Condiciona EU su relación con Bolivia al ejercicio democrático

miércoles, 21 de diciembre de 2005
* Busca Washington minimizar el acercamiento de Bolivia hacia Lula y Hugo Chávez Washington, 20 de diciembre (apro) - La Casa Blanca condicionó el futuro de su relación y cooperación con Bolivia, al ejercicio democrático en el gobierno del presidente electo del país andino, Evo Morales "Es importante que gobierne con una nueva forma democrática Los observaremos para ver qué tipo de cooperación quieren establecer en asuntos económicos", declaró Scott McClellan, portavoz de la Casa Blanca Desde el triunfo de Morales en las elecciones presidenciales del domingo pasado en Bolivia, el gobierno de George W Bush, que fracasó en su intento por incentivar la derrota del líder cocalero, pretende dar la impresión de que no le preocupa el hecho de que, más que un aliado, ahora tiene a otro gobierno sudamericano que podría estar dispuesto a marcar un distanciamiento frente a Washington "Continuaremos trabajando de forma constructiva con el nuevo gobierno de Bolivia, tal como lo hemos hecho con gobiernos anteriores? el comportamiento del nuevo gobierno determinará el curso de nuestra relación", insistió el portavoz de Bush Morales, quien es además el primer indígena que gana la presidencia de Bolivia, promueve la idea de fortalecer los lazos de cooperación y amistad con naciones sudamericanas gobernadas por críticos de Estados Unidos, como Hugo Chávez, en Venezuela, y Luiz Inacio Lula da Silva, en Brasil El presidente electo de Bolivia es una de las voces más fuertes en América Latina que propaga su desacuerdo con las ideas imperialistas y bélicas que Bush desplegó en su política exterior desde que llegó a la presidencia de Estados Unidos, en enero de 2001 La Casa Blanca y el Departamento de Estado hicieron todo lo que estuvo a su alcance para, indirectamente, propiciar la derrota electoral de Morales, por lo que ahora pretenden dar la impresión de que la relación con Bolivia dependerá de su acatamiento de los principios democráticos, más que de las políticas de tendencia socialista que el próximo presidente de la nación andina promete instrumentar En el Departamento de Estado, el portavoz Sean McCormack felicitó públicamente a Morales por su "aparente victoria" electoral, anteponiendo que ahora el pueblo boliviano debe pensar en el futuro y darle vuelta a la página "Vamos a ver qué tipo de políticas seguirá el próximo presidente de Bolivia, ya que el tipo y calidad de la relación con Estados Unidos, dependerá del tipo de políticas que determine, incluyendo la forma de gobernar, si lo hace democráticamente y respeta a las instituciones democráticas", enfatizó En la lucha contra el consumo de drogas y los esfuerzos por erradicar la producción de coca en Sudamérica, Bolivia es una nación clave para los intereses de Washington, por eso la Casa Blanca está muy pendiente de lo que Evo Morales haga al respecto Como candidato presidencial, Evo Morales amenazó con eliminar los programas que subsidia Estados Unidos para la erradicación del cultivo de la hoja de coca entre las comunidades indígenas, generando con ello de inmediato la molestia de Washington, no obstante que el presidente electo mesuró su posición al declarar, en su primera conferencia de prensa, que desea un nuevo acuerdo con Washington para combatir al problema de los narcóticos "Esperamos que continúe el tipo de cooperación que tenemos con Bolivia en el combate a la producción, transporte y siembra ilegal de drogas", remató el Departamento de Estado