucho por teléfono, porque a cargo del erario público se le entregan cada año 19 mil 544 pesos por concepto de teléfono celular A pesar de que el mayor beneficiado es Azuela, sus diez compañeros tienen las mismas prestaciones y sus ingresos rondan en esas cantidades Por eso sus sueldos suman 72 millones de pesos al año ¿Cómo ha llegado México a esta aberración salarial del Poder Judicial? Es absolutamente anómalo que éstos señores perciban unos ingresos tan elevados y desproporcionados Sus salarios es lo que obtienen 4 mil 428 trabajadores mexicanos que ganan el salario mínimo La pregunta que queda es: ¿No les da vergüenza a éstos señores tener este sueldo? Cuando uno observa en sus sesiones, la soberbia con la que se conducen algunos de estos ministros "superpagados", se puede entender por qué se sienten por encima del común denominador de los mortales Esos sueldos los elevan a la calidad de "dioses", de seres "supremos" ¿Qué país en el mundo paga eso a sus ministros de Justicia? Ninguno No hay país del primer mundo que otorgue esos escandalosos sueldos Precisamente porque en las democracias desarrolladas la independencia del Poder Judicial corre a cargo del erario público Si el Estado concede más dinero vía "prestaciones" a estos señores de la justicia, la independencia sería "papel mojado" Con estos sueldos, no hace falta corromper a los ministros de Justicia Sus salarios constituyen la corrupción, porque son una componenda que marcara de manera irremediable, sus decisiones judiciales Lamentablemente, es inaceptable considerar que esas percepciones formen parte de la realidad de los trabajadores mexicanos que, a duras penas, sobreviven a base de paupérrimos salarios mínimos ¿Cómo un órgano de justicia se erige en la injusticia? Las diferencias salariales entre la mayor parte de los mexicanos y estos ministros son una prueba flagrante de infamia Lo miren por donde lo miren, es una irregularidad, una anomalía que debe corregirse Si Mariano Azuela gana 650 mil pesos mensuales, cómo esperar que esté a favor de que Andrés Manuel López Obrador llegue al poder Eso significaría el fin de sus bochornosos privilegios No fue una sorpresa que Azuela "censurara" que Vicente Fox tolerara el presunto "desacato" de López Obrador Al contrario, el señor Azuela hace honor a la "justicia salarial" que representa Son otras las urgencias del sexenio de Vicente Fox que la SCJN no ha asumido ¿Dónde están las decisiones judiciales que otorgan tutela a las víctimas de violaciones de derechos humanos en México? ¿Dónde están las resoluciones que permitan enjuiciar a los culpables de la guerra sucia, responsables de cientos de muertes y desapariciones? Con una Suprema Corte que imparte "injusticia", como la presidida por Azuela, los mexicanos difícilmente disfrutaran de un sistema democrático sano Y si alguien quiere hacerse rico, que se haga Ministro de la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación