Premio Federico Sescosse 2005

lunes, 25 de abril de 2005
* Fue para el profesor Antonio Martínez Sánchez * Por su dedicación en la preservación del patrimonio en la Mixteca Alta México, D F, 25 de abril (apro)- Con una labor de promoción y rescate del patrimonio que abarca no sólo la arqueología y la arquitectura tradicional de su pueblo, sino también sus tradiciones artísticas y gastronómicas y también su entorno ecológico, el profesor Antonio Martínez Sánchez se hizo acreedor al premio Federico Sescosse 2005 El premio creado por el ICOMOS (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios) Mexicano AC, en el año 2001, fue entregado el pasado 18 de abril, en una ceremonia realizada en el recién remodelado Templo de Corpus Christi, en la Plaza Juárez, en el Centro Histórico de la Ciudad de México Con ello, el ICOMOS de México --dirigido por el arquitecto Javier Villalobos Jaramillo-- celebró el 40 aniversario de la fundación de este organismo, así como el Día Mundial de los Monumentos y los Sitios, instituido por la UNESCO en 1983, cada 18 de abril La presea que lleva el nombre de Sescosse (1915-1999) --ilustre defensor y promotor del patrimonio cultural de Zacatecas, a quien se debe el que la UNESCO haya incluido a esa ciudad en la Lista del Patrimonio Mundial-- fue entregada por primera vez en 2001 al historiador de arte Jorge Alberto Manrique, de la Ciudad de México En 2002 la recibió la doctora Esperanza Ramírez Romero, de Michoacán, y en 2003 el pintor Francisco Toledo, de Oaxaca El año pasado se le otorgó al arquitecto Salvador Aceves García, también de la Ciudad de México, enmedio de una serie de cuestionamientos, pues según el arquitecto Jaime Ortiz Lajous, quien renunció hace años al ICOMOS en desacuerdo con sus políticas, el merecedor era el historiador Guillermo Tovar de Teresa Incluso familiares de Sescosse publicaron un desplegado dirigido al ICOMOS en el diario Imagen de Zacatecas, en el cual pusieron en tela de juicio la decisión: “La importancia de esta presea se deriva tanto de la seriedad con la que esa institución la otorga, como por el respeto que para todos nosotros tiene la personalidad y la memoria de don Federico Sescosse Lejeune, misma que se verá severamente menoscabada por el hecho de modificar injustificadamente la designación original, sin considerar otras alternativas” Y es que el solo nombre de Sescosse entraña para quienes se han dedicado a la difusión y promoción del patrimonio cultural toda una figura La crítica de arte Teresa del Conde le llamó en alguna ocasión “el amo espiritual y artístico de Zacatecas” La historiadora del arte Elisa Vargaslugo, investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, le llama “prócer singular” en una semblanza en la cual refiere que tenía apenas trece años de edad cuando se propuso restaurar el antiguo templo de San Agustín en Zacatecas y lo logró años más tarde “Ese propósito juvenil fue el principio de una vida destinada, entregada al rescate y salvaguarda de Zacatecas” Subraya la historiadora que a él se deben no sólo la declaratoria de patrimonio mundial para la capital zacatecana, sino la creación de varios museos, entre ellos el Pedro Coronel, el Rafael Coronel, el Manuel Felguérez y el Museo de Arte Huichol Se encargó además de hacer cumplir las leyes de protección del patrimonio, salvando así varios monumentos y calles de esa ciudad Nacido en San Pedro Yucunama, en Teposcolula, Oaxaca, el 17 de enero de 1934, el profesor Antonio Martínez Sánchez parece haber seguido los pasos de Sescosse pero en su pueblo natal Según semblanza de la doctora Nelly Robles García, miembro del ICOMOS delegación Oaxaca, la comunidad de San Pedro Yucunama no sería lo que es sin el esfuerzo de Martínez Sánchez, “quien por decisión propia se ha convertido en el principal impulsor de acciones tendientes a conservar las diferentes expresiones del patrimonio cultural del pueblo y la región” Su trabajo, dice la investigadora, se inició desde 1970 con el rescate de piezas arqueológicas en propiedad de diversos habitantes del pueblo, con las cuales fundó el Museo Comunitario del lugar Logró que años más tarde los apoyara el Instituto Nacional de Antropología e Historia en la elaboración del guión científico y le designó una sede propia siendo presiente municipal de Yucunama Entre otros de los méritos de Martínez Sánchez, Robles García menciona haber integrado una colección única de trajes antiguos y rescatado la vestimenta tradicional de su región; formó un grupo de danza folklórica y recuperó los trajes, danzas y música tradicionales; ha vigilado la conservación de la arquitectura tradicional de lugar y promovido la gastronomía local investigando y cocinando recetas antiguas Como presidente municipal dictó ordenanzas para prohibir la cacería y la tala de árboles en los bosques de Yucunama En suma, dice la autora, “ha dedicado su vida a velar por un pequeño universo escondido allá en la Mixteca Alta”

Comentarios