ISOSA y Fobaproa, cuentas pendientes (Segunda y última parte)

miércoles, 16 de marzo de 2005
* El predictamen de la Cuenta Pública 2001, tapadera de Fox México, D F, 15 de marzo (apro)- El escándalo del Fobaproa y la sospechosa creación de ISOSA, a cargo del titular de Hacienda, Francisco Gil Díaz, son dos temas que no ha querido encarar la gestión de Vicente Fox, sin embargo, desde San Lázaro se han desplegado acciones no para transparentar estos temas, sino para encubrir las cuentas del foxismo Así, se llegó a la elaboración de un predictamen de la Cuenta Pública de 2001, mismo que adolece de varias lagunas y, sobre todo, no deslinda responsabilidades El texto estuvo a cargo del diputado perredista Guillermo Huízar, sin embargo, el documento no gustó a los miembros de su bancada ni al PAN El diputado del PRD, Alfonso Ramírez Cuellar, también integrante de la Comisión y Presupuesto, cuestionó precisamente el que no se haya satisfecho con lo que estableció la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su “atenta nota”, y que es fijar un pronunciamiento político en la calificación del primer año de gobierno de Vicente Fox Contabilidad paralela “La Cuenta Pública tiene que ir a fondo, y su revisión no puede quedarse en el traslado mecánico de lo que hizo la ASF Hay que exigir se profundice y se demande el esclarecimiento en los dos puntos controvertidos, que son ISOSA y Fobaproa “Hay una completa oscuridad sobre estos dos fideicomisos y su contabilidad paralela De no quedar claras las observaciones, se corre el peligro de que la revisión de la cuenta sea una tapadera Así como no se profundiza en estos dos fideicomisos, tampoco se hace un pronunciamiento sobre las dos controversias que en torno a estos temas interpuso el Ejecutivo federal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación contra el trabajo de la ASF, y en consecuencia de la Cámara de Diputados”, sostiene Ramírez Cuéllar Y es que una vez que la ASF dio a conocer las irregularidades por 45 mil millones en el caso Fobaproa, y 45 mil millones en el caso ISOSA, intentó fincar responsabilidades a funcionarios y exfuncionarios, así como la exigencia de que el dinero regresara al erario federal, pero no lo pudo lograr debido a que el Ejecutivo federal interpuso, el 2 de octubre de 2003, una controversia contra la actuación del auditor, e incluso cuestionó sus facultades que están establecida en la Ley de Fiscalización, y que el mismo Vicente Fox firmó como decreto presidencial un año antes Al respecto, Ramírez Cuéllar comenta que si no se deja en claro que el auditor tiene todo el respaldo de la Cámara de Diputados, o en su caso no se aclaran las operaciones de Fobaproa e ISOSA, “existe el peligro de que este predictamen se convierta en tapadera, volviendo a esconder y mantener la impunidad de algunos funcionarios federales” Falta de certeza jurídica Para los panistas el dictamen es también cuestionable, aunque sus argumentos son distintos En lo único que coinciden con los perredistas es en la falta de señalamientos claros, como nombres de funcionarios o dependencias que participaron en las irregularidades José Isabel Trejo Reyes, diputado del PAN y miembro de la Comisión de Presupuesto, aseguró que el predictamen es “ridículo, carece de certeza jurídica y es tan general que todos y nadie es culpable” “No estamos de acuerdo con el documento porque es muy general, es el decreto más corto de toda la historia Se hacen observaciones pero nunca se dice cómo fue que se justificaron los 218 mil millones de pesos, y tampoco cómo soporta las irregularidades por 345 millones de pesos No dice entidades, no da nombres, y las responsabilidades tienen nombre y apellido” Para el diputado zacatecano, el predictamen implica también “una irresponsabilidad, porque nunca hace concreciones sobre sus señalamientos En los principios de contaduría, y cuando se trata de la vida pública tienen que darse pelos y señales, la pregunta es: a quiénes se les fincan responsabilidades No da pruebas de sus dichos Habla de incumplimiento de leyes pero nunca dice cuáles fueron las entidades que cayeron en falta” Trejo Reyes ejemplifica: “Si a la ASF se le orden que finque las responsabilidades, ésta puede preguntar: ‘¿y contra quién?’ Pero además el predictamen no señala de qué tipo son aquéllas y, en materia de auditorías, se tiene que aclarar si son responsabilidades administrativas, penales o pecuniarias” Y sintetiza El predictamen lo único que pretende es el descrédito político El punto de conflicto para Acción Nacional es el artículo tercero del predictamen, en que se establece que la Cámara “ha comprobado que los resultados no se ajustan a los criterios señalados en el presupuesto ni se han cumplido los objetivos contenidos en los programas En entrevista, tanto Ramírez Cuellar como Trejo Reyes informaron que harán valer esta semana sus argumentos y que se incluyan las aclaraciones en el controvertido predictamen Intromisión de Hacienda El malestar sobre la revisión de la Cuenta Pública alcanzó por igual a la Secretaría de Hacienda, la cual elaboró un documento de seis cuartillas donde desde el primer párrafo descalifica el predictamen “El contenido del proyecto es muy general Toda vez que la mayoría de las afirmaciones hechas en el proyecto de dictamen no cuentan con suficiente sustento técnico, éstas podrían carecer de objetividad, con el riesgo de que el dictamen pueda ser visto como tendencioso” Se refiere a cada los puntos más importantes del predictamen, y en cada uno de ellos hace “recomendaciones”, pide “ajustar cifras”, pretende justificar por qué se dieron los subejercicios en diversas dependencias y sugiere cambios a la redacción del artículo tercero que tanto incomodó también a los panistas Por ejemplo, sobre este punto, en su página cinco, señala: “Cabe mencionar que lo señalado en este artículo resulta muy amplio y ambiguo, toda vez que puede dar a entender que todos los resultados no se ajustaron a los criterios del presupuesto, con lo que podría interpretarse que todos lo objetivos de los programas no se cumplieron “Así mismo, esta afirmación debe modificarse por su falta de objetividad”, ordena Hacienda, la que incluso sugiere que la redacción del artículo incluya que sólo “en algunos casos” (algunas dependencias) no se ajustaron a los criterios ni se han cumplido “algunos” programas El documento de Hacienda fue entregado sólo a Guillermo Huízar, por lo que el presidente de la comisión desconocía el texto al igual que los perredistas Cabilderos de Hacienda Para tratar de convencer de los cambios en la redacción del predictamen, diez funcionarios de Hacienda, encabezados por la Subprocuraduría Fiscal de la Federación, se reunieron el mismo 9 de marzo con Guillermo Huízar, informó el propio diputado, quien no consideró como una intromisión las acciones emprendidas por la SHCP Aunque, contra su dicho, la propia Carta Magna establece que la revisión corresponde sólo a los diputados, nunca habla de que un predictamen reciba órdenes o “sugerencias” de la Secretaría de Hacienda El dictamen se discutió este lunes para, con cuatro años de retraso y sin algún efecto para corregir errores en la administración foxista, pueda ser aprobado en el actual periodo de sesiones

Comentarios