En el corazón de la trama

domingo, 10 de abril de 2005
A finales del año pasado, a través de una serie de indiscreciones, trascendió al público la sentencia contra Andrés Manuel López Obrador, pronunciada antes de su juicio nada menos que por la esposa del presidente de la República: en 2006, dijo Marta Sahagún, la competencia será sólo entre dos partidos, PRI y PAN, ya que el PRD se desinflará tras la inhabilitación del entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal Un día después del desafuero del político tabasqueño, el viernes 8, Marta Sahagún parecía celebrar sonriente, de luto ella, en Roma, el haber alcanzado el primer paso hacia el objetivo previsto Aliados en el plan para eliminar políticamente a Andrés Manuel López Obrador, los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional parecen perfilarse como los únicos contrincantes de peso en las elecciones de 2006 por la Presidencia de la República, tal y como fue anunciado hace casi cuatro meses por uno de los personajes centrales en la trama del desafuero del precandidato perredista: Marta Sahagún de Fox En diciembre último, mientras vacacionaba en Guanajuato junto con su esposo, el presidente Vicente Fox, Marta Sahagún comentó en una comida con políticos panistas y priistas que la competencia presidencial de 2006 sería de dos, el PRI y el PAN El Partido de la Revolución Democrática, anticipó la primera dama, se desinflaría en 2005, dada la inhabilitación política de López Obrador Incluso, según la versión del diario Reforma, Marta Sahagún se dio el lujo de ponerle fecha al desplazamiento de López Obrador: no pasará de marzo, dijo, en referencia al proceso de desafuero que se le seguía al jefe de gobierno de la capital Más que una profecía fue una revelación En todo caso, operadores de la pareja presidencial intensificaron los cabildeos para acelerar el proceso de desafuero de López Obrador Según la información obtenida por Proceso, a mediados de marzo, el jefe de la oficina de Innovación Gubernamental, Ramón Muñoz, y el secretario de Gobernación, Santiago Creel, se reunieron en privado con personajes priistas y panistas -entre ellos, Roberto Madrazo Pintado y Diego Fernández de Cevallos- "Hay que sacarlo antes de Semana Santa", urgió Creel Antes, el mismo Fox había confesado ingenuamente que la decisión de entablar el juicio de desafuero fue tomada en Los Pinos El presidente dijo -en un brindis prenavideño con reporteros de la fuente presidencial- que tomar esa decisión "fue el momento más difícil del año", según contó Edith Gómez en el noticiario de Javier Solórzano en W Radio, el 14 de diciembre por la tarde Un mes después, el vocero de la Presidencia, Rubén Aguilar, intentó desmentir la confesión de Fox Tentaciones dinásticas La animadversión de la señora Fox hacia López Obrador se origina en sus propias ambiciones políticas La carta de renuncia de Alfonso Durazo a la secretaría particular de la Presidencia, divulgada en julio del año pasado, le puso el reflector a las pretensiones dinásticas de la pareja que despacha en Los Pinos: El enrarecimiento del ambiente político nacional -escribió Durazo- está íntimamente vinculado con el proceso de sucesión En consecuencia, su restauración reclama tener muy claro cuál es la responsabilidad del Estado y del gobierno en su conducción Históricamente la sucesión presidencial ha sido una carrera de obstáculos, con mayor razón ahora en plena democracia "Debemos asumir que dicho proceso no es ya más un simple asunto electorero o de popularidad, sino un tema que tiene que ver con la estabilidad del Estado y la solidez de sus instituciones Por ello, no debemos dar curso a nuestros afectos y desafectos personajes en su conducción" "El peligro principal del proceso de sucesión no está en quién llegue a la Presidencia de la República, sino en cómo llegue", advirtió "Si no hay legalidad, equidad, democracia y arbitraje presidencial imparcial, la disputa electoral de 2006 podría llegar a convertirse en una repetición de las viejas y nocivas rondas de desconfianza sobre los resultados electorales Y si las elecciones no se resuelven en las urnas, se van a resolver en las calles", sentenció el político sonorense En una sociedad democrática -añadió-, el gobierno es un instrumento del Estado, en consecuencia, "no trabaja para ganar elecciones ni su función es la de agente electoral de partido o aspirante alguno El gobierno debe reafirmar en esta hora su carácter de representación del Estado mexicano, es decir, del conjunto de la nación para asegurar que el impulso democrático derivado de la alternancia sobreviva al arribo de cualquiera de los contendientes que los mexicanos hayamos decidido votar mayoritariamente en las urnas Tal objetivo reclama un presidente de la República neutral respecto al proceso de sucesión; sin embargo, no se le acepta como un árbitro político imparcial porque se asume que es parte interesada en la contienda" Enseguida, Durazo se lanzó a fondo: "Por el bien del país, el presidente de la República no puede tener proyecto político después de gobernar El presidente debe salirse del campo de juego y tomar el silbato de árbitro; debe desplazarse completamente hacia su condición de jefe de Estado y asumir el rol de conciliador que corresponde a tal condición; debe ser una voz