Fox, convidado de piedra en Waco...

lunes, 28 de marzo de 2005
San Francisco, Cal , 28 de marzo (apro)- ¿A quien benefició la reunión trilateral entre Vicente Fox, George Bush y Paul Martin en Waco, Texas? La pregunta la puede contestar hasta un niño de seis años: a George Bush Los otros dos fueron a firmar obedientemente lo que el patrón quería Por supuesto el peor resultado lo obtuvo Fox, quien ni siquiera pudo abordar de manera oficial los temas que interesan a México La Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN) beneficia particularmente a Estados Unidos Bush necesita reforzar sus fronteras con México y Canadá, y por tanto se ha inventado esta “alianza” que establece medidas en materia de seguridad A México también le afecta el tema de seguridad, pero en la reunión de Waco, Fox ni siquiera expuso las necesidades del país, concretamente en referencia a la integridad física de los paisanos que cruzan la frontera La seguridad de México no está incluida en este acuerdo, porque el Ejecutivo se limitó a firmar lo que convenía al país vecino Según Bush la alianza busca la “prosperidad” de la zona ¿Prosperidad a base de explotación de mano de obra barata? Efectivamente, la prosperidad llega, pero sólo a Estados Unidos y, claro, a Canadá El presidente de México respeta muy poco la inteligencia de sus ciudadanos, al afirmar que resolvió todos nuestros problemas con Estados Unidos con sólo 20 minutos de “charla informal-bilateral-personal” con George Bush en el rancho Crawford: “Nosotros ya hicimos nuestra tarea, ya llegamos a un acuerdo global en ese tema”, dijo ¿Es decir, el presidente hizo su trabajo en 20 minutos? ¿Deberíamos felicitar al mandatario por su expedita formar de actuar? ¿O más bien, tenemos que analizar el verdadero alcance de sus supuestos acuerdos? Para empezar, hay que decir que Fox no cuenta con ningún documento firmado sobre la solución a los verdaderos problemas de México, principalmente el tema migratorio; simplemente se vino con una “promesa” de Bush, quien le volvió a repetir por enésima vez, su compromiso de enviar una iniciativa migratoria al Congreso ¿Cuál es la novedad aquí? Ninguna El presidente mexicano se limitó a sostener una “charleta”, no a exponerle con firmeza al presidente estadunidense las urgentes necesidades que en materia migratoria necesitan los millones de mexicanos que viven indocumentados y explotados en Estados Unidos Tampoco le dijo la inseguridad que padecen los paisanos ante los “cazainmigrantes” o la violación a los derechos humanos y laborales que sufren de manera crónica “Ya llegamos a un acuerdo global en este tema”, dijo Fox Un acuerdo fantasma, porque no hay papel, no hay información al respecto, y tampoco hay firma con foto para la posteridad Sólo quedan las vaguedades del Ejecutivo para comprobar que, concretamente, en materia migratoria no hay novedad Eso sí, Bush ofreció su “compasión” a los trabajadores mexicanos ¿Compasión? Es tremendo que a estas alturas el presidente estadunidense en su segundo mandato siga considerando a los trabajadores mexicanos como seres inferiores, desprovistos de todo derecho, a quienes lo único que les puede ayudar es el sentimiento religioso de la compasión Más bien, lo que necesitan los trabajadores es el respeto a sus derechos elementales, el pago de un salario justo y, por supuesto, el acceso a una vida mejor Fox dice que la “propuesta fantasma” sobre inmigración incluye a mexicanos indocumentados, futuros flujos migratorios, el respeto a los derechos laborales y humanos de los paisanos que viven en Estados Unidos y la reunificación familiar de todos los que ya tienen papeles: “Ya no depende del presidente Bush, salvo en su compromiso de llevar la propuesta ante el Congreso” El problema es que Fox, absuelve a su homólogo de toda responsabilidad, sin la menor seriedad No hay rigor en esta propuesta porque carece de acuerdo oficial y firmado El presidente mexicano sólo intenta confundir a la opinión pública con sus palabras En el tema de los “cazainmigrantes”, Fox cuenta que le “demandó, exigió y advirtió” a Bush que actuará ante cualquier acto ilegal o atropello a la dignidad de los paisanos El caso, es que estos grupos llevan “vigilando” la frontera desde hace ocho o diez años y el presidente nunca ha hecho nada, ante los casos de heridas, homicidio y secuestro que sufren los mexicanos, concretamente en el paso de Arizona Sobre el agua, Fox dijo haber conseguido un “buen arreglo” para saldar la deuda de México con Estados Unidos en lo referente a la cuenca del río Bravo: “quedamos totalmente al día”, dijo sobre el Canal Todo Americano, sin explicar que el vital liquido se irá al país vecino Donde sí hubo firma, fue en materia energética Los tres países se comprometen a beneficiar a la región, eliminando regulaciones que resulten costosas para las empresas y desarrollando un plan integral de respuesta ante las emergencias Esto quiere decir, que México seguirá ofreciendo petróleo barato a Estados Unidos y seguirá permitiendo la inversión privada de los americanos en nuestros recursos energéticos para satisfacer las necesidades de la administración Bush En fin, que la reunión de Waco se salda con números rojos para México Y no es para menos, el convidado de piedra ha sido Fox El presidente mexicano, asistió, asintió y regresó con las manos vacías

Comentarios