Tamaulipas, el retorno de los porros

lunes, 5 de diciembre de 2005
* El gobernador Eugenio Hernández Flores, instigador del golpe a la UAT Ciudad Victoria, Tamps , 5 de diciembre (apro)- Apenas este 27 de noviembre el gobernador Eugenio Hernández Flores rendía su primer informe, y ya era señalado como el orquestador de un golpe político digno de los más autoritarios gobiernos priistas Con la concurrencia de grupos porriles, en un fin de semana el mandatario habría dirigido un cambio de timón en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) Entre el sábado 22 y el domingo 23 de octubre, en un hotel de esta ciudad, sin la presencia del rector Jesús Lavín Santos del Prado y sin que existiese renuncia de por medio y contra lo establecido en los estatutos de la casa de estudios, se consumó la asunción a la rectoría de José María Elías Gutiérrez, hasta entonces director de la Facultad de Agroindustrias de Reynosa La misma noche del domingo, cuando la Asamblea Universitaria --con la presencia de 14 de las 24 facultades-- decretaba que había rector interino, Lavín fue entrevistado por un medio local y rechazó hubiese firmado su renuncia Igual, al día siguiente, el rector provisional acabó por aceptar que no existía un escrito que hiciera oficial la dimisión de su antecesor Sin embargo, el relevo se consumó Hasta la fecha, Lavín no ha vuelto a aparecer públicamente, ni siquiera para defenderse de las acusaciones que se le hicieron en los medios de comunicación, de haber cometido excesos en el ejercicio presupuestario, como la compra de un avión de 3 millones de dólares, o sobre la supuesta adquisición de casas y vehículos, por parte suya y de sus colaboradores Pero apenas llegó Leal Gutiérrez a la rectoría, y de inmediato descartó una investigación por los supuestos malos manejos de Lavín Al interior de la UAT todo permaneció en aparente calma Ni funcionarios, ni maestros o alumnos reclamaron una explicación a pesar de la intempestiva sucesión rectoral y de las múltiples versiones que corrieron Y es que, como en los viejos tiempos de la UAT, para concretar este cambio hubo de todo: amenazas, intimidaciones y sobornos Según revelaron personas que estuvieron involucradas en estos hechos, durante viernes y sábado, directivos de las facultades, sobre todo aquellas afines al rector, recibieron llamadas telefónicas de distintos remitentes Algunas, de la misma Casa de Gobierno del estado; otras, de la Secretaría General, y muchas más de los dirigentes de grupos porriles que en el pasado tuvieron el control de la UAT Se les convocaba a la asamblea extraordinaria, pero la advertencia era clara: si apoyaban cualquier intento de Lavín para permanecer en la rectoría, tendrían que "atenerse a las consecuencias" Y, con el pasado que ha tenido la UAT, este tipo de advertencias se toman en serio 150 asesinatos Y cómo no, si ya lo dijo alguna vez Luis Enrique Arreola, "La Viruta", quien fuera secretario general de la Universidad y promotor de algunos de los grupos de porros, por lo menos 150 asesinatos en la entidad se adjudican a las luchas, tropelías o a excesos de seudoestudiantes y directivos uateños, los cuales mantuvieron un clima de terror en varias ciudades tamaulipecas, desde mediados de los setenta hasta principios de los noventa Fue hasta el pasado sexenio de Tomás Yarrington Ruvalcaba, cuando estos seudolíderes empezaron a salir, uno a uno En noviembre de 2002, llegó Jesús Lavín Santos del Prado, el primer rector en tres décadas que no procedía de esos grupos porriles Leal Gutiérrez, quien llega como interino, es señalado como porro, pues fue líder estudiantil en tiempos del ahora exrector Humberto Filizola De acuerdo con testigos entrevistados bajo anonimato, además del propio gobernador y del subsecretario de Gobierno, Ricardo Gamundi, fueron los exdirigentes uateños, como Filizola, Fernando Arizpe --quien recientemente acaba de salir de la cárcel tras ser acusado de un asesinato--, Ernesto Rangel (de Mante), Juan Manzur y Manuel Sánchez Guerrero "El Piojo" (de Tampico), los que operaron para que "nadie se saliera del redil" Arizpe fue secretario general de la UAT y es considerado uno de los hombres más cercanos a Hernández Flores Por ello no se toman tan a la ligera las versiones de que quiere cumplir ahora su sueño de llegar a la rectoría, pese a que estatutariamente está impedido, pues oficialmente está jubilado "Pero los estatutos se cambian", advirtió un directivo a Apro, a fin de confirmar los fuertes rumores que se tejen al interior de la casa de estudios Contra Yarrington Hay múltiples versiones sobre las causas que provocaron la intempestiva "caída" del rector, pero hay coincidencia en dos puntos: en que una maniobra así sólo pudo ser dirigida desde el gobierno del estado y que, en el fondo, estaría el rompimiento entre el actual mandatario y su padrino político, el exgobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, lo cual ha sido notorio desde que el primero dio su respaldo a Roberto Madrazo Pintado, mientras su antecesor se la jugó con Arturo Montiel Pero ni en el Congreso los sucesos en la UAT fueron abordados en tribuna Sólo algunos actores políticos se atrevieron a manifestarse en defensa de la autonomía universitaria, como fue el