PRI: Madrazo ya ganó

viernes, 4 de marzo de 2005
México, D F, 3 de marzo (apro)- Más que la definición de las “reglas” para designar al candidato presidencial en la Asamblea Nacional del PRI, que continuó hoy jueves en Puebla, a Roberto Madrazo lo que le urge es enviar un mensaje hacia fuera de su partido sobre lo que él denomina un “proyecto” para recuperar el poder presidencial dentro de 16 meses Y ese “proyecto” implica imprimir, en los documentos básicos priistas, lo que han venido haciendo los gobiernos tricolores --incluido el de Vicente Fox-- desde hace un cuarto de siglo: el desmantelamiento de la planta productiva nacional y la concentración de riqueza en un grupo que no distingue filias partidistas, porque su ideología es el poder político y económico A los magnates del país y de fuera --los mismos que mediante sus empleados tienen, ellos sí, dividido y confrontado el país-- no les importa que Madrazo sea un político corrupto e inescrupuloso, porque creen que él sí podrá hacer las “reformas estructurales” que Fox no consiguió y que se inscriben justamente en el mismo proyecto Tan es así, que es preciso recordar la actitud que asumió Madrazo en diciembre del 2003, cuando manifestó su desprecio por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Héctor Rangel Domene, quien dijo que los empresarios estaban irritados por la falta de palabra del priista en la aprobación de la reforma fiscal, y lo calificó de “mentiroso e inconfiable” “Yo no hablo con gerentes, sino con los dueños de empresas”, le respondió Madrazo, quien en efecto había dado su palabra para aprobar un proyecto afín a Fox y, en vez de cumplirla, instrumentó con su pandilla una maniobra política para deponer a Elba Esther Gordillo de la coordinación de los diputados de ese partido El proyecto de reforma a los estatutos y a la declaración de principios propuesto por Madrazo plantea, efectivamente, deslindarse de lo que él llama “populismo”, y que implica endosarle a la población la imposición del IVA a alimentos y medicinas, así como aprobar la apertura del sector privado, nacional, y sobre todo extranjero, en la industria energética nacional Se trata de la “segunda generación” de reformas que comenzaron en el gobierno de Carlos Salinas, las mismas que ha tratado de hacer Fox a solicitud de los organismos financieros internacionales, que ahora le apuestan a Madrazo y que, sin duda, lo apoyarán en la elección presidencial del 2006, sobre todo si logra lo que los panistas no pudieron Esa es la lógica del poder tradicional: ganarse la simpatía de los magnates para, con recursos que ellos aporten como en el caso de Madrazo con Carlos Cabal Peniche y el clan de los Hank, construir una candidatura ganadora, a contrapelo inclusive de prácticas fraudulentas que, quienes no conocen el país y pontifican desde la Ciudad de México, “creíamos desaparecidas” En este sentido, Madrazo ha ido avanzando: por eso los pataleos de los integrantes de lo que se ha dado llamar el Tucom (Todos Unidos contra Madrazo, expresión acomodada a la que surgió en Baja California tras el triunfo de Ernesto Ruffo, en 1989: Todos Unidos contra Acción Nacional), para ser alguno de ellos el contendiente priista, han disminuido La razón elemental: Madrazo ganó la nominación presidencial desde que se hizo de la dirigencia nacional de su partido, en febrero del 2002, mediante un torneo de trampas que algunos de sus propios detractores de entonces han olvidado, como la nueva presidenta del PRI en el Distrito Federal, María de los Angeles Moreno, quien calificó de “delincuencia organizada” los moditos de Madrazo y sus secuaces No es que Madrazo sea un hombre de deslumbrante inteligencia --cuando se le pregunta de economía, suele decir que debe ser con “rostro humano” u otras generalidades--, pero sí es un personaje astuto y arrojado que sabe capitalizar las debilidades de sus adversarios, como ha quedado claro desde que se inició la sublevación de gobernadores, hace un año, en el rancho “El Alacrán”, en Sinaloa Lo único que Madrazo ha hecho, como político de talante semejante al de Andrés Manuel López Obrador, es justamente explotar la tibieza de sus adversarios, que sólo buscan rasguñar un carguito en lo que suponen será el inevitable triunfo del PRI Madrazo, en ese sentido, ya ganó Pero todavía no la elección constitucional de julio del próximo año, cuando la lógica de los intereses creados entre políticos y magnates se enfrente a una más simple, pero más contundente: la de los ciudadanos libres que saben lo que representa este personaje: cualquier cosa, menos la consolidación de la democracia y la inaplazable instauración de un régimen de justicia Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios