Cumbre de Waco: "Almuerzas y te vas"

lunes, 28 de marzo de 2005
Washington, 28 de marzo (apro) -- La “Cumbre de Waco” --como algunos funcionarios mexicanos bautizaron a la reunión que sostuvieron los presidentes George W Bush de Estados Unidos, Vicente Fox de México y el primer ministro de Canadá, Paul Martin—fue un éxito para el mandatario estadunidense: impuso el tema de la seguridad como prioridad en la agenda de los tres países En el vacío quedaron las denuncias, reclamos, bravuconerías y desplantes de nacionalismo de Fox y del secretario de Gobernación, Santiago Creel La esperada reunión presidencial en tierras texanas dejó un sabor amargo en funcionarios mexicanos que inocentemente pensaban que Bush asumiría con Fox el compromiso de lograr que el Congreso de su país apruebe una reforma a las leyes de inmigración antes de que termine el sexenio “Depende del Congreso”, dijo Bush en la rueda de prensa que se realizó en la Universidad de Baylor, en la que el presidente de México se vio acartonado, nervioso y como con ganas de que el evento terminara pronto Bush se salió con la suya Seguridad fronteriza es el nombre del juego para la vigilancia en Estados Unidos, Canadá y México El presidente de Estados Unidos teme que por territorio mexicano lleguen a su país terroristas camuflageados de inmigrantes indocumentados Fox y Creel se ofenden nada mas en pensar que esta teoría se este convirtiendo en la comidilla cotidiana de políticos en Washington Sin embargo, en Waco el presidente de México y su secretario de Gobernación se aguantaron –como los machos-- el coraje y aceptaron todo lo que impuso la Casa Blanca en la llamada Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte En Waco fue patético observar que entre los “amigos” lo más notable fueron sus diferencias Bush se quedó en su rancho con la garantía foxista de que en la frontera común la seguridad es lo más importante…Con todo y barda en la zona de San Diego Fox, por su parte, regresó con las manos vacías, como ha ocurrido en lo que va de su sexenio en la relación con su “amigo” de la Casa Blanca Es lamentable que el pueblo mexicano se de cuenta a todas luces que los intereses de Bush hacia México están atorados y en espera del próximo sexenio presidencial La razón: el presidente estadunidense sabe que con Fox ya no puede concretar nada importante…salvo la firma de “alianzas” y acuerdos simbólicos A pesar de saber que regresaría con los bolsillos vacíos de se reunión con Bush, Fox causó gastos innecesarios al erario mexicano En lugar de salir para Texas directamente del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, obligó a que el avión hiciera escala --tanto de ida, como de vuelta—en Guanajuato, donde disfrutó las vacaciones de Semana Santa Si a este gasto extra por las escalas del avión presidencial se suma el que provocó Creel y el secretario de Economía, Fernando Canales Clariond, quienes viajaron a Texas por separado, se llega a la conclusión de que salen muy caras las reuniones con Bush, quien por cierto, otra vez dio largas al presidente de México en el tema migratoria Eso si, lo compensó con un almuerzo en su rancho de Crowford, antes de despacharlo “Almuerzas y te vas”

Comentarios