John Waters, homenajeado en el Festival de Cine de Guadalajara

sábado, 12 de marzo de 2005
Guadalajara, Jal , 11 de marzo (apro)- Con un reconocimiento a la trayectoria del cineasta estadunidense John Waters y la proyección de su reciente película A dirty shame inició el XX Festival de Cine en Guadalajara El director independiente negó en conferencia de prensa ser una leyenda del cine de autor Sonriente y de buen humor comentó que sus primeras películas se las financió su papá y que para escribir un guión no necesita tomar o drogarse, porque es muy disciplinado Cineasta autodidacta, Waters (nacido en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, en 1946), comenzó a filmar cortos en 8 milímetros en su adolescencia En 1967 realizó un mediometraje en 16 milímetros, Eat your make up, y posteriormente hizo Mondo trasho, su primer largometraje, terminado en 1969 luego de varios escándalos que incluyeron la detención del director y sus actores, acusados de exhibicionismo Eso fue sólo el principio de sus provocaciones Al año siguiente dirigió la que el mismo Waters califica como “su primera atrocidad celuloide”: Multiple maniacs Sin embargo, fue Pink flamingos la que se convertiría en un película de culto y cimentaría la fama de Waters Después de Female trouble, Desperate living y Polyester (Una loca, loca familia americana), filmó una extravagante comedia sobre las estrellas adolescentes de los años sesenta: Hairspray (¡Muévanse todos!) Tuvo un notable éxito y la crítica lo alabó, entonces se le abrieron las puertas de Hollywood, pero sigue rodando sus proyectos personales

Comentarios