caso del dirigente regional de la Coparmex, Jorge Pensado Robles, quien en una pequeña revista local escribió: "No creo que algún universitario hubiese fraguado todo esto, no creo que ningún cerebro maquiavélico en la UAT hubiese tenido los tamaños para encabezar esta asonada Esto se dio desde la más lúgubre oficina de gobierno, en complicidad con la inconformidad de algunos directores, debido a que el exrector había dado a conocer a cada facultad que les reduciría en 40% su presupuesto, ya que las participaciones estatales las tenían congeladas "Si esto no es un golpe de Estado, ¿entonces qué cosa es? En otros tiempos, hubieran matado al desafortunado dirigente; hoy, en una forma violenta, desaseada, vulgar, castrista, atropellada, sin cuidar en lo absoluto las formas, sin detenerse a meditar en cuidar la imagen, con premeditación y alevosía, golpearon no nada más a un buen ciudadano ?con todos sus defectos como ser humano--, sino a toda una sociedad; golpearon a todos los tamaulipecos, mandando una señal de intolerancia que debe preocuparnos a todos" Apenas se publicó este texto, Pensado Robles fue objeto de amenazas y advertencias de personas allegadas al gobierno y a la propia UAT También el exdiputado local, Luis Alonso Mejía, denunció públicamente la intromisión del gobierno en la UAT "El gobernador metió no sólo las manos sino todo el cuerpo en esta decisión", señaló, a la vez que advirtió sobre el riesgo de que con esto regrese el "porrismo descarado" a la casa de estudios tamaulipeca, "pues éste nunca ha sido eliminado del todo" La gran mayoría de los columnistas políticos abordaron esta sorpresiva sucesión rectoral, como un acto en el que Hernández Flores asumió el control político del estado ante su antecesor Tomás Yarrington, y buscaron justificar la injerencia oficial por los supuestos abusos presupuestarios que se le adjudican a Lavín "Que si hoy alguien se siente sorprendido porque hubo rudeza en la destitución de Lavín Santos del Prado, pues sí, sólo los que no querían ver que en Tamaulipas hay un jefe político, así se sentirán", escribió el 26 de octubre el columnista Oscar Jiménez Otros más hicieron comentarios similares Juan Antonio Montoya, en su columna "Patinadero", que se publica en varios medios de la entidad, señaló que, con la "caída" de Lavín, "se demostró la real y total fuerza del hombre que manda en Tamaulipas? Eugenio ya demostró su carácter Y que sabe castigar la indisciplina" Muy escasas voces en la prensa salieron a defender, en medio de todo esto, a la institución universitaria Héctor Miguel Chávez, en su columna "Noticiero", escribió: "Lo ocurrido en la Universidad Autónoma de Tamaulipas puede leerse de varias maneras? Una demostración de fuerza, de rudeza innecesaria, en un lugar donde supuestamente se privilegia el conocimiento por encima de la brutalidad? Una imprudente y desaseada forma de manejar las instituciones, especialmente una tan importante como la universidad Reflejo de la escasa inteligencia y experiencia en la asesoría y carencia de tacto en la operación" Sobrino incómodo Existen muchas versiones sobre las causas por las cuales Jesús Lavín no habría tenido el "derecho" a una "salida política", pero todas coinciden en que la fundamental habría sido la serie de enfrentamientos que se fueron dando entre el rector y Hernández Flores Uno de estos choques se registró cuando Lavín le negó ayuda a Eugenio Salinas Hernández, sobrino del gobernador, para que fuera líder estudiantil en la Facultad de Veterinaria También fuentes cercanas al exrector han mencionado que otro desencuentro se dio cuando el ahora exrector pretendió favorecer a la constructora de su concuño Antonio Rodríguez Morales, con un contrato por más de 200 millones de pesos para demoler el actual Estadio Universitario, y crear allí un estacionamiento, proyecto que incluye la edificación de una biblioteca central y de un estadio más grande Según estas fuentes, el gobernador tenía como "su recomendado" a la constructora de su tío Antonio Carlos Valdez Balboa Pero la versión más fuerte es que, supuestamente aconsejado por Yarrington, Lavín se habría negado a acceder a una práctica que, según esto, ha sido común en los últimos años: entregar al gobierno 50% de los recursos que la casa de estudios recibe como subsidio estatal, a fin de destinarlos a campañas políticas, incluida la que realizó el año pasado el propio Hernández Flores "Esto ha sido una forma para que el gobierno tenga disponibles recursos a los que no se les puede dar seguimiento", explicó una fuente cercana a la rectoría; "mientras el rector les firma que reciben más de 420 millones de pesos, realmente le entregan 50%, pero le dan manos libres para que pueda tener ingresos propios, como cobros de cuotas, credenciales o revalidaciones a costos mayores que otras universidades del país" De acuerdo con esto, Lavín se rebeló a esta práctica, a la vez que había empezado a moverse para su reelección; así mismo, ya había hecho algunos cambios estatutarios para protegerse y aportaba recursos para los intereses políticos de Yarrington "Geño necesita el dinero para apoyar la campaña de Madrazo, y por eso buscó tener un rector más a modo", explicó la fuente, "a eso se debió este golpe"

Comentarios