Abuchean en Tlalpan a Marta Sahagún

jueves, 21 de abril de 2005
* Simpatizantes de AMLO la increpan en el hospital Gea González * Refuerza el EMP su cerco en Los Pinos México, D F, 20 de abril (apro)- La de por sí hermética vigilancia del Estado Mayor Presidencial (EMP) en torno a la residencia oficial de Los Pinos, reforzada desde el martes 12 por la huelga de hambre de senadores perredistas a unos metros de uno de los accesos, se multiplicó hoy con centenares de elementos de tropa provistos de rejas metálicas y radiocomunicación La ostensible vigilancia y la prohibición a los peatones para aproximarse a Los Pinos, que implica la violación al derecho de tránsito que consagra el artículo 11 de la Constitución, se extendió de las proximidades de la puerta que da a la avenida Parque Lira, a otros accesos por avenida Constituyentes, Molino del Rey y Chivatito, así como del Bosque de Chapultepec En todos esos lugares se instalaron barreras metálicas detrás de las cuales fueron colocados piquetes de soldados del EMP, uniformados con overoles y cachuchas negros, con la instrucción de impedir el tránsito en las proximidades de Los Pinos, donde el presidente Vicente Fox encabezó hoy dos actividades distantes de cualquier manifestación en su contra, como las que ha enfrentado en cada una de sus recientes giras Pero quien hoy escuchó gritos y silbidos de repudio fue Marta Sahagún, quien se encontró con manifestantes en el hospital “Manuel Gea González”, en la delegación Tlalpan del Distrito Federal, donde acudió a un acto denominado “Fortalecimiento de las acciones del programa Sigamos aprendiendo en el hospital” Justo cuando Sahagún llegó al hospital, un grupo de simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador le lanzó silbidos de cinco tonos y gritos de rechazo: “¡Marta, vete, no te queremos!”, “¡Fuera Marta de Tlalpan!”, “¡Comes y te vas!” Sahagún, sonriente, se desplazó hacia el nosocomio para encontrarse con niños y niñas, a quienes inclusive leyó un cuento La Presidencia de la República difundió, más tarde, una entrevista con Sahagún sobre la manifestación en su contra “Nada qué opinar”, dijo --Pero, finalmente, acaba de hablar de que México es ahora una nación más democrática… --Yo estoy trabajando En mi mente solamente existe el trabajo, en mi mente solamente existe lo que ya mencioné, aquí, el bienestar y el bien de estos niños, de estas familias En mi mente solamente existe el colaborar para poder abrir oportunidades, para todos por igual, para que tengan acceso a la salud, para que tengan acceso a la educación En eso estoy ocupada, en eso estoy preocupada y en eso estoy trabajando Y en eso estoy unida… --¿Le molestó, señora Marta? --No, absoluta libertad de expresión Absolutamente --¿Pero no le preocupa? ¿Habrá mayor seguridad en sus eventos? --No, yo seguiré trabajando Esa es mi convicción, eso es lo que yo me he impuesto, eso es lo que yo deseo hacer por mi país Así es de que yo seguiré trabajando (sic) Madruguete panista: paga fianza de AMLO El resguardo a Sahagún es, sin embargo, ostensible en los lugares en que se presenta y donde quiera que va, sobre todo desde que comenzó a escalar el conflicto por el proceso de desafuero de López Obrador, cuyo caso fue consignado esta tarde a un juez y, sorpresivamente, la fianza fue pagada por los diputados panistas Gabriela Cuevas y Jorge Lara Momentos antes de que por fin la Procuraduría General de la República (PGR) consignara el expediente al juez 12 de distrito en materia penal, Juan José Olvera, la vigilancia en torno de Los Pinos fue reforzada y fue convertida en una fortaleza, mediante la participación de centenares de soldados de tropa Aunque en las avenidas cercanas a la casa presidencial es posible transitar en vehículo, con la obligación de no detenerse, fue prohibido el paso a cualquier persona en todos los alrededores “No se puede pasar”, dicen los soldados detrás de las rejas metálicas, apostados a la salida del metro Constituyentes Aíslan el ayuno Igual respuesta se obtiene en cualquiera de los sentidos de la avenida Parque Lira, que el martes 12 fue cerrada inclusive el tránsito vehicular –junto con la avenida Constituyentes-- durante tres horas por el inicio de la huelga de hambre de senadores perredistas próxima a Los Pinos, donde ni siquiera los periodistas acreditados pueden acceder “No se puede pasar”, repiten en automático los soldados --La Constitución garantiza el derecho de tránsito --No se puede pasar --amenazan Al cabo de nueve días de protesta, los senadores huelguistas están aislados, sobre todo desde que este lunes visitó López Obrador el maltrecho campamento --instalado sobre la acera—, a unos 30 metros de la sala de prensa de la Presidencia de la República, cuyo vocero, Rubén Aguilar, hoy insistió en que no existen titubeos de parte de los funcionarios Conferencias mañaneras En la tercera rueda de prensa a las 7:30 horas, Aguilar reiteró que el asunto de López Obrador está en manos del Poder Judicial y, ante la pregunta de por qué el súbito interés de hacer conferencia por la mañana, negó que sea para neutralizar las del desaforado jefe de gobierno capitalino “En este último caso no sería así, él ha dicho que no volverá a hacer conferencias”, dijo Aguilar, quien aseguró que el objetivo es “posicionar” temas que le interesan al gobierno El vocero presidencial se negó también a proporcionar información sobre los sondeos que presuntamente indican que se ha desplomado el nivel de aceptación del gobierno de Fox: “Las encuestas de Los Pinos son información privada” Mañana jueves, por cuarta ocasión, Aguilar citó a conferencia de prensa en Los Pinos

Comentarios