Demandan empresarios frenar el alza de precios en Yucatán

viernes, 30 de diciembre de 2005
Mérida, Yuc , 29 de diciembre (apro)- Los empresarios locales exigieron al gobierno y a los legisladores frenar "la cascada de aumentos" en los precios de los bienes y servicios públicos que entrarán en vigor a partir del 1 de enero Antonio Walker Olvera, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que agrupa a 19 cámaras en la entidad, afirmó que las autoridades estatales se sumaron a la ola de aumentos, al imponer alzas en los servicios públicos "Los aumentos que, a partir de 2006, propone el gobierno son desproporcionados de acuerdo con la realidad que viven los yucatecos", añadió Explicó que los incrementos en los precios de la luz, gas, gasolina, agua, pan, tortilla, se suman al aumento de 600 por ciento en el impuesto predial que pide el gobierno del estado, a lo que le sigue un alza en el pago por el reemplacamiento Además, estudian aumentar el costo del transporte público y del servicio del limpia a partir de enero" Al referirse al incremento de 4 por ciento que decretó la Secretaría de Hacienda en el servicio de energía eléctrica, el dirigente de los empresarios locales dijo que la medida complica las negociaciones entre el Consejo para la Reducción de las Tarifas Eléctricas de Yucatán (Certey) y la Comisión Federal Electoral (CFE), en las que se intenta llegar a un acuerdo que permita reducir el costo de las tarifas que se aplican en el estado Walker dijo que es necesario avanzar en la reforma energética para que Hacienda ya no pueda imponer las tarifas, que deben ser analizadas por una comisión reguladora "Si la llamada cuesta de enero era difícil, con estos aumentos lo será mucho más Lo grave es que no sólo afecta a la clase media baja, sino porque complica la situación de cientos de empresas, que se verán obligadas a pagar más impuestos", agregó Dijo que es injusto que los aumentos sean mayores a los autorizados a los salarios mínimos, de apenas 4 por ciento en el estado, que equivale a 187 pesos Añadió que los incrementos no deberían exceder del 3 por ciento de inflación estimada para 2006 "Sin embargo, a las autoridades parece no importarles esta situación", indicó