Plantón de campesinos del Valle del Mezquital, en Pachuca

sábado, 5 de febrero de 2005
* Exigen se detenga a defraudador que vendió tierras sin escrituras Pachuca, Hgo , 4 de febrero (apro)- Un centenar de campesinos provenientes del Valle del Mezquital se plantó a las afueras de palacio de gobierno para exigir el cumplimiento de una orden de reaprehensión en contra de Nicasio Trejo, un defraudador que sigue libre A Nicasio Trejo lo acusan de haber vendido sin escrituras un predio de 20 hectáreas que pertenecía a varios ejidatarios de la cabecera municipal de Ixmiquilpan, sin embargo, no se ha aplicado la justicia porque este personaje es un protegido del líder estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Isidro Pedraza Algunos de los defraudados, como María de los Ángeles Sarza, señalan que, incluso, ahora tienen la dificultad de acceder a sus propios predios, debido a que Nicasio Trejo donó seis hectáreas, y ahora hasta el Instituto de Vivienda de Hidalgo (Invidah) les ha retrasado sin motivo la entrega de sus escrituras Al acudir a la Procuraduría local, les indicaron que no podían hacer nada porque el sujeto referido “era amigo de Isidro Pedraza”, quien goza de protección de parte del gobierno estatal Sarza denunció que toda la familia Trejo se dedica al comercio y que creyeron de buena fe en su palabra El predio de 20 hectáreas que reclaman, inicialmente lo habían adquirido con esta familia, quien al parecer lo revendió a terceras personas Este conflicto lleva doce años sin solución, pero hasta el momento las autoridades sólo siguen prometiendo “empaparse de elementos” y resolverles, pero se quejan que para investigar ya expiró el plazo Demandaron frenar la impunidad y se aplique la ley en contra de Nicasio Trejo y de Isidro Pedraza, a quien señalan de ser un dirigente tan influyente que, “donde quiera va, los funcionarios se ponen a sus pies” Nicasio Trejo, tras el fraude, hasta regresó con ellos para solicitarles el pago extra para la instalación de servicios, con los que tampoco cumplió, y ahora se pasea tranquilamente por las calles, pese a existir una orden de aprehensión

Comentarios