Más riesgos para la democracia

miércoles, 27 de abril de 2005
México, D F, 26 de abril (apro)- La incipiente democracia mexicana sigue en peligro En los últimos meses el desatinado proceso de desafuero en contra de Andrés Manuel López Obrador prendió focos rojos entre diversos sectores de la sociedad, ahora, una nueva resolución de los legisladores acecha la credibilidad del proceso electoral del 2006 Se trata de las reformas al Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) para hacer realidad el voto de los mexicanos en el extranjero Como se recordará hace un par de meses la Cámara de Diputados aprobó un dictamen que más que reformas legales parecían un freno a la posibilidad de hacer real el voto de los mexicanos que radican fuera del país El documento, elaborado por el PRI y votado en el pleno por el PAN y el PRD, contiene un cúmulo de errores que lo único que hacen es ponerle el cerrojo a este derecho que tienen los connacionales Además de ser costosísimo, contiene errores jurídicos y apreciaciones erróneas, sobre el papel que deben jugar algunas instituciones como, por ejemplo, la Secretaría de Relaciones Exteriores Como ya es sabido, fue Emilio Chuayffet el nuevo operador de las jugadas sucias de Roberto Madrazo Pintado, quien impulsó dicho documento Los diputados del PRD, a sabiendas de que era casi seguro que los senadores de la República no respaldaban el dictamen, lo impulsó al igual que el PAN Hoy, a dos meses de distancia, las fatales consecuencias se han hecho realidad: el Senado modificó el dictamen que llegó en calidad de minuta a la Cámara alta Y es que los senadores hicieron lo que los diputados del PRI se negaron, hacer un análisis minucioso junto con el Instituto Federal Electoral sobre las posibilidades de la citada reforma Los consejeros electorales les explicaron a los senadores que el dictamen difícilmente se podría poner en práctica tal como lo propusieron los diputados Así las cosas los senadores cambiaron el texto y en lugar de que pudieran votar los 10 millones de mexicanos radicados en el extranjero, se limitaron a aquellos que tienen credencial de elector, quienes deberán notificar al IFE sobre el trámite que realizarían Una vez que el IFE les apruebe su participación, los connacionales deberán enviar, tres días antes de la elección federal, su boleta electoral con su respectivo voto vía correo La pregunta es si todavía existe alguien que en este país que crea que esos posibles cuatro millones de votos --que son quienes cuentan con credencial de elector Según un estudio del organismo electoral--, se van a respetar o que no se va a violar el correo Cierto que las boletas no llegarán por correo normal, sino a una zona especial habilitada para ello en el aeropuerto, pero como están las cosas todo mundo sabe que dicha documentación se puede manipular Esta situación lo único que provocará es abonar aun más la desconfianza en las instituciones, lo cual resultará peligroso para el IFE y la incipiente democracia que estamos viviendo, pues de nuevo vendrán los cuestionamientos sobre la legalidad de los procesos electorales El respeto al voto se encuentra en peligro, la credibilidad que tanto ha costado a este país, también Por esta razón, cuando el documento modificado por el Senado regrese a la Cámara de Diputados para que sea respaldado, lo cual tendría que ser esta misma semana, ya que el viernes vence el periodo ordinario de sesiones, éste debe ser rechazado Es mejor esperar un mejor momento para ser realidad ese derecho que tienen los mexicanos que viven en el extranjero porque una reforma así, sólo sumará desconfianza al proceso electoral, el cual desde que inició el proceso de desafuero contra López Obrador, se encuentra en cuestión

Comentarios