Versiones del Cascanueces

lunes, 19 de diciembre de 2005
México, D F, 19 de diciembre (apro)- El gran evento decembrino del ballet es El Cascanueces Cada año, niños y adultos asisten al teatro para ver una vez más la terrible batalla del rey de los ratones, el despliegue de tecnología que hace crecer al árbol de Navidad y la transformación de la cama de Clara en un trineo que recorre un mundo de fantasía Creado a partir del cuento original de ETA Hoffman, el famoso montaje dancístico con música de Tchaikovsky, sobre una niña que recibe un extraño cascanueces de un hombre singular de nombre Herr Drosselmeyer, se ha convertido en una tradición invernal en todo el mundo, y de él se han hecho diferentes adaptaciones, la primera y más socorrida hasta ahora ha sido la rusa: El famoso coreógrafo Lev Ivanov hizo el libreto y la coreografía para su estreno el 18 de diciembre de 1892 en el Teatro Marynsky de San Petesburgo Esta misma versión --de dos actos-- bajo su acepción francesa (Le Casse-Noissete) fue revivida por Nichola Sergeyev para el VicWells Theater en Londres en enero de 1934 Esta misma concepción, bajo el nombre modificado al inglés --The Nutcracker--, se convirtió en repertorio obligado de la compañía Markova-Dolin Ballet Por todo lo anterior, se considera que la versión más fiel a la original de Ivanov es la que en la actualidad posee el Royal Ballet de Inglaterra Los soviéticos también hicieron su propia versión de tres actos y seis escenas Fue Vasily Vainonen el responsable, y lo estrenó en el Teatro Kirov de Leningrado el 18 de febrero de 1934 Los artistas escogidos para su interpretación fueron la legendaria Galina Ulanova y Konstantin Sergeyev Esa misma propuesta fue incorporada al Ballet Bolshoi Los rusos llegaron hasta Nueva York Por supuesto George Balanchine hizo su propia adaptación con el New York City Ballet, y la estrenó en febrero de 1954 Esta puesta en escena derivó en una tradición decembrina en Estados Unidos, y de ahí se esparció hacia todo el mundo Otras versiones que ahora se representan son The Hardnut, de Mark Morris, un montaje ubicado en los años sesenta en el que se baila a go-go En México, la Compañía Nacional de Danza del INBA tiene su propia versión un tanto manoseada Por desgracia, una vez más el evento se realiza en el Auditorio Nacional, un espacio que no sólo no funciona para la danza, sino que incluso perjudica la visión del ballet como un arte formal que requiere de ciertas condiciones para poder disfrutar de él Entre dimes y diretes políticos de la administración actual y la anterior, la propuesta de James Kelly fue desechada y sustituida por un espectáculo anterior un poco más ortodoxo En Sonora se destaca el esfuerzo y el empeño que ha puesto Adriana Castaños para que su propia idea de El Cascanueces ?un tanto posmoderna-- se convierta en un clásico al cual los sonorenses asistan cada año