Decomisan otro cargamento de droga en avioneta desplomada en Chiapas

viernes, 23 de diciembre de 2005
Tuxtla Gutiérrez, Chis , 22 de diciembre (apro)- Luego de la caída de una avioneta Cessna, repleta de cocaína y heroína en una comunidad del municipio de Pueblo Nuevo Solistahuacán, el Ejército mexicano decomisó otro cargamento de droga, que venía en la misma aeronave El caso de la avioneta, que se desplomó el pasado 1 de diciembre en las inmediaciones del ejido San José Chapayal, ha dejado como saldo cuatro presuntos narcotraficantes y un campesino muertos, así como tres detenidos en diversos penales Los detenidos fueron identificados como Francisco Pavel Cendejas Obeso y Jesús Manuel Valenzuela de la Rocha, originarios del estado de Sinaloa, y Alfredo Besares López, vecino de Tapachula Agentes de seguridad pública del estado informaron que interceptaron una camioneta, en la que iban tres personas con 43 paquetes de cocaína, en tres costales, justo en el lugar donde cayó la avioneta Al revisar el vehículo, los peritos encontraron oculto en un doble fondo otros 86 paquetes, de un kilo cada uno Cuando la historia parecía haber llegado a su fin, cuatro sujetos, a bordo de una camioneta, llegaron a la comunidad San José Chapayal y obligaron al comisariado ejidal, José Hernández Hernández, a que los llevara al lugar donde había caído la aeronave De inmediato, sus familiares avisaron a los habitantes del pueblo que, armas en mano, alcanzaron a los presuntos narcotraficantes y rescataron a su líder Sin embargo, durante el forcejeo, uno de los narcotraficantes mató a balazos al campesino Francisco López, lo que generó que los habitantes del pueblo acribillaran a tiros a los presuntos narcotraficantes, que hasta ayer permanecían en calidad de desconocidos en el Servicio Médico Forense El campesino Sebastián Gómez Gómez, y el comisariado ejidal de "San José Chapayal", José Hernández Hernández, fueron llevados a los separos de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que rindan sus declaraciones La FGE turnó el caso a la PGR, debido al decomiso y portación de armas usadas Anoche, cientos de elementos de Ejército mexicano incursionaron en ese ejido, donde encontraron 52 paquetes de cocaína, cuyos envoltorios estaban en dos costales "abandonados en un paraje del ejido" La zona no era considerada punto de aterrizaje de avionetas, sino un "foco rojo", donde era común que los militares incursionaran para destruir plantíos de mariguana Cientos de militares mantienen un retén en la zona para evitar que los dueños de la droga, presuntamente del Cartel de Sinaloa, cobren venganza contra los habitantes de San José Chapayal que, al parecer, por accidente se vieron involucrados en el caso

Comentarios