Plaza Juárez, una parcial inauguración

lunes, 28 de marzo de 2005
* Develan el mural Velocidad de David Alfaro Siqueiros * Falta por construir el museo Memoria y Tolerancia México, D F, 28 de marzo (apro)- Tras más de 17 años de abandono y luego de varias polémicas, el jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador inauguró el pasado 21 de marzo parte de las instalaciones de la llamada Plaza Juárez, diseñada por el arquitecto Ricardo Legorreta Como para no desmentir a quienes han señalado que el Gobierno de la Ciudad de México no tiene el menor interés en los asuntos culturales, en menos de diez minutos López Obrador cortó el listón para abrir simbólicamente la plaza; develó el mural Velocidad, de David Alfaro Siqueiros; y escuchó algunas explicaciones del arquitecto autor del proyecto No dedicó una sola palabra al tema cultural ni se hizo acompañar de su secretaria de Cultura, pese a los valores simbólicos, históricos y culturales no sólo de la propia plaza, sino del entorno Tras inaugurar también el edificio que albergará los juzgados de los familiar del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, López Obrador dio un discurso en el cual, sin mencionar la palabra desafuero, se volvió a tocar el tema que --como los propios funcionarios capitalinos han dicho-- se ha vuelto prioridad para el gobierno Como otras de las obras realizadas, la Plaza Juárez se inauguró sin que los trabajos se hayan terminado realmente Falta por concluir el edificio que ocupará la Secretaría de Relaciones Exteriores, aunque ya está levantada la torre, y se construirá el llamado Museo de la Memoria y Tolerancia, en el cual --según se ha dicho-- se abordará el tema de las guerras étnicas y religiosas Historia de controversias Desde su anuncio el proyecto de la Plaza Juárez fue objeto de debates y cuestionamientos hacia el Gobierno del Distrito Federal De entrada se reprobó que hubiera desembolsado 70 millones de pesos por adquirir los predios pertenecientes entonces a la firma canadiense Reichmann International, constructora de la Torre Mayor Luego se polemizó por haber elegido al arquitecto Ricardo Legorreta como el ejecutor del proyecto, sin abrir un concurso Ana Lilia Cepeda, directora del Fideicomiso del Centro Histórico, respondió en su momento: “Es uno de los mejores arquitectos creativos mexicanos, tiene una muy amplia trayectoria y es reconocido no sólo a nivel nacional, sino internacional Él hizo una propuesta al jefe de Gobierno y de esa manera se empezó a trabajar con él” Vinieron luego cuestionamientos por parte del historiador Guillermo Tovar, excronista de la ciudad, porque se proyectaba engalanar el espacio sin considerar al arruinado extemplo de Corpus Christi Tras varios acuerdos con el Instituto Nacional de Antropología e Historia se restauró el monumento del siglo XVIII y se inauguró en septiembre de 2004 También generó opiniones encontradas la propuesta de Legorreta de trasladar a la plaza el mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, de Diego Rivera, perteneciente al Museo Mural que lleva el nombre del pintor, ubicado en un costado de la Plaza de la Solidaridad contigua a la Alameda Central Autoridades del Instituto Nacional de Bellas Artes hicieron ver la inviabilidad de este proyecto y nada se concretó En cambio el artista Vicente Rojo accedió a donar una fuente, cuyo tema es el agua, realizada con mil 34 pirámides de baldosa color marrón, que también fue objeto de una ceremonia de inauguración a la cual (eran otros tiempos), acudió el presidente Vicente Fox Hace unas semanas se anunció que el gobierno de la ciudad aceptaba en pago por un adeudo de 23 millones de pesos del Grupo Brener por concepto de Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles, el mural Velocidad, valuado en 34 y medio millones de pesos La diferencia fue donada por el grupo empresarial Su traslado desde la que fuera sede de la Chrysler en la avenida División del Norte, donde se encontraba originalmente, hasta la Plaza Juárez, no sólo implicó horas de maniobras y de traslado, pues no pudo viajar a más de 10 kilómetros por hora, sino que requirió de la elaboración de una caja metálica de protección construida por la Dirección de Arquitectura del INBA El traslado fue, incluso, ampliamente cubierto por la prensa La colocación de la obra en el muro poniente de la Plaza, contiguo al hotel Bamer, en lo que fuera el callejón García Lorca (desaparecido con la apertura de Corpus Christi), fue otro tema controvertido en la corta historia de este sitio que busca honrar la memoria de Benito Juárez Y es que dada la circulación vehicular en avenida Juárez, la obra pasará totalmente desapercibida para los automovilistas La investigadora de arte Irene Herner ha señalado que la obra, elaborada en altorelieve con mosaico veneciano, se aprecia realmente cuando el espectador se mueve frente a ella, pues se crea la sensación de movimiento Durante la inauguración ya nada se comentó sobre la obra, ni siquiera se mencionó el nombre de Siqueiros Y en su informe trimestral, el jefe de gobierno sólo dijo escuetamente: “Hoy por la tarde vamos a inaugurar la Plaza Juárez, símbolo del resurgimiento de esa histórica zona de la ciudad, abandonada desde los sismos de 1985 Allí se rehabilitó el templo de Corpus Christi; se construyó una fuente-escultura del maestro Vicente Rojo; ahí se podrá admirar el mural La Velocidad, del pintor David Alfaro Siqueiros” Así es como avanza la construcción de esta superficie de 23 mil metros cuadrados, cuyas obras continuarán todavía en 2006

Comentarios