El hombre del sexenio

miércoles, 16 de marzo de 2005
México, D F, 15 de marzo (apro)- La Cámara de Diputados reprobó el primer año de gestión de Vicente Fox, pero gracias a la habilidad política, además de la financiera, de Francisco Gil Díaz el foxismo logró imponer a los legisladores su criterio y que la calificación política se matizara Desde el año 2003 la Cámara de Diputados intentó dictaminar la cuenta pública de 2001 de Fox, hubo varios proyectos de dictamen incluyendo uno de la Auditoría Superior de la Federación donde hizo fuertes cuestionamientos a la administración foxista, pero el cabildeo de Gil Díaz impidió que el documento tuviera eco entre los legisladores Apenas la semana pasada la diputación de Roberto Madrazo y los legisladores perredistas habían acordado reprobar en su totalidad el primer año de Fox Carlos Hurtado, subsecretario de Egresos, por orden de Gil Díaz empezó a operar nuevamente y logró que el documento final sufriera algunos cambios Así, en lugar de que en forma tajante la Cámara sostuviera que los resultados de la administración no se ajustan al presupuesto ni ha cumplido con los programas de gobierno planteados, matizó su dictamen final sosteniendo que sólo en algunos rubros no ocurrió esto Es probable que el dictamen sea aprobado esta semana en el pleno de la Cámara de Diputados, la Comisión de Presupuesto ya hizo lo suyo atendiendo las recomendaciones de Gil Díaz y seguramente su jefe, Vicente Fox, le estará muy agradecido Con la revisión de la cuenta pública 2001 el secretario de Hacienda ha dejado en claro que su poder es mucho mayor de lo que algunos diputados pensaban y no hay por qué dudarlo, pues a 10 años de haber participado en uno de los fraudes más descomunales a la hacienda pública, el Fobaproa, Gil Díaz se mantiene fuera de la cárcel El secretario de Hacienda no es un funcionario más del gobierno de Fox y no podría comparársele nunca con el resto del gabinete, pues gracias a él el país se ha mantenido a flote Sus habilidades van más allá del sector financiero logrando incursionar en el ámbito legislativo Ya logró que el desfavorable dictamen en contra de su jefe se matizara, ahora va por la Ley de Presupuesto para que, de facto, se le dé la razón a Fox en la controversia que mantiene con el Poder Legislativo Para esto se encuentra operando, pues desde su secretaría han salido varios comunicados intentando convencer a los gobernadores estatales para que éstos, a su vez, convenzan a sus diputados para que aprueben la citada ley Sin duda que sus dotes de economista, la forma en que ha esquivado el problema el Fobaproa y ahora su intromisión en los procesos legislativos hacen de Francisco Gil Díaz el hombre del sexenio, sin él difícilmente Vicente Fox hubiera llegado a su quinto año de gobierno y menos a que la Cámara de Diputados le aprobara los grandes errores bajo los cuales ha conducido al país

Comentarios