Asesinato fallido

domingo, 13 de marzo de 2005
Conmocionada y aún sin recuperarse de sus heridas físicas y emocionales, Giuliana Sgrena, periodista de Il Manifesto, ofreció en un artículo titulado “Mi verdad” su testimonio sobre el secuestro de que fue objeto por parte de un grupo de la resistencia iraquí, cuyos integrantes le advirtieron: “los estadunidenses no quieren que vuelvas”, publica Proceso en su edición de este domingo 13 de marzo Sgrena era un testigo incómodo para las fuerzas de ocupación Sus reportajes sobre la invasión a Irak empezaron a publicarse en enero de 2003 Con base en testimonios directos e intensas investigaciones, la periodista denunció la matanza ocurrida en la ciudad de Faluya, las torturas en la prisión de Abu Ghraib y los crímenes de guerra de los ejércitos estadunidense y británico “No descarto que yo haya sido el objetivo del tiroteo A los estadunidenses no les gusta este tipo de operaciones (de rescate) y creo que les puede haber disgustado el éxito en las negociaciones para mi liberación”, declaró la reportera italiana en una entrevista a la cadena de televisión Sky El presidente de Estados Unidos, George W Bush, rechazó esta versión y atribuyó el tiroteo a “un error de comunicación” Sin embargo, el director de Il Manifiesto, Gabriele Polo, fue enfático: “Para mí fue un auténtico asesinato”, dijo en referencia al ataque armado en el que Nicola Calipari, jefe del servicio secreto italiano en Oriente Próximo, murió al proteger con su cuerpo a la periodista, destaca el reportaje que aparece este domingo 13 de marzo en Proceso

Comentarios