El desafuero: Desdén por la prensa extranjera

miércoles, 13 de abril de 2005
Washington, 12 de abril (apro) - Las advertencias de influyentes medios de la prensa internacional a la Cámara de Diputados y al gobierno de Vicente Fox fueron claras: El desafuero de Andrés Manuel López Obrador socavaría los avances democráticos de México, desestabilizaría a la economía y le restaría credibilidad nacional y en el extranjero al próximo presidente de México Pero esas alertas, de al menos tres de los periódicos más importantes del planeta (Washington Post, New York Times y el británico Financial Times) no tuvieron ningún efecto en la decisión de los 360 diputados federales, priistas y panistas, que determinaron el desafuero del tabasqueño que encabeza las encuestas de intención de voto rumbo a la próxima elección presidencial Consumado el desafuero, el Post advirtió: “La acción contra López Obrador ha creado preocupación nacional y en el extranjero sobre los progresos de México hacia la transición democrática, después de más de siete décadas de un gobierno autoritario que terminó en 2000 También ha levantado interrogantes sobre si millones de mexicanos aceptarán la validez de la elección presidencial de 2006 si en la boleta electoral no está el candidato con más popularidad” El miércoles anterior, el diario tituló uno de sus editoriales “Decisión sobre democracia”, y en él tildó de “trivial” el caso contra el gobernante capitalino, no sin antes subrayar: “México regresaría a la era de cuando era gobernado por el fraude y a la fuerza; (si no compite López Obrador) el próximo presidente estará desacreditado nacional e internacionalmente” Y en su editorial del jueves 7 de abril, bajo el título “Dejen que decidan los votantes de México”, el New York Times considera que López Obrador sigue creciendo como demagogo, pero interpreta que con el desafuero se convierte en chivo expiatorio de las aspiraciones presidenciales del PAN y el PRI Con base en esto, el diario sentencia: “La campaña por la Presidencia de México ha tomado lo malo de los viejos días, cuando el PRI dictatorial arreglaba las elecciones para sus candidatos… Es posible que él (López Obrador) no sea el hombre adecuado para la Presidencia, pero ese es un asunto en el que debe decidir el electorado mexicano” Defensa Aunque los editoriales de Washington Post y New York Times enfatizaban la responsabilidad de los diputados federales de PAN y PRI, la respuesta a sus señalamientos no provino de las dirigencias partidistas, sino del gobierno foxista El jueves 7, día en que se consumó el desafuero, el embajador de México en Washington, Carlos de Icaza, envió a esos diarios una “carta al editor” que se publicó al día siguiente, no obstante que en el caso del Washington Post el editorial de referencia se había publicado desde el miércoles “El caso contra el señor López Obrador ha sido en estricto apego a la Constitución y leyes de México La oficina del procurador general de México procederá de acuerdo con la decisión tomada por la Cámara de Diputados”, escribió el embajador al Post En la misiva para el New York Times, el embajador establece: “Como han demostrado las recientes condiciones políticas, en México ya no hay lugar para un Ejecutivo todopoderoso Esto sería inaceptable e inapropiado (…) Lo que aquí está verdaderamente en juego es que prevalezca el estado de derecho” Entrevistado por Apro sobre la decisión de apoyar la decisión de los diputados ante la prensa estadunidense, el embajador mexicano respondió: “Se trata de dar dos respuestas institucionales a los editoriales presentados por ambos periódicos, que es tarea normal de una embajada: tener relación con los medios y hacer precisiones, cuando es el caso, a través de sus voceros autorizados” De Icaza explicó que sus precisiones fueron “de orden legal y jurídico”, pero no quiso responder si le preocupaba que sus cartas se interpretaran como una acción política de panistas y priistas, y no como un acto de gobierno de Fox “Con respecto de los editoriales, yo no tengo nada que agregar, se trata de una reacción institucional que me corresponde como el vocero más autorizado en este país frente a estos dos periódicos”, concluyó En Londres, el jueves 6, el Financial Times dedicó su editorial principal al caso López Obrador: “Además de elevar la posibilidad de una crisis política en la elección del próximo año, podría minar la estabilidad económica tan difícilmente lograda”, apuntó Pero el embajador mexicano en Gran Bretaña, Juan José Bremer, no mandó carta alguna al editor Responsabilidad El gobierno de George W Bush prefirió callar ante el tema “Es un asunto interno de México”, fue la respuesta que dio Richard Boucher, vocero del Departamento de Estado, quien como un buen diplomático de carrera esquivó las incisivas preguntas de un reportero británico sobre el caso Por su parte, Jorge G Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores del gobierno foxista, opinó en entrevista con Apro que los editoriales de los dos diarios estadunidenses y del Financial Times demuestran la eficacia del diputado perredista y excanciller de México, Manuel Camacho Solís, para la causa de López Obrador: “Está haciendo un excelente trabajo con la prensa extranjera En cambio, del otro lado, PRI, PAN y el gobierno de Fox no están haciendo bien su chamba y por lo tanto están desprotegiendo ese flanco”, plantea el también aspirante a la Presidencia de México Con base en su experiencia dentro del gabinete presidencial, Castañeda explica: “Cada quién utiliza los editoriales para su causa, para llevar agua a su molino; pero hay muchos editoriales en periódicos gringos todo el tiempo sobre México, sobre el gobierno, sobre funcionarios, sobre acontecimientos Lo que sí es que en ocasiones puede salir caro no darles el mérito que tienen ni tomar en cuenta sus consideraciones” Abunda: “Cualquier gobierno de México tiene que estar atento a la opinión pública internacional y a la de los principales periódicos del mundo, porque sí forman opiniones que son datos importantes, y hay que verlos como puntos de vista bien intencionados y sinceros que se deben tomar en cuenta” Sin embargo, subraya que “tampoco se puede gobernar con los editoriales de la prensa extranjera” En todo caso, reconoce que en este asunto “era importante atender la advertencia” También en entrevista, Adolfo Aguilar Zinder, exembajador de México ante las Naciones Unidas, indica que los diarios en cuestión sólo se refirieron a una realidad política: “El caso es Fox versus López Obrador El Congreso fue el intermediario y el instrumento para avanzar en las causas políticas del presidente” Y sobre las implicaciones de las cartas del embajador De Icaza al Post y al Times, dice Aguilar, “evidentemente lo que está haciendo el gobierno de Fox es ponerse el saco La carta de De Icaza es una confesión de parte, en el sentido que se trata efectivamente de una persecución política, porque quien tenía que haber respondido a los periódicos no debió haber sido el gobierno de Fox, y menos el embajador De Icaza”

Comentarios