Tatuaje

lunes, 18 de abril de 2005
México, D F, 18 de abril (apro)- Obra sobre la violencia familiar planteada a través de elementos metafóricos que asocian las figuras del padre, Dios, el odio racial y las diferencias de clase, escrita por Dea Loër, autora alemana contemporánea, Tatuaje es el trabajo más reciente de la compañía El Milagro El grupo es dirigido por David Olguín, que hace algunos años inició una importante labor en el campo editorial teatral, y que ahora busca también formar una compañía con relativa estabilidad para llevar a escena obras de autores nacionales y extranjeros Tatuaje plantea un cuestionamiento al orden moral del mundo, a partir de un tema que podría ser en primera instancia de nota roja, ya que pone a discusión una realidad muy cruda que se vive en México y en prácticamente todo el mundo, la violencia intrafamiliar, y de manera muy específica el asunto del incesto Se trata de una obra inquietante que cuestiona la imagen sacrosanta del núcleo familiar para revelar lo monstruoso que puede haber detrás de la conducta habitual de una familia “común y corriente”, en la que el abuso del padre sobre sus hijas se da no sólo con golpes, sino incluso con carácter sexual En un tema como este, en el que la realidad muchas veces rebasa la ficción teatral, resulta fundamental el poder del lenguaje Al respecto, David Olguín considera que el texto de Loër tiene una enorme poesía y un cuestionamiento que sobrepasa la relación inmediata que las jóvenes protagonistas tienen con su padre Más allá de los elementos que pueden mover al morbo, con toda la aberración que puede implicar el abuso sexual de un padre sobre sus hijas, la obra presenta un entramado sumamente ambiguo de pasiones humanas al interior de esta familia Se trata de un texto lleno de matices alrededor de sentimientos como los celos, la envidia, de paranoias que se presentan al interior de los personajes que viven este drama, de tal manera que la respuesta habitual que dice “esto es malo, esto es bueno”, se vuelve ambigua y dolorosamente humana para todos los que están involucrados en la historia El director apuesta a las sutilezas de conducta que llevan a esta circunstancia incestuosa, todo con una gran sencillez de recursos escénicos que buscan revelar una situación ominosa --que cada una de las mujeres vive de manera diferente La hermana mayor es la primera víctima del abuso sexual del padre, acontecimiento que, paradójicamente, desata los celos y la competencia con su hermana menor, sentimientos que se mezclan con la impotencia, mientras que la madre cada vez va disminuyendo su autoestima al ser humillada por sus hijas y por su esposo En Tatuaje la autora analiza los hechos a partir del mundo interior de sus personajes, poniendo énfasis en la textura del drama y de los acontecimientos En su texto, de alguna manera se diluyen entre sí las figuras de autoridad, y cuestiona así mismo los sueños totalitarios como una de las partes oscuras del alma David Olguín define el trabajo de Dea Loër como neorromántico o neoexpresionista, dentro de esa faceta que les interesa tanto a los alemanes por cultura, los sueños y las visiones, presentes en un texto muy poderoso que asocia poesía y teatro en un drama realista y terrenal Tatuaje se presentará sábados y domingos a las 13:00 horas, en el Teatro El Galeón, con escenografía e iluminación de Gabriel Pascal Las actuaciones están a cargo de Laura Almela, Joaquín Cosío, Magally Boysselle, Jordi Piñol y Mariannela Cataño

Comentarios