Incierto aún, futuro de las familias que asesinaron a dos niñas

viernes, 23 de diciembre de 2005
* La PGJ impugnó la condena de internamiento en un pabellón psiquiátrico * El DIF-Guanajuato, incapaz de decidir qué hacer con los menores Guanajuato, Gto , 22 de diciembre (apro)- Un difícil compás de espera se abre para las familias penjamenses involucradas en el homicidio de las niñas de seis meses y 13 años de edad, víctimas de un delirio colectivo por el que se les consideraba "poseídas por el demonio", según consignó la revista Proceso en su edición de esta semana Ocho de los nueve adultos señalados por la Procuraduría de Justicia del estado como responsables de homicidio en razón de parentesco pasarían el fin de año en el Centro de Readaptación Social de Pénjamo, en espera de que un juez de Segunda Instancia resuelva la impugnación presentada por el Ministerio Público en contra de la resolución de la jueza Ana María Raya, quien considera que deben ser internados en el pabellón psiquiátrico del penal de Valle de Santiago para recibir tratamiento médico, hasta por 40 años El director de Averiguaciones Previas de la Subprocuraduría de Justicia en Irapuato, Jesús Rico León, informó que desde el viernes pasado, en que se presentó formalmente la impugnación en contra de la resolución de la jueza, el expediente de apelación pasó a manos del Supremo Tribunal para ser asignado a la Segunda Instancia "Por supuesto que no estamos de acuerdo" con lo que determinó la jueza penal, dijo Rico León "Son personas que están en condiciones y deben ser sujetos a un juicio" por los homicidios, sentenció En tanto que la novena implicada, Amalia Pérez Hernández ?quien se dijo ser la virgen e instigó a sus familiares a cometer tales crímenes-- aún no ha rendido su declaración, pero se encuentra "mentalmente recuperada", según informó a Apro Jorge Díaz de León, el director de la clínica psiquiátrica de San Pedro del Monte ?donde está recluida "Incluso me ha pedido que la ayude, que abogue por ella para que no la metan tantos años a la cárcel", dijo el médico En los primeros testimonios que reveló al director de la clínica, Amalia mencionó que uno de sus hermanos "le ayudó" a cometer el linchamiento en contra de la niña Juana Pérez Frausto, de 13 años Sin embargo, le advirtió al médico que no le diría quién era, probablemente para protegerlo "Creo que Amalia ya está en su juicio", agregó Amalia luce el cabello rapado en mechones irregulares, mismos que le fueron cortados por sus familiares porque ella creía que eran serpientes Es vigilada por una guardia dentro de la clínica de San Pedro, donde permanece en espera de que sea llamada por el Ministerio Público para rendir su declaración formal que está pendiente, porque al momento de ser detenida ?el pasado miércoles 8-- estaba muy delirante y alucinaba, de acuerdo con la revisión del médico Díaz de León El director del psiquiátrico informó que fue llamado por personal de la Procuraduría para hacerse cargo de la revisión ?como perito-- de los otros ocho adultos acusados de la muerte de las dos niñas, ocurridas en el caserío de la comunidad El Calaboz, en donde se practicó un primitivo exorcismo que privó de la vida a las menores a manos de sus propios familiares, entre ellos sus padres, abuelos y tíos "Definitivamente se trata de un asunto que debe ser revisado muy a fondo, pero hasta ahora no he percibido interés de parte de algún psiquiatra familiar por conocer del caso", comentó Jorge Díaz de León En cuanto a la situación de los once menores, integrantes de las familias Pérez Hernández, Pérez Gutiérrez y Frausto López que estuvieron presentes en el encierro, "exorcismo" y muerte de las niñas, hasta ahora, el DIF estatal no ha intervenido para revisar la situación y tratamiento de los siete niños y las cuatro niñas, según dio a conocer la coordinadora de los Centros de atención a la violencia intrafamiliar de esta institución (Cenavis), Carolina Castellanos El caso se dejó en manos del DIF de Pénjamo, que tuvo que entregar a los niños a centros de atención y albergues de Irapuato, porque en aquél municipio no se tiene la infraestructura para atenderlos Los menores están en distintos albergues y casas-hogar como la Villa Infantil de Irapuato, AC