Gil Díaz: Vetos a la prensa

sábado, 23 de abril de 2005
Washington, 22 de abril (apro) - Francisco Gil Díaz, el secretario de Hacienda, contradice con sus actos al presidente Vicente Fox, quien no tiene empacho en asegurar que, en lo que va de su gobierno, la prensa mexicana ha gozado de una libertad que no tuvo durante los 71 años de dominio presidencial por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Cada vez que el secretario de Hacienda viaja a la capital de Estados Unidos, por la razón que sea, lo primero que hace es tratar de evadir a los corresponsales de medios mexicanos acreditados en Washington “No le gusta hablar con reporteros”, explican en su oficina de comunicación social El pasado domingo 17 de abril, día que concluyó la reunión anual de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Gil Díaz, extrañamente y contrario a sus principios --aunque fiel a sus raíces políticas como miembro del PRI--, tuvo un gesto amable con los medios de comunicación --posiblemente quería anunciar algo que lo obligó a cambiar su forma de ser--: convocó a una conferencia de prensa en las oficinas de México en el FMI, pero condicionada Resulta que la Secretaría de Hacienda se aprovechó de la inexperiencia e ingenuidad de la oficina de prensa de la embajada de México en Washington para citar solamente a “algunos” reporteros mexicanos e internacionales Un día antes, el sábado 16, Gil Díaz dio una entrevista exclusiva a la agencia de noticias financieras Bloomberg, e ignoró a los reporteros mexicanos que estaban cubriendo la reunión del Banco Mundial y el FMI Según Alfonso Nieto, portavoz de la embajada mexicana, la Secretaría de Hacienda le pidió que invitara a la conferencia nada más a la prensa internacional, no a los corresponsales mexicanos que, de por sí, ya no son muchos Nieto, de acuerdo con su versión, sugirió a la Secretaría de Hacienda que invitara a los corresponsales mexicanos y le propuso algunos nombres que fueron aceptados Como era de esperarse y de acuerdo con la personalidad de Gil Díaz, a quien no le gusta que lo cuestionen, en la lista de los corresponsales elegidos no fue incluido el corresponsal de Proceso, lo que no sorprende porque al secretario de Hacienda no le gusta lo que publica este semanario En Washington hay un dicho que en gran parte es cierto y que al parecer ignoraba Gil Díaz y el propio Nieto, quien ya lleva un año como vocero de la embajada: En Washington, tarde o temprano todo mundo se entera de lo que ocurre en los círculos políticos y financieros A los corresponsales elegidos, el portavoz de la embajada mexicana les hizo una recomendación muy precisa: “por favor, no le comenten a nadie sobre esta invitación porque no todos fueron invitados” De verdad que no sorprende la actitud de Gil Díaz, al final de cuentas el es un priista de la vieja guardia encajado en un gobierno panista, al cual “detesta”, según varios de sus colaboradores más cercanos Lo sorprendente es que la embajada de México ingenuamente pensara que no se enterarían de la conferencia de prensa los corresponsales mexicanos que fueron excluidos del privilegio de tener frente a frente al secretario de Hacienda Carlos de Icaza, el embajador de México ante el gobierno de Estados Unidos, explicó a este reportero que la decisión fue “totalmente” de la Secretaría de Hacienda Aseguró que a la embajada le pasaron la lista de los reporteros a los que se tenían que invitar y nada más “No volverá a ocurrir”, prometió el embajador, quien añadió que en el futuro, si alguna Secretaría organiza una conferencia de prensa y solo quiere invitar a unos cuantos reporteros, la misma dependencia se tendrá que encargar de girar las exclusivas invitaciones al evento

Comentarios