Enojo sin fundamento

lunes, 21 de febrero de 2005
Washington (apro) - El alboroto y expresiones de nacionalismo de funcionarios y políticos mexicanos que provocó Porter Goss, el nuevo director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), con su análisis sobre los potenciales escenarios en México por las elecciones presidenciales de 2006, entre varias cosas, evidenció la ignorancia del secretario de Gobernación, Santiago Creel, sobre el tan conocido, aunque desacreditado, trabajo que realiza la agencia estadunidense de espionaje “Es equívoco, es erróneo y es falso”, declaró Creel al hablar del informe que presentó Goss ante el Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara de Senadores del Congreso federal de Estados Unidos Goss como director de la CIA está obligado por ley a presentar un informe sobre los problemas o preocupaciones “potenciales” que puedan darse en los países donde hay intereses estadunidenses; y sobre todo, en naciones a las que proporciona asistencia financiera Estos análisis de inteligencia se hacen con mucha frecuencia en el Capitolio, en audiencias públicas y a puerta cerrada En el presupuesto para el año fiscal de 2006 (que inicia el 1 de octubre) que envió al Capitolio el presidente George W Bush, el pasado 7 de febrero, el Departamento de Estado solicitó 30 millones de dólares para apoyar diversos programas de desarrollo económico y entrenamiento militar para México Por ésta y otras razones, Goss tenía, por obligación, que presentarles a los legisladores los escenarios que él presume, podrían ocurrir en México en las elecciones presidenciales del próximo año “Las campañas para la elección presidencial de México en 2006 podrían ser una prueba para los progresos (en materia) fiscal, laboral y la reforma energética”, fue la breve declaración especifica sobre México de Goss al Comité senatorial De entrada, lo que dijo el director de la CIA lo hemos escuchado muchas ocasiones en la voz del mismo presidente Vicente Fox, y en la de varios miembros de su gabinete El foxismo culpa al Congreso mexicano del estancamiento en la reforma integral que ha pedido para mejorar el desarrollo económico y social del país Goss no miente ni está haciendo un pronóstico errado, si ahora que apenas empieza al proceso de la elección del candidato presidencial del PRI, PAN, PRD y los demás partidos políticos, el tema de las reformas ha pasado a último término; en plena la lucha por Los Pinos el asunto se manejará como parte de las promesas de los mismos candidatos a los mexicanos, pero para cuando lleguen a la Presidencia Creel no debería sorprenderse ni mucho menos envolverse en la bandera mexicana por lo que diga la CIA, si al fin como él dice: La CIA “frecuentemente se equivoca e induce decisiones equivocadas” El espionaje y la elaboración de informes de inteligencia es también una responsabilidad de la Secretaria de Gobernación ¿Será acaso esto algo que también ignore Creel? Aunque no es para justificar al enojo sin fundamento de Creel, es posible también, y a su vez grave y alarmante, que el secretario de Gobernación se haya dejado llevar por la nota de primera plana del periódico El Universal, que con el titulo: “México potencial punto de conflicto” informó sobre lo que declaró Goss en el Capitolio El director de la CIA nunca dijo que México era un potencial punto de conflicto “En América Latina, la región está entrando a un mayor ciclo electoral en 2006 Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Perú y Venezuela tendrán elecciones presidenciales Varios países clave en el hemisferio son potenciales luces de alerta (flashpoints) en 2005” El error en la traducción de las declaraciones de Goss se justifica al diario, todos los reporteros cometemos errores Pero es lamentable y deplorable que Creel inocentemente repita lo que dicen los periódicos Si él está a cargo de una Secretaría que, entre otras cosas, se dedica a interferir teléfonos de funcionarios y políticos, por lo menos debería asegurarse de que en su dependencia haya traductores confiables o diccionarios

Comentarios