Piden a Bush dejar las políticas "fracasadas" contra Cuba

jueves, 28 de abril de 2005
* Diputados demandan anular prohibición de viajar a la isla para civiles *Es tiempo de planear nuestra propia transición: Max Baucus Washington, 27 de abril (apro) - Un grupo de legisladores bipartidistas del Congreso federal de Estados Unidos, pidió al presidente George W Bush, “acabar con la instrumentación de las fracasadas políticas del pasado” para el trato con Cuba, y solicitó de inmediato anular la prohibición a ciudadanos civiles para viajar a la isla caribeña “Es tiempo de planear nuestra propia transición, lejos de las fracasadas políticas del pasado La nuestra, y en contraste, será efectiva y de sentido común”, declaró el senador demócrata por el estado de Montana, Max Baucus, ante cientos de personas que se dieron cita en la capital estadunidense para participar el llamado “Día de acción por Cuba” El senador Baucus y sus colegas Mike Enzi, republicano por el estado de Wyoming, y Byron Dorgan, demócrata por Dakota del Norte, esta semana presentaron en el Capitolio un proyecto de ley para eliminar del embargo económico impuesto unilateralmente a Cuba, cualquier restricción referida a los viajes de ciudadanos civiles a la isla Para obtener éxito en los esfuerzos que buscan una transición democrática en Cuba, Baucus dijo que lo que se debe hacer primero es permitir los “buenos oficios” de la diplomacia ciudadana, en lugar de gastas varios millones de dólares procedentes del bolsillo de los contribuyentes para enviar mensajes al pueblo cubano que se les pueden hacer llegar sin costo alguno a través de la relación personal, siempre y cuando se les permitiera viajar a las personas de Estados Unidos Baucus al hablar de las transmisiones de mensajes costosos, se refería a Radio y Televisión Martí, cuyas ondas de transmisión procedentes de Estados Unidos con mensajes anticomunistas, bloquea constantemente el gobierno de Fidel Castro “Segundo, debemos de dejar de ignorar los intereses económicos y políticos de Estados Unidos en Cuba; y en el hemisferio debemos ser el ejemplo, perdemos credibilidad al seguir urgiendo libertades para otros cuando ni siquiera respetamos el derecho que tienen nuestro ciudadanos de viajar a donde quieran”, insistió el senador Los legisladores bipartidistas acusaron al gobierno de Bush de haber adoptado una política de restricciones hacia Cuba basada en los intereses de una minoría, en clara alusión a la comunidad de origen cubano con afiliación política al Partido Republicano, que básicamente está concentrada en la ciudad de Miami, Florida, y que sigue creyendo, pese a más de 4 décadas de fracaso, que sólo a través del estrangulamiento económico se puede acabar con el régimen de Castro Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2001, Bush instrumentó la política radical de fortalecer el embargo económico a Cuba, estrategia básicamente generada de los grupos del exilio cubano que tienen un enorme interés de ir a gobernar la isla una vez eliminado el gobierno de Castro Bush en reiteradas ocasiones ha dicho que sólo con la política del aislamiento radical se puede lograr la transición democrática del pueblo cubano, y por encima de la condena internacional al embargo unilateral, el mandatario continúa delineando una estrategia errónea y antigua que ahora dividió al Congreso federal estadunidense, órgano gubernamental que conforme al paso de los años se ha ido dando cuenta que el mejor antídoto para el autoritarismo es la promoción de las libertades con una apertura comercial, tal y como lo demostró el derrumbe del muro de Berlín y del bloque soviético “La mejor manera en que un gobierno puede promover el contacto entre la gente es sin obstaculizar el camino Enviemos (a Cuba) a nuestros maestros, estudiantes, agricultores, ingenieros, arquitectos y farmacéuticos; todos ellos diplomáticos ciudadanos, no seamos nosotros lo que le prohibamos al pueblo cubano el poder participar en la comunidad global”, concluyó el senador demócrata de Montana

Comentarios