La crisis por el desafuero

jueves, 31 de marzo de 2005
México, DF, 30 de marzo (apro) - La crisis social que puede provocar el desafuero no es una especulación con la que está jugando el PRD para evitar que Andrés Manuel López Obrador vaya a la cárcel, es una realidad que ya comienza a manifestarse en varias partes del país y que debería de tomar en cuenta el gobierno federal y el PRI, antes que se apruebe esta decisión en la Cámara de Diputados Apenas se insinuó que la Sección Instructora en San Lázaro podría dictaminar a favor del desafuero de López Obrador, ya iniciaron las movilizaciones de protesta en Yucatán, Oaxaca y el Distrito Federal, con la posibilidad de que estas muestras de irritación se expandan a otras ciudades y poblados los próximos días Esto es quizá lo que quieren los priistas y foxistas que ocurra, que el PRD muestre nuevamente la cara violenta de la protesta social, y con ello provocar el rechazo de la sociedad de cara a las elecciones del 2006 Pero más allá de esta intención política, es evidente que la movilización que ha empezado a asomarse de parte de los simpatizantes de López Obrador, preocupa a todos los sectores políticos, empresariales y hasta religiosos, porque puede dar origen a la desestabilización Si se vota a favor del desafuero en la Cámara de Diputados, el escenario que se prevé es de movilizaciones en todo el país y la afectación de la vida nacional Quizá la apuesta del gobierno foxista y del PRI es que este descontento vaya perdiendo fuerza conforme pase el tiempo y que, al final, López Obrador vea disminuida su fuerza desde la cárcel Pero este escenario favorable para los intereses de Roberto Madrazo, del presidente Vicente Fox y de su esposa Marta Sahagún – tal vez la más interesada en sacar de la jugada presidencial a López Obrador--, puede ser opacado si las movilizaciones de los simpatizantes del jefe de gobierno capitalino crecen no sólo en la Ciudad de México, sino en todo el país Este escenario no puede descartarse en los cálculos oficiales, y tan está presente entre los sectores reales de poder, que los inversionistas nacionales y extranjeros ya han empezado a dar señales de preocupación, como ya lo manifestó el propio presidente de la Bolsa de Valores El presidente Fox se ha encargado de propalar en los últimos días la idea de que la economía y las finanzas de su gobierno están muy fuertes, que no van a ser afectadas por escándalos políticos y menos por las movilizaciones a favor de López Obrador En los círculos financieros, sin embargo, no están tan seguros La experiencia ocurrida en diciembre del 94 no se borra de la memoria, esa crisis financiera, la peor que ha tenido el país, fue producida por factores políticos que fueron minimizados en su momento Un escenario como aquel podría perfilarse y, si en aquel entonces fue necesaria la ayuda del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, hoy George Bush no tiene una buena relación con Vicente Fox Un factor más que deberían de tomar en cuenta los priistas y foxistas que están a favor del desafuero, son las expresiones de apoyo a López Obrador que han exteriorizado EZLN y EPR Aunque no tienen la misma fuerza que en años pasados, la movilización que pueden encabezar en sus respectivas zonas de influencia, así como los actos armados que eventualmente podrían realizar, sin duda alguna tendría repercusiones Los escenarios sociales, políticos y financieros no son nada favorables si por razones políticas, más que jurídicas, se decide desaforar a López Obrador y meterlo en la cárcel El disgusto social que ocasionaría esta decisión puede derivar no sólo en movilizaciones pacíficas, sino en expresiones de violencia por parte de algunos sectores populares, cansados y desilusionados con las promesas de cambio de este y de otros gobiernos Las condiciones para que aparezcan este tipo de expresiones violentas están dadas: desempleo creciente, pobreza cada vez más extendida, falta de expectativas de crecimiento económico, marginación social más fuerte en el campo y zonas urbanas, y desilusión generalizada por el fracaso del gobierno del cambio, son algunos factores que pueden prender el descontento social Por eso es que antes que tomen la decisión política por el desafuero de López Obrador, PRI, PAN, PVEM y gobierno foxista deberían leer las primeras señales de la crisis social que se avecina Y aunque el prurito jurídico salga a relucir en las valoraciones que se hagan del caso de desafuero, las razones políticas cobran una validez tan importante en la toma de decisiones, por las evidentes repercusiones sociales que tendría sacar del juego electoral al jefe de gobierno capitalino

Comentarios