Pide obispo Arizmendi que "salga la verdad" sobre la masacre de Acteal

viernes, 23 de diciembre de 2005
* Mientras no se resuelva el caso continuarán las sospechas * Con una homilía conmemora el octavo aniversario de la matanza Chenalhó, Chis , 22 de diciembre (apro)- En el octavo aniversario de la masacre de Acteal, donde perdieron la vida 45 indígenas, el obispo Felipe Arizmendi Esquivel, ofició una misa en la que pidió que "salga la verdad de cuanto aconteció en aquella ocasión, así como lo que pasó antes y después" Ante familiares de las víctimas, dijo que mientras no brille la verdad de lo que aconteció hace ocho años, las sospechas y las desconfianzas seguirán "causando divisiones entre los mismos hermanos de raza y de sangre porque solamente de esta forma se sabrá quiénes tuvieron responsabilidad en esos hechos y quiénes son inocentes" En su homilía, el prelado hizo un llamado a los indígenas para que perdonen a sus enemigos y convivan en paz "No podemos seguir rascando la herida, porque no sanaría", aseguró El obispo Arizmendi ratificó, así mismo, su compromiso de continuar con su trabajo en favor de los más humildes, porque "como Iglesia, como diócesis, no podemos, no debemos abandonar a estos hermanos que han sufrido tan salvaje violación de sus derechos fundamentales" Los familiares de las víctimas consideraron que la masacre de Acteal sigue siendo un asunto pendiente y elevaron una oración para que "nunca más muera un hermano ni por las armas ni por el hambre" Arizmendi aprovechó también su homilía para enviar "un saludo a los hermanos" de Bolivia, donde, por vez primera, en la historia de un país latinoamericano, habrá, dijo, un presidente indígena en la persona de Evo Morales

Comentarios