Al borde del precipicio

lunes, 28 de marzo de 2005 · 01:00
* El PAN nunca había estado en “tan grave riesgo” * Con Espino, puede perder la elección del 2006: exdirigentes México, D F, 28 de marzo (apro)- Para exdirigentes panistas, con la llegada de Manuel Espino Barrientos a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, el futuro del partido nunca había estado en “tan grave riesgo”, ahora en peligro de perder la elección presidencial del próximo año Acusado de ser “intolerante y represor”, y miembro de la organización clandestina ultraderechista de El Yunque, Manuel Espino –electo el pasado 5 de marzo como dirigente del PAN, un proceso calificado como “viciado” por Luis H Álvarez--, ha prometido que será “imparcial” en la contienda interna para elegir al candidato a la Presidencia de la República, en 2006 Desde que asumió la jefatura del PAN, hace 20 días, Espino ha tenido que sortear una serie de críticas y acusaciones como, por ejemplo, haber auspiciado la llegada a la cúpula panista de Marta Sahagún de Fox, estar ligado a organizaciones ultraconservadoras y enarbolar la “derechización” del partido fundado en 1939 por Manuel Gómez Morín “No soy un político de ultraderecha, sino ultraderecho, lo que es diferente”, dijo Espino a Apro, en una entrevista realzada en vísperas de la elección interna panista “Voy a ser un presidente (del PAN) no de ultraderecha, porque no soy un político de ultraderecha Quiero que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) sea ultraderecho, que vea por los intereses del partido y no de algunos cuantos “Es decir, que comparta su responsabilidad con los comités estatales, no en beneficio de proyectos particulares Eso no es derecho Yo quiero jugar derecho Y si a eso se refieren con el riesgo de ultraderechizar al partido, entonces mis críticos tienen razón Vamos a ser una dirigencia superderecha, que juegue derecho con los panistas, con los ciudadanos” Espino, quien se describió como un “hombre franco”, sentenció: “Yo no ando disimulando cosas o desviando la atención en asuntos que no tienen importancia Hay que decir las cosas como son, y dar la cara Y si yo tuviera un problema con el presidente Fox o con la señora Marta, lo diría No tengo por qué ocultarlo” Dijo además: “Nunca he estado en una organización secreta Nunca fui miembro del MURO o de El Yunque, como se llegó a decir” También cuestionó la labor de Luis Felipe Bravo Mena, seis años al frente de Acción Nacional, al considerar que el blanquiazul “no ha asumido a plenitud su responsabilidad de ser el partido en el gobierno” Admitió: “Eso nos ha faltado… A ratos nos hemos asumido como si aún fuéramos un partido de oposición Nos ha faltado contundencia y determinación para poner nuestro trabajo al servicio de México” En esa ocasión, Espino --originario de Durango, pero quien hizo su carrera política en Sonora y Chihuahua--, censuró también lo dicho por el diputado panista Germán Martínez Cazares, quien, al declinar como candidato a la presidencia de Acción Nacional, advirtió que el PAN se enfrentaba a un peligro: la “derechización” Dijo: “No hay ese riesgo Yo he andado por el país y no he visto a la ultraderecha… Creo que es imprudente decir cosas sin fundamento Es momento de la unidad; no debemos provocar la desconfianza interna” En entrevistas por separado, Jorge Eugenio Ortiz Gallegos y Jesús González Schmal, quienes en 1992 renunciaron al PAN, impugnaron el arribo de Espino al Comité Ejecutivo Nacional del partido, al que han acusado de haber olvidado sus principios, permitir la llegada de las cúpulas empresariales y “parecerse cada vez más al PRI” Para González Schmal, actual diputado federal de Convergencia, Espino representa “una etapa más de la degradación que ha habido en el PAN desde la década de los 80, cuando un grupo de empresarios, que rompió con el sistema luego de la nacionalización de la banca, se infiltró en el PAN” Afirmó que la reelección de Luis H Álvarez como presidente del partido, en 1989, “se convirtió en el primer fraude electoral en la historia del partido”, y dijo que, con la llegada de Espino, la “extrema derecha se ha apoderado del PAN”, en momentos en que “la oposición de panistas, con otras ideas y concepción, es realmente débil” Señaló: “Espino es un tipo pragmático, de pocos escrúpulos, dispuesto a reunificar al partido en función de intereses, repartos de posiciones y clientelismo, con el fin de superar una etapa que tiene al PAN a punto de perder el relevo presidencial” A su vez, Ortiz Gallegos dijo: “A pesar de las luchas por un partido mejor, lo cierto es que continúa la derechización del PAN El caso de Espino ha generado la crisis más grave en los 66 años de vida de Acción Nacional “El hecho de que Espino haya creado una comisión política con miembros de Los Pinos, con Marta Sahagún a la cabeza, es algo increíble Es poner al partido en manos del gobierno federal Eso no lo ha hecho ni siquiera el PRI”, concluyó

Comentarios