Cazainmigrantes, Condolezza y Derbez...

lunes, 7 de marzo de 2005
San Francisco, Cal , 7 de marzo (apro)- El preocupante fenómeno del “vigilantísimo civil” o “paramilitarismo” en la frontera, aumenta ante la pasiva mirada de las autoridades estadunidenses y mexicanas La noticia de que el gobierno de México envió una “nota diplomática” para “expresar su preocupación” por los grupos de cazainmigrantes satisface a quienes llevan luchando contra la impunidad que gozan estas personas protegidas por las autoridades de Cochise en Arizona, un tema denunciado en Proceso (1475) con un extenso reportaje que exhibe el modus operandi de estos individuos, publicado el 6 de febrero La nota diplomática es un acierto, pero algunos se preguntan qué futuro tiene una simple nota que se limita a “expresar preocupación” y no condena con firmeza las arbitrariedades y crímenes que los cazainmigrantes cometen contra nuestros connacionales cuando cruzan la frontera en busca del sueño americano Una nota que además es enviada a nivel de cancillería y no a la Casa Blanca El secretario Luis Ernesto Derbez asegura que “atacaran” a los cazainmigrantes Ojalá que lo hable directamente con Condolezza Rice, en su próxima visita a México Esperamos con ansia ver la firmeza del titular de la SRE a la hora de la verdad El problema es que los cazainmigrantes “atacan” a los mexicanos desde hace ocho años y el gobierno de México sigue sin protestar debidamente ante la máxima instancia ¿Qué ha hecho el gobierno de Vicente Fox para detener a estos “paramilitares” que operan con total impunidad en la frontera? Hasta ahora, tratar el tema con “perfil bajo”, contratando asesores legales en Estado Unidos para que estudien la manera de emprender acciones judiciales contra estos indeseables El abogado de derechos humanos Ricardo de Anda estuvo apoyado por el gobierno de México y otras organizaciones y letrados, en su exitosa acción legal contra Ranch Rescue, que se saldó con el encarcelamiento de dos de sus integrantes y la consiguiente condena a pagarles a los cuatro indocumentados afectados un total de 2 millones 750 mil dólares en concepto de indemnización Los “cazainmigrantes” han quedado desactivados en Texas, al menos, temporalmente, pero en Arizona siguen actuando con absoluta libertad sin que nadie los moleste El secretario de Relaciones Exteriores dice que ya han pedido a un despacho de abogados de Los Ángeles para que prepare un reporte sobre las acciones legales que podría emprender el gobierno mexicano La gravedad de este asunto contrasta con la tranquilidad del canciller que después de ocho años de paramilitarismo y de decenas de casos de abusos de los cazainmigrantes contra los mexicanos, sigue pidiendo “reportes” El caso de Texas sirve de ejemplo judicial, entonces para que dilatar más tiempo en reportes ¿Por que la secretaría sigue con el papeleo y no pasa a la acción contundente? Si como dice el secretario que en Estados Unidos existen “una gran cantidad de medidas legales” al alcance de México para combatir la acción ilegal de estos grupos, porque no proceder a la acción En Arizona hay un grupo de abogados encabezados por el especialista en derechos humanos Jesús Romo Véjar, quien desde hace años está dedicado a la defensa de los connacionales, un hombre experto en cazainmigrantes y problemas fronterizos México está acostumbrado a transar los temas de la agenda bilateral con Estados Unidos “Yo me detengo en esto, pero té me das lo otro” Los mexicanos siempre han sido moneda de cambio en las tensas relaciones de ambos países Y cómo no, un tema tan importante en donde va la protección de la vida y la defensa de la dignidad de los paisanos, también estará sobre la mesa “para negociar” Sería una pena que el señor Derbez se olvide de su compromiso en la defensa de los mexicanos frente a Estados Unidos Para él, lo del “muro metálico” que planea ampliar Estados Unidos en parte de la frontera con México no es un asunto personal, porque se pretende impedir la entrada no sólo de mexicanos sino de latinoamericanos en general Si al señor canciller le parece esto normal, junto al uso de las balas de goma o la violatoria ley Real Id Act; la existencia de cazainmigrantes le parecerá pecata minuta, comparado con los grandes asuntos nacionales Sin embargo, es importante exponer el panorama que rodea a estos grupos Los cazainmigrantes están desplegados a lo largo de los más de 3 mil kilómetros de frontera entre México y Estados Unidos Algunos nacieron hace ocho años como los “Barnett Boys” dos hermanos (Donald y Roger) que, junto a la esposa del segundo, se dedican a “vigilar” la frontera y sus propiedades a punta de pistola, amenazando, golpeando, vejando y maltratando a los inmigrantes Sobre ellos han pesado denuncias judiciales de particulares y de organizaciones de derechos civiles, pero nadie ha podido detenerlos, ya que gozan de la protección de su amigo el sheriff de Cochise, Larry A Dever Los “Barnett Boys” empezaron solos con apoyo de los ciudadanos racistas de Sierra Vista, pero como la impunidad genera más impunidad, pues en estos años se les han ido uniendo más grupos En su feudo de poder, los cazainmigrantes encabezados en Tombstone, Arizona, por Chris Simcox, quien dirige Civil Homland Defense y Minuteman Project, una organización que tiene “cientos” de voluntarios de todo el país y que organiza para abril una “cacería” de inmigrantes vía Internet, funciona la “ley de la selva” En medio del desierto, fuertemente armados y acompañados de su desmedido odio racial, estos peligrosos vigilantes salen de “caza” con cuadrillas de “voluntarios” durante todo el día en busca de sus presas Para ellos es como el “juego del gato y el ratón Se visten de camuflaje, llevan metralletas, pistolas y rifles; van en camionetas, cuatrimotos, caballos o a pie y se divierten convirtiéndose en Rambos Esta gente hace con los inmigrantes lo que quieren Desde apuntarlos con sus armas, amedrentarlos, golpearlos, herirlos de bala, matarlos, obligarles a descalzarse en una zona plagada de cactus y víboras, quitarles sus pertenencias y en definitiva humillarlos Otros grupos, como American Border Patrol, encabezado por Glenn Spencer, tienen alta tecnología para rastrear a los indocumentados cuando cruzan el desierto de Arizona procedentes de Agua Prieta o Naco, Sonora Este grupo tiene tres aviones, radares infrarrojos y sofisticado equipo para la detección de personas vía Internet, a fin de que cualquier ciudadano se convierta en “cazador” Todos estos grupos están protegido por las autoridades de Arizona, pero han sobrevivido gracias al apoyo de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol), las que no sólo les agradecen su ayuda, sino que a la hora de los delitos cometidos por los “cazainmigrantes”, hacen la vista gorda para no afectar a quienes, según los policías, les ayudan de manera “anónima” El asunto es un escándalo de violación de derechos humanos por cualquier lado que se mire, y el número de grupos sigue aumentando En los Estados Unidos de George Bush hay cientos de organizaciones bajo este corte antiinmigrante y racista, muy apoyados por la derecha religiosa Los grupos de derechos humanos en Arizona tienen contabilizados decenas de casos de abusos Algunos llegan a los tribunales y pasan largos procesos sin resultados, y en otros casos ni siquiera se interpone la denuncia, a falta de recursos y de suficiente asistencia legal Lo que las víctimas diarias de los cazainmigrantes necesitan es una acción rápida, plena y contundente del gobierno de México No hay tiempo que perder cuando se trata de la integridad física de los connacionales

Comentarios