Imparable, el saqueo en templos de Oaxaca

sábado, 23 de abril de 2005
* Deploran el reciente robo de la imagen de Jesús Nazareno, del siglo XVI Oaxaca, Oax , 22 de abril (apro)- Con el robo de la imagen de Jesús Nazareno, del siglo XVI, suman trece las profanaciones a los templos católicos cometidas en lo que va del año, situación que ha despertado la sospecha de que en estos ilícitos estuviese relacionada la “delincuencia política”, como “una forma de intimidarnos, de inhibir la denuncia profética de la Iglesia”, afirmó el coordinador de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz, Francisco Wilfrido Mayrén Peláez Sin embargo, el sacerdote --mejor conocido como el Padre Uvi-- advirtió que “si fuera la delincuencia política, sería algo muy grave, porque también sería el inicio del desplome de un gobierno” Respecto del robo registrado el martes en la población de Nazareno Etla, y donde se robaron la imagen del siglo XVI de Jesús de Nazareno, consideró que lo que “estamos padeciendo es simplemente el reflejo de lo que padece la sociedad” Resaltó que en lo que va del año ya denunciaron ante la Procuraduría local el robo de dos pinturas antiguas y 60 mil pesos del Templo de la Defensa, al igual que la sustracción de las alcancías de la Capilla de Zaachila, de Santa Inés Yatzechi y Zimatlán de Álvarez También del templo de San Pablo Huixtepec fue sustraída una corona de plata del Señor de la Semejanza, y un resplandor de plata de la Virgen de la Soledad, y en el caso del Santuario de la Virgen de Juquila, en que se llevaron 6 millones 25 mil pesos, aproximadamente, entre dinero y alhajas del tesoro de la Virgen A ello se sumó el de San Simón Almolongas donde se llevaron 53 mil pesos e incendiaron unas siete imágenes religiosas, y de Santa Cruz Nexila se llevaron cinco imágenes antiguas y un mueble; de San Francisco Sola se llevaron una imagen del niño Dios, y del Retiro solamente dinero y una grabadora, mientras que en Puerto Escondido sólo abrieron las alcancías Pese a que la arquidiócesis ha presentado las denuncias correspondientes, lo lamentable del caso es ni la procuradora Patricia Villanueva Abrajam, ni la policía, ni la delegación de la PGR aportan algún resultado

Comentarios