Detectan en Veracruz malos manejos en el impuesto a la nómina

viernes, 4 de febrero de 2005
* El fideicomiso a cargo de Lazo Margáin recaudó 805 mdp y soló se depositaron 493 millones Jalapa, Ver , 3 de febrero (apro)- En la revisión de la cuenta pública 2003 del gobierno del estado, se observaron irregularidades en el manejo del Fideicomiso de Administración del Impuesto a la Nómina, ya que lo captado por el cobro de este gravamen no se utilizó para los fines legalmente establecidos La imposición de este gravamen, creado en 2002 bajo la gestión de Miguel Alemán Velasco, generó una serie de reacciones en contra de parte de diversos sectores, principalmente de organizaciones empresariales, que no sólo amagaron con afectaciones en sus plantillas de trabajadores, sino también auguraban malos manejos en el cobro del 2% a la nómina Para el manejo de estos recursos se creó el Fideicomiso de Administración del Impuesto a la Nomina, a cargo del entonces jefe de la Oficina del Programa de Gobierno, Lorenzo Lazo Margáin, sin embargo, en revisiones que efectuó el Órgano de Fiscalización Superior (Ofris) se detectaron serias irregularidades en aquél Como resultado de la auditoría se observó que durante 2003 el gobierno estatal recaudó un total de 805 millones 152 mil pesos, sin embargo, solamente se depositaron al fideicomiso 493 millones 553 mil pesos, “dejando un pasivo pendiente de 311 millones 599 mil” al 31 de diciembre de ese año En 2003, según el documento, se reportó que este fideicomiso recibió recursos por concepto de bursatilización por 421 millones 200 mil, pero la Sefiplan informó que de los 450 millones obtenidos por este concepto, se retuvieron 75 millones para gastos y reservas, “dando como resultado que sólo se hayan transferido 375 millones” No obstante, no se presentó información sobre la autorización de inversiones en valores, a través de la Sefiplan, por 240 millones, ni tampoco copias de los estados de cuenta bancarios, “donde se muestren las inversiones en valores a favor del fideicomiso, indicando plazo y tasas correspondientes” Según el informe de resultados, y por el que el extitular de la Oficina del Programa de Gobierno recibió una severa amonestación del pleno de la Legislatura local, este fideicomiso mereció dos observaciones financieras y diez técnicas; tres recomendaciones financieras, dos limitaciones y una salvedad, que en total suman 18 asuntos pendientes de aclaración En las observaciones de carácter financiero, durante el ejercicio 2003 se pagaron con cargo al patrimonio del fideicomiso diversas adquisiciones de bienes por un monto global de 56 millones 974 mil pesos, “que no corresponde a gastos o inversiones previstos en las bases del decreto por el que fue creado el fideicomiso” De acuerdo con el decreto, los recursos captados por este impuesto serían destinados a obra pública y generación de empleos, empero, parte de este dinero se invirtió en la adquisición de equipo de bomberos, para los sistemas de observación meteorológica y para naves industriales A este último rubro se canalizaron 6 millones 772 mil pesos Amigos de contratistas Sobre el último renglón, cuyo importe autorizado fue de 11 millones para la construcción de naves industriales vía el Fideicomiso Público Relacionado con el Medio Empresarial del Gobierno del Estado (Firme), se detalla: “Se detectó que estos recursos sirvieron para financiar al Grupo Corsetero y Diseño SA de CV”, a través de un contrato mutuo simple Tampoco “respetaron los lugares en que debieron construirse las tres naves industriales”, es decir, en El Higo-Tantoyuca, Tamalín y Coyutla-Papantla, y se hicieron en Huiloapan de Cuauhtémoc, Paso del Macho e Ixtaczoquitlán Pese a que estos recursos fueron asignados por el comité técnico del fideicomiso a la Secretaría de Desarrollo Económico “fueron transferidos a Firme y a los contratistas” cerca de 7 millones 951 mil, y 7 millones 25 mil pesos, respectivamente, por lo que, de no solventarse plenamente, “podrían constituir daño patrimonial” En relación con la obra pública ejecutada por la Secretaría de Desarrollo Regional (Sedere), precisó que “ésta se registró en la dirección general de Desarrollo Urbano y se observó un probable pago improcedente” Por ejemplo, explicó, de la construcción del circuito Presidentes, en la ciudad de Jalapa, tramo avenida Murillo Vidal-20 de Noviembre, “por el contrato número uno falta por amortizar un monto de un millón 136 mil pesos de anticipo otorgado al contratista, más los intereses” En el análisis técnico de esta misma obra, cuya construcción tardó casi dos años”, también se detectó “que en el contrato dos, en el expediente técnico unitario, no se encontró la fianza de vicios ocultos” En torno a la obra pública ejecutada a través de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, también se presentaron observaciones administrativas, como en la rehabilitación y modernización del sistema de riego Pantepec-Vinazco, en el municipio de Álamo Temapache Es decir, en el expediente técnico unitario no se encontró la fianza de vicios ocultos, y de la revisión física de esta obra se observó que se encuentra sin terminar, pues falta la electrificación en alta y baja tensión, preparación del terreno, líneas de canales revestidos de cárcamo y construcción de los laterales, “por lo que puede existir un pago improcedente” Lo más grave, en similares circunstancias se encuentra un sinnúmero de obras En resumen, la dependencia encargada de la operación del Fideicomiso de Administración del Impuesto sobre Nomina, no cumplió con las disposiciones legales; los principios de contabilidad oficial que sustentan el correcto registro de las operaciones, y la elaboración y presentación de los estados financieros con información suficiente y de importancia relativa

Comentarios