Deplora obispo de Tehuantepec designación en Roma

miércoles, 20 de abril de 2005
* El nuevo Papa recibe una Iglesia demasiado castigada por la pobreza, apunta Oaxaca, Oax , 19 de abril (apro)- Este día, en que se eligió al cardenal alemán Joseph Ratzinger como nuevo Papa --Benedicto XVI--, sin duda que es de sufrimiento para la Teología de la Liberación, para los teólogos latinoamericanos y para todos los cristianos que están al lado de los pobres; mientras, para los tradicionalistas del Opus Dei, los Legionarios de Cristo, los Carismáticos y los ricos, es un día feliz e inolvidable, afirmó el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes Y agregó que respetará la investidura del Papa 265 en la historia de la Iglesia, pero eso no quiere decir que será un incondicional suyo, y “no es que quiera ser rebelde, pero al único que le soy incondicional es a Jesús” Así mismo, lamentó que Dios escriba del lado derecho en renglones torcidos, porque el nuevo Papa es demasiado ortodoxo Sin embargo, sostuvo, “estoy con mucha esperanza de que (el Papa) se conmueva, pues recibe una Iglesia demasiado castigada por la pobreza, por el hambre, y porque los grupos de católicos están débiles y entre sí disgustados, (entonces) va a batallar mucho este Santo Padre” Insistió en que “los que están felices son los tradicionalistas, los del Opus Dei, los Legionarios de Cristo y los Carismáticos, porque los teólogos latinoamericanos, quienes son los primeros a los que se les ha probado su fe, están tristes, porque sé que van a sufrir mucho mientras este Santo Padre no vea con ojos más sensibles la doctrina de la fe” Entonces, “yo lo acepto (al papa Benedicto XVI) y no quiero ser rebelde, pero confío en que tiene que irse con mucho cuidado con la Teología de la Liberación, a la que no creo que los extinga, porque la corriente latinoamericana ya es universal, porque parte de los pobres, de lo crítico de la realidad, y eso es una carga bastante fuerte” Consideró que los principales retos del nuevo Papa “son fuertes y claros: es ponerse de frente con los pobres, de ponerse como Jesús lo hizo con los pobres, quien dijo: ‘tengo los ojos llenos de lágrimas, tengan misericordia de esta turba hambrienta y de los enfermos’” Lona Reyes, considerado uno de los últimos obispos de la opción preferencial por los pobres, declaró que ojalá el Santo Padre se rodee de gente que se preocupe por los pobres, pues existe un clamor general por los excluidos Finalmente, opinó que “la Iglesia católica está bastante golpeada Estamos en el invierno de la Iglesia, y ojalá que pronto venga la primavera y el verano” A su vez, el coordinador de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez, manifestó su confianza no tanto en las habilidades del papa Benedicto XVI, sino en la docilidad que tenga el Espíritu de Dios, que es el que va a guiarlo para continuar al frente de esta institución, que es la Iglesia, y lo que persigue es la construcción de Dios en su reino El padre Uvi señaló que “Dios nunca se equivoca, los que nos equivocamos somos nosotros, entonces, podemos tener impresiones buenas o malas, pero con el nuevo Papa estoy seguro que con la oración de los fieles de todo el mundo, y bajo la guía del Espíritu Santo, será un digno sucesor de Juan Pablo II” Por su parte, el coordinador de la Comisión Diocesana de Comunicación Social, José Guadalupe Barragán Oliva, manifestó que con la llegada de Benedicto XVI, “se acabó la orfandad” en la que se encontraba la Iglesia El vocero de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca no sólo resaltó que la llegada del nuevo Papa va a darnos esta seguridad y firmeza, sino que la consideró “providencial, porque conoció a Juan Pablo II y conoce de cerca la problemática interna de la Iglesia y la problemática externa del mundo en la que se mueve la Iglesia”

Comentarios