Negociaciones palaciegas

martes, 8 de febrero de 2005
México, D F, 7 de febrero (apro)- El proceso de desafuero contra Andrés Manuel López Obrador entró ayer a su recta final y con ella los señalamientos del jefe de Gobierno capitalino en contra del PRI El sábado, López Obrador dijo que detrás de su desafuero está no sólo Vicente Fox y el panismo, sino también Roberto Madrazo, Manlio Fabio Beltrones; y el propio Emilio Chuayffet Chemor, jefe de la bancada priista en la Cámara de Diputados y quienes tienen en sus manos el futuro inmediato del tabasqueño Esta semana, Proceso publicó un presunto encuentro entre Chuayffet y Vicente Fox para acordar ir juntos en el juicio de procedencia El coordinador parlamentario lo negó este día En otra de las versiones se habla de que al encuentro no sólo asistió Chuayffet sino el propio Madrazo En síntesis, el problema sobre el desafuero no está en los medios de información, sino en los pleitos internos del propio PRI donde la directiva nacional dice no a cortarle el aire a López Obrador y otro grupo, encabezado nada menos que por el jefe de la bancada y quien tiene gran ascendente sobre los dos miembros del PRI en la Sección Instructora, dice que no está en ese juego, pero ordena acortar los tiempos en contra del jefe de Gobierno Si Chuayffet no está interesado en el desafuero de López Obrador tendrá entonces que explicar por qué sus dos legisladores, Francisco Frías y Rebeca Godínez le obedecen a “pie juntillas”, porqué durante casi un año se mantuvieron al margen del proceso y en el último mes asumieron una posición digna de un Ministerio Público Existen dudas sobre la actuación de estos legisladores que, si bien respetan la ley, han podido encontrar resquicios legales para ponerla a modo e impulsar los trámites correspondientes Si no lo creen, ahí está el caso del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Mariano Azuela, a quien en un principio estos mismos legisladores, Godínez y Frías, encontraron que no podía ser sometido a jurado de procedencia cuando así lo demanda un particular Ahora, cuando la fracción del PRI tiene un pleito con el Poder Judicial y en especial con Azuela, resulta que siempre sí Que el juicio de procedencia sí puede llevarse a cabo Este cambio de parecer y que fue documentado por Proceso, según un nuevo dictamen sobre el tema que elaboró la propia Godínez, hacen poco confiables a los legisladores Es claro que el PRI es quien decidirá sobre el desafuero de López Obrador, lo que todavía no se alcanza a comprender es a cambio de qué Chuayffet pudiera estar negociándolo ¿O será parte de una estrategia de Roberto Madrazo, en la que, por un lado dice que no al desafuero y, por otro, lo impulsa a través del político mexiquense, quien nunca, por cierto, ha sido parte de su equipo? Al tiempo

Comentarios