Bush y Cheney, al búnker por una falsa alarma

jueves, 28 de abril de 2005
* Se debió a una falla en el radar Washington, 27 de abril (apro) - En uno más de los resabios por la esquizofrenia ante la amenaza terrorista, el presidente George W Bush y el vicepresidente Dick Cheney fueron encerrados de emergencia en un búnker, debido a que por el “mal funcionamiento” de un radar de la Casa Blanca, que resultó en falsa alarma, el Servicio Secreto detectó a un avión no identificado que supuestamente había rebasado los limites del espacio aéreo sobre la Casa Blanca “Hubo un reporte o una indicación de que una aeronave había entrado a la zona restringida de espacio aéreo que hay alrededor de la Casa Blanca, y por ello se tomaron algunas medidas precautorias Rápidamente nos enteramos que fue una falsa alarma y, en un brevísimo tiempo, todo se aclaró”, explicó Scott McClellan, el vocero presidencial El Servicio Secreto, la policía especial dedicada a la protección del presidente, vicepresidente y demás funcionarios importantes, así como algunos miembros del Congreso federal, aclaró que el caos se originó por una falla en uno de los radares colocados en la Casa Blanca En algún momento, durante la confusión, algunos medios de comunicación difundieron la noticia de que se había detectado a dos aviones sobrevolando el espacio aéreo prohibido de la mansión presidencial McClellan dijo a los reporteros que el Servicio Secreto tendrá que determinar qué fue exactamente lo que ocurrió con el radar que provocó el pánico, aunque sólo por algunos instantes “Apreciamos los pasos precautorios que tomó el Servicio Secreto, hicieron un excelente trabajo”, enfatizó el portavoz de la Casa Blanca Desde el 11 de septiembre de 2001, cuando 19 presuntos terroristas atacaron con aviones comerciales las ciudades de Nueva York, Washington y Pensilvania, la protección de la Casa Blanca y otros edificios federales, como el Capitolio, hace un énfasis especial en garantizar la integridad de la zona del llamado espacio aéreo prohibido en la capital estadunidense Aunque la Casa Blanca se negó a dar detalles sobre el lugar preciso al que fue llevado Bush por la falsa alarma, se piensa que el mandatario fue alojado en el búnker que se encuentra en los sótanos de la residencia, que además fue el lugar donde Cheney estuvo resguardado justo el día de los ataques terroristas de hace tres años Respecto del vicepresidente, McClellan añadió que se encontraba en la Casa Blanca justo cuando la falsa alarma provocó la ola de pánico “Fue una falsa alarma, todo está bien”, enfatizó el vocero del presidente Bush

Comentarios