Gobierno de EU pide a civiles denunciar a ilegales

martes, 5 de abril de 2005
* El llamado se suma a la labor de cazamigrantes bajo el plan Minuteman Washington, 4 de abril (apro)- La Casa Blanca exteriorizó su rechazo a que civiles estadunidenses armados intenten suplantar la labor de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol), a fin de arrestar a trabajadores ilegales al momento de ingresar, o una vez dentro de Estados Unidos, pero señaló que está a favor de que se denuncie a las autoridades pertinentes la presencia de los indocumentados para su detención Scott McClellan, vocero del presidente George W Bush, dijo que el mandatario está en contra del ‘vigilantismo civil’ en la frontera con México, refiriéndose específicamente al llamado programa Minuteman, al sur de Arizona, pero aclaró que los estadunidenses tienen la obligación y derecho de denunciar actividades sospechosas “La gente, si ve actividades sospechosas, debe notificarlas a las autoridades apropiadas para que realicen las acciones necesarias y arresten a esos individuos; pero si estamos hablando de gente armada, individuos sin entrenamiento que buscan actuar por su propia mano; eso sí es una preocupación para nosotros”, destacó el portavoz presidencial El plan Minuteman que se realiza en Arizona como una expresión de rechazo a indocumentados mexicanos en Estados Unidos, provocó la molestia del gobierno de Vicente Fox y de decenas de grupos defensores de los derechos de los migrantes en la Unión Americana Lo preocupante, y pese al fracaso en términos de participación ciudadana en el Minuteman, es que ahora el gobierno de Bush se declare a favor de que los ciudadanos estadunidenses denuncien la presencia de indocumentados McClellan explicó que se debe evitar que los indocumentados sufran cualquier daño físico a manos de los vigilantes, por ello insistió en que uno de los propósitos de Bush es aumentar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza, como se hizo en el caso de Arizona, estado al que desde este 1 de abril se unieron otros 500 agentes de la migra, el mismo día que arrancó el programa Minuteman que durará todo este mes “Hemos trabajado para aumentar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera, a fin de prevenir que la gente ingrese de manera ilegal al país Finalmente, hay un asunto más grande involucrado en esto, y el presidente está comprometido a sacarlo adelante; es un sistema de migración seguro, ordenado y humano”, puntualizó el vocero de la Casa Blanca La denuncia sobre la presencia de indocumentados por parte de la ciudadanía estadunidense nunca había sido un tema de difusión por parte de funcionarios del gobierno federal, y menos desde la presidencia de Estados Unidos Queda claro que el mandatario estadunidense no sólo está a favor de ello, sino que además quiere difundirlo para evitar que vigilantes civiles fronterizos y armados apliquen su ley En los estados de la frontera sur de Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza colocó carteles gigantescos para pedir a la sociedad civil que denuncie la presencia de indocumentados Respecto de la aplicación del programa civil antimigratorio en Arizona, McClellan dio una respuesta muy ambigua a la pregunta que se le formuló para saber si la presidencia consideraba que los miembros de Minuteman están cumpliendo con su deber como ciudadanos de los Estados Unidos: “He visto algunos reportes sobre individuos que han denunciado actividades sospechosas a las autoridades correspondientes para que se hagan cargo de ello”, indicó

Comentarios