Desdeña Creel reporte de EU sobre derechos humanos

miércoles, 2 de marzo de 2005
* México no quiere un vecino “certificador”, dice * Reclamo oficial a Rice cuando visite el país, anuncia México, D F, 1 de marzo (apro)- Errático, poco serio y con un ánimo “certificador”, fueron los adjetivos que le adjudicó el secretario de Gobernación, Santiago Creel, al reciente informe del Departamento de Estado norteamericano sobre la situación de los derechos humanos en México, al tiempo que el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Brunson McKinley, reconoció que tampoco su país tiene “políticas de migración perfectas” Por tercera ocasión en menos de un mes, Creel volvió a reaccionar frente a un reporte del gobierno de Estados Unidos Subrayó que el punto “es que no deseamos tener un vecino certificador, y particularmente en los reportes que hemos visto del Departamento de Estado recientemente” Explícitamente, el titular de Gobernación reprobó el informe y comentó que tiene “grandes errores” Mencionó, por ejemplo, que en este documento se dice que solamente hay una ministra de la Suprema Corte de Justicia, cuando existen dos, y que no toma en consideración el Programa Nacional de Derechos Humanos que se firmó con la ONU “No se puede tomar en serio un reporte que tenga errores tan manifiestos como los que acabo de apuntar, y muchos otros más”, remató Creel A pregunta expresa, el responsable de la política interior del país anunció que durante la próxima visita de la secretaria de Estado norteamericana, Condolezza Rice, el gobierno de Vicente Fox le reclamará este tipo de informes “Ahí sin duda se le hará ver que este tipo de reportes o señalamientos no ayudan a tener una relación entre los dos gobiernos, en nada ayudan a solucionar problemas comunes, en nada ayudan a que podamos tener una relación productiva y de buena vecindad”, enumeró Creel Tercer golpe al hilo El reciente reporte del Departamento del Estado es el tercer documento al hilo que el gobierno de Estados Unidos emite con opiniones críticas sobre la situación en México El primero fue una advertencia de la embajada norteamericana sobre los riesgos del narcotráfico Hace apenas unas dos semanas, la CIA dio a conocer otro documento en el que insiste en riesgos de ingobernabilidad en el país “El punto no es el diagnóstico que tenemos sobre los derechos humanos en el país –insistió Creel--, lo conocemos, sabemos dónde están las debilidades, dónde están los atrasos, cuál es la agenda pendiente y las acciones que vamos a hacer Ese no es el tema a tratar con Estados Unidos “Y es por eso que reprobamos esa actitud que está teniendo el gobierno norteamericano, de Estado certificador, sea en materia de derechos humanos, sea en el combate al narcotráfico o los demás temas internos” Retornos voluntarios Minutos antes de esta descalificación al diagnóstico del Departamento de Estado, Santiago Creel anunció, en conferencia conjunta con Brunson McKinley, director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la firma de un convenio para abrir una oficina de este organismo en México Esta oficina permitirá, entre otros puntos, un programa de retornos voluntarios asistidos que permitirá bajar el costo de las repatriaciones; se prevé el establecimiento de un sistema de videoconferencias para que cuando se detecte y haga una detención, se puedan sostener comunicaciones con los detenidos a través del sistema de videoconferencias Durante la rueda de prensa conjunta, McKinley fue interrogado por el reciente documento de la embajada de Estados Unidos Primero, se excusó, ya que no puede criticar ni al gobierno mexicano ni al de su país, pero reconoció que el tema migratorio y su vinculación con el respeto a los derechos humanos “es una de las áreas más difíciles de gestar dentro de las relaciones internacionales” Reconoció que ni Estados Unidos tiene políticas migratorias perfectas y que, por lo general, la mayoría de los gobiernos “apenas comienzan a trabajar en este asunto” McKinley opinó hasta sobre el voto de los mexicanos en el extranjero Consideró que sí es posible, aunque “no es nada fácil, es bastante complicado y mucho depende de las elecciones individuales” En su oportunidad, Creel insistió que no será “a través de muros” fronterizos como se podrá sostener una relación de buena vecindad con Estados Unidos Al contrario, agregó, “será a través de un acuerdo migratorio de largo plazo”, a fin de regularizar a quienes trabajan en Estados Unidos

Comentarios