John Bolton: un depredador para la ONU

lunes, 21 de marzo de 2005
San Francisco, 21 de marzo (apro) - El Senado de Estados Unidos ratificará en los próximos días a John Bolton como nuevo embajador de la administración George Bush ante la Organización de Naciones Unidas, una medida que entristece a la comunidad internacional, sobre todo a aquellos que luchan por los derechos humanos en el mundo Bolton, conocido como “Armageddon”, cuenta con un negro historial “diplomático” en contra de instituciones internacionales, incluida la propia ONU, a la que ha atacado en varias ocasiones, incluso pidiendo su desaparición Este diplomático, que ejerce su oficio con mano dura, fue el encargado de impulsar la oposición de Estados Unidos al Tribunal Penal Internacional, bajo el argumento pueril de que todos los países tienen que estar sujetos a la ley internacional, menos Estados Unidos El próximo embajador de la ONU es actualmente subsecretario de Estado para el control de Armas y desde allí se encargó de desacreditar al director de la Agencia Atómica Internacional, Mohamed El Baradei, quien nunca justificó la posición estadunidense en favor de la invasión a Irak bajo el pretexto de las “armas de destrucción” El Baradei tenía razón, después de dos años esas “armas” siguen sin aparecer El señor Bolton ha sido el encargado durante los últimos cuatro años de vigilar los programas nucleares de los nuevos países “enemigos” de Estados Unidos como Corea del Norte, Siria o Irán Según su punto de vista nadie puede tener armas nucleares, solo Estados Unidos, claro está Perteneciente al sector “neocon”, es decir, los fundamentalistas religiosos de la administración Bush, Bolton se ha destacado particularmente por sus descalificaciones hacia la ONU Primero fue el artífice de una iniciativa que reducía la proliferación de armas en el mundo, pero saltándose la participación de la ONU Entre sus frases célebres, se encuentra una auténtica muestra de su intolerancia: “Por mí, si la ONU pierde 10 pisos, no hay franca diferencia”, dijo cuando Kofi Annan anunció su voluntad de limitar los conflictos armados para así instalar las fuerzas de la ONU El próximo embajador de Estados Unidos ante la ONU, dijo en una conferencia de prensa que “las Naciones Unidas no existen como institución” y cuando le preguntaron de qué manera reformaría el Consejo de Seguridad fue absolutamente claro: “La reforma sería poner en el Consejo de Seguridad a un solo miembro permanente porque ese es el reflejo real de la distribución de poder en el mundo Ese mimbro sería Estados Unidos” La nominación de un sujeto de estas características ha dejado estupefactos a los diplomáticos de la ONU, quienes en privado han mostrado su rechazo, aunque públicamente pocos se han atrevido a elevar su voz El gobierno de China ha calificado oficialmente su elección como “interesante”, aunque Corea del Norte fue más directo al considerar que el puesto ha sido otorgado al “más indeseable” de los hombres y, por tanto, “elevará la tensión en la ONU y la comunidad internacional” Y es que Bolton calificó “diplomáticamente” el régimen de Pyongyang de “pesadilla infernal, bajo un dictador tiránico”, cuando “negociaba” con ese país, el tema de las armas nucleares Jim Jong III declaró que Bolton era “escoria humana” Y es que Bolton dijo en 2003 que después de terminar la guerra contra Irak y derrotar al régimen de Saddam Hussein que él se iba a “encargar” de seguir con Irán, Siria y Corea del Norte, ya que, según su opinión bélica, la ONU no había hecho su trabajo al eludir imponer sanciones o “acciones enérgicas” contra estos países En el haber de Bolton también se cuenta su trabajo en las políticas de Ronald Reagan y su participación en el apoyo a la contra nicaragüense para hacerle la guerra sucia al legítimo gobierno sandinista En América Latina, otro de sus escenarios preferidos fue Chile, donde defendió a Augusto Pinochet y sus atrocidades cometidas durante la dictadura Los últimos años, los ha dedicado a sus ataques directos contra Cuba Bolton dijo hace dos años que la isla tiene capacidad para desarrollar armas biológicas; aunque por supuesto no ha presentado ninguna prueba hasta el momento En el sector internacional de derechos humanos el disgusto aumenta, la ONG Global Solutions afirma en su página web que nombrar a John Bolton para la ONU es como “poner al zorro en el gallinero” En el ámbito político sus propios compañeros de partido, como el senador republicano Lincoln Chafree, de Rhode Island, han mostrado su tristeza; mientras en el lado demócrata se preparan para impugnar el nombramiento: “Es la nominación más inexplicable que el presidente podría haber realizado”, dijo el senador John Kerry, excandidato a la Presidencia Para el senador demócrata John Corzine, miembro del Comité de Inteligencia, Bolton no mejora el diálogo multilateral: “Me siento profundamente desilusionado, él es responsable tanto como cualquier miembro de la Administración por las confrontaciones innecesarias con el resto del mundo y por el aislamiento internacional que plagó el presidente Bush en su primer término Ahora, cuando estamos construyendo un puente y reforzando las alianzas para nuestra seguridad nacional; él es una persona pobre de servir como conciliador de la ONU” Amigo del senador Jesse Helms, el famoso senador que impulsó el bloqueo contra Cuba, Bolton es considerado un patriota defensor de su país: “John Bolton es el tipo de hombre con quien yo quisiera estar en el Armageddon (el fin del mundo), si fuera mi suerte estar presente en lo que se prevé será la batalla final entre lo bueno y lo malo en este mundo” Es el típico lenguaje de los fundamentalistas del cristianismo renacido de Bush y sus halcones “los neocons” Condoleezza Rice se lo quitó de encima, ya que el “lobby duro” encabezado por Donald Rumsfeld y Paul Wolfowitz pretendía que Bolton se convirtiera en el número dos del Departamento de Estado Cuando ganó las elecciones en noviembre del año pasado, George Bush aseguró que su política internacional sería el diálogo y la diplomacia multilateral Su nuevo embajador ante la ONU nos confirma lo contrario: el presidente estadunidense ha elegido a un depredador dañino para el mundo

Comentarios