unificadora y motivadora, capaz de rehacer el consenso nacional, que actúa no sólo en un marco de legalidad, sino de ética política En ese contexto, no puedo hacer abstracción de las implicaciones de la incursión de la Primera Dama en el inventario de eventuales aspirantes a la candidatura presidencial de Acción Nacional" Reconoció que el PAN tiene posibilidades de continuar en el poder, pero sostuvo que "no existen, en cambio, condiciones propicias para la candidatura presidencial de la Primera Dama Ciertamente el país ha avanzado políticamente, tanto, que está preparado para que una mujer llegue a la Presidencia de la República, sin embargo, no está preparado para que el presidente deje a su esposa de presidenta "Obsesionados con su popularidad, no percibimos aún las eventuales consecuencias De ese coqueteo político derivan muchos de los desencuentros que hoy conoce el país De hecho, las reacciones más agudas contra el gobierno están conectadas con lo que muchos consideran una actitud permisiva del presidente a las eventuales aspiraciones presidenciales de su esposa, cuyos apoyos al titular del Ejecutivo vulneran, contradictoriamente, su autoridad" Y recomendó: "no es sensato sucumbir a los embates mediáticos que engrandecen, fundadamente o no, su imagen personal Tampoco lo es ser condescendiente con tales aspiraciones cuando ese hecho plantea un serio riesgo para el orden del proceso de sucesión En ese contexto, veo imprescindible redefinir el rol presidencial en el proceso de sucesión, antes que los niveles de confrontación política terminen por rebasar nuestra capacidad para procesarlos institucionalmente En caso contrario, podemos llegar sumamente descompuestos al 2006 El país no lo merece" De luto Empujada por las olas que levantó la carta de Durazo, Marta se descartó de la disputa sucesoria: "Quiero afirmar que no seré candidata a la Presidencia de la República", dijo en rueda de prensa en Los Pinos, una semana después de que Durazo divulgara su carta de renuncia Además, dijo Marta, "quiero dejar claro que nunca he intervenido o intervendré en decisiones institucionales que sólo competen al presidente de la República" Todo mundo aplaudió su decisión, si bien fue tomada con reservas Replegada durante unos meses, Marta volvió a la arena política en Año Nuevo La revelación periodística de la comida de Guanajuato provocó una nueva ronda de confrontaciones entre la Presidencia y López Obrador, quien dijo que los comentarios de Marta en el sentido de que la disputa electoral de 2006 sería bipartidista demostraban la intromisión de Los Pinos en el proceso de desafuero El vocero presidencial simplemente calificó de "falsa" la versión periodística En Proceso (1472), Álvaro Delgado reconstruyó la historia de la famosa comida y recogió el testimonio del anfitrión, Francisco Arroyo Vieyra El diputado federal priista admitió a regañadientes que en la reunión se trató el tema del descarte de López Obrador y el PRD en 2006 La disputa entre la Presidencia y el jefe de gobierno capitalino se recalentó desde principios de año Fox y López Obrador se enfrascaron durante semanas en una serie de dimes y diretes En un comunicado, el 21 de febrero, la Presidencia acusó al jefe de gobierno de ser un aspirante presidencial que basaba su estrategia en "la prepotencia del poder" al hacer uso de recursos públicos, de la difamación y de un clima de presión política En marzo, Marta se reintegró a la actividad partidista, alentada por el nuevo dirigente del PAN, Manuel Espino La esposa del presidente acudió a la sede panista, se entrevistó en privado con Espino por 40 minutos y luego saludó a los miembros de la comisión política, reunidos para hablar sobre el desafuero de López Obrador Cuestionado sobre la participación de Sahagún en este análisis, Espino dijo que en ese tema en particular ella no intervendrá "Ni en ése ni en otros La invitaremos a ella a aquellos temas en los que consideremos que nos pueda ayudar a tener una visión más rica", dijo el dirigente panista En entrevista con El País -publicada el 12 de marzo-, Marta aseguró que (el desafuero) "es un asunto que no me compete abordar Sólo puedo decir que no hay ninguna instrumentación desde Los Pinos No existe, nunca ha existido y nunca va a existir" El 28 de marzo, Marta se encargó de desmentirse, como es su costumbre Llegó a la sede del PAN ostentosamente -a bordo de un Lincoln negro, escoltada por el Estado Mayor Presidencial-, estuvo presente en la junta de la Comisión Política del PAN sobre el desafuero de López Obrador y ahí se pronunció "a favor de la legalidad" El pronunciamiento de Marta Sahagún se produjo tres días antes de que la Sección Instructora de la Cámara de Diputados aprobara por mayoría el dictamen para desaforar a López Obrador y una semana antes de que, el jueves 7, fuera también aprobado por la mayoría panista-priista en la Cámara de Diputados, mientras la pareja presidencial volaba hacia Roma para asistir a los funerales del Papa Juan Pablo II Después de la ceremonia, Fox ofreció una rueda de prensa en un hotel, ante unos cuantos reporteros Y mientras él pasaba apuros para explicar la "legalidad" del juicio de desafuero, ella no disimulaba su alegría en el otro extremo de la sala, donde posó para el fotógrafo enviado por Proceso

Comentarios