Alerta CNDH en torno a violencia contra periodistas

miércoles, 13 de abril de 2005
* Crecientes quejas por negligencia oficial, denuncia en Ginebra México, D F, 12 abril (apro)- El ombudsman nacional, José Luis Soberanes Fernández, afirmó que la tortura y las desapariciones forzadas han disminuido; sin embargo, alertó en torno al agravamiento preocupante de los casos de violencia en contra de periodistas y comunicadores mexicanos Al presentar un informe en el marco del 61 periodo de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, el titular de la CNDH sostuvo que son crecientes las quejas ciudadanas por negligencia de autoridades y por fallas en el debido proceso al que toda persona tiene derecho La aseveración se produjo en momentos en que el excoordinador de Giras de la Presidencia, Nahúm Acosta Lugo, tras ser liberado por un juez federal, denunció haber sido objeto de tortura y malos tratos durante el arraigo a que fue sometido por la PGR En el caso de agravios a periodistas en México, dijo que no necesariamente provienen de autoridades de gobierno, sino de integrantes del crimen organizado, grupos de presión, sindicatos, iglesias y otras instancias No obstante, apuntó que “es deber del Estado esclarecerlos y evitar que queden impunes, por lo tanto deben investigarse a fondo y no como una simple formalidad” “Cada atentado en contra de algún periodista, es también una agresión en contra de la libertad de expresión, que afecta a la víctima y a sus familiares, pero también a la sociedad mexicana en su conjunto”, recalcó Soberanes Fernández En su alocución en el marco de la Asamblea de Derechos Humanos de la ONU, sostuvo que si bien gozamos hoy de mayor libertad de expresión que antes, el patrón de las violaciones a los derechos de los periodistas no ha variado sustancialmente Las quejas de trabajadores de los medios, y presentadas en el Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de la CNDH, evidencian que las principales agresiones son amenazas, intimidación, ejercicio indebido de la función pública, violaciones al derecho a la libertad de expresión, lesiones y, en casos extremos, privación de la vida El conocimiento de estos casos sirvió de base para que, en agosto anterior, la CNDH emitiera la recomendación 7, “sobre violaciones a la libertad de expresión de los periodistas y comunicadores” Manifestó que como causa de queja ante la CNDH, la tortura –“que ha disminuido pero no ha sido aún erradicada”— pasó del primer lugar en 1991, con 225 quejas, al lugar 46 en el 2004, con cinco querellas Destacó que las quejas presentadas ante la CNDH son también por maltrato y extorsión a migrantes, tanto mexicanos como extranjeros, por abusos y desatenciones a personas de sectores vulnerables de la población, como son niños, indígenas, mujeres, seropositivos y de la tercera edad En relación con los feminicidios en Ciudad Juárez, añadió, tras el Informe Especial que emitió la CNDH, y cuyas propuestas se han cumplido sólo parcialmente, se han generado varias nuevas estructuras burocráticas, pero el patrón de los homicidios no ha variado sustancialmente ni se ha dado respuesta a las preguntas fundamentales: “¿Quién las mató, y ¿por qué?”

Comentarios