Presenta Ted Kennedy contrapropuesta migratoria

viernes, 13 de mayo de 2005
* Prevé empleo temporal a indocumentados; además, facilidades para la residencia Washington, 12 de mayo (apro) - En confrontación al ambiente y acciones antimigratorias que privan en Washington y que encabeza el presidente George W Bush, un grupo bipartidista de legisladores federales develó un proyecto de ley alternativo que, de ser aprobado, brindaría empleo temporal a inmigrantes indocumentados que ya están en Estados Unidos y a 400 mil que llegarían cada año del extranjero; además de facilitarle a ambos la posibilidad de regularizar su estatus de residencia Bautizada como el Acta del 2005 para una Inmigración Segura y Ordena, la legislación es una señal positiva para los más de 10 millones de inmigrantes indocumentados que, se estima, viven y trabajan en Estados Unidos desde hace algunos años, luego de que esta semana Bush promulgara una ley antimigratoria que le niega a los indocumentados la posibilidad de adquirir una licencia de conducir, autoriza la construcción de una barda en la frontera con México, y desconoce a la matricula consular mexicana como un documento de identificación dentro del territorio estadunidense “Uno de los errores del pasado es asumir que podemos controlar a la inmigración indocumentada con nuestros propios métodos Bajo nuestro plan Estados Unidos hará su parte, pero esperamos que México y otras naciones hagan la suya, reemplazando a la inmigración indocumentada con una regulada y legal”, declaró el senador Ted Kennedy, demócrata por el estado de Massachussets, quien junto con su colega republicano de Arizona, John McCain, son los principales promotores del proyecto de ley Contrario a lo que propone el presidente Bush en su plan de empleo temporal que consiste en darle trabajo por seis años nada más a los indocumentados para luego deportarlos a su país de origen, la nueva legislación que también tiene el apoyo de los senadores Sam Brownback, republicano de Kansas, y Joe Lieberman, demócrata de Connecticut, así como el de los representantes Jeff Flake, republicano de Arizona, y del demócrata de Illinois, Luis Gutierrez, establece en todo momento el darle la oportunidad a los indocumentados de conseguir la residencia legal en Estados Unidos Repartida en 11 capítulos, la legislación en su tercer inciso define la emisión anual de 400 mil visas tipo H-5A para trabajadores extranjeros (huéspedes), quienes tendrían que ocupar los empleos vacantes rechazados por los estadunidenses, bajo lo cual no requieren de ninguna calificación laboral para ocupar el puesto Los requisitos para esta clase de trabajadores huéspedes son varios: Pagar una cuota de 500 dólares más el costo de los trámites de la solicitud, ser sometidos a exámenes médicos y presentar sus antecedentes penales El numero de emisión de visas, aunque es de 400 mil al año, se ajustará a la demanda de la mano de obra; la visa tendrá un periodo de validez de 3 años y se podrá renovar por otros 3 años Al final del periodo máximo de duración el trabajador huésped tiene la opción de regresar a su país de origen o iniciar el proceso legal para adquirir su residencia legal, en este sentido y tomando en cuenta que estos trabajadores huéspedes serán puestos al final de la lista de los solicitantes de residencia, la legislación les da otra opción: localizar y tener un empleador que los pueda patrocinar una vez que tengan cuatro años de portar la visa H-5A, ya que con esto obtendrían la residencia legal en Estados Unidos con mayor facilidad En caso de que el trabajador huésped se quede sin empleo, tiene un plazo de 60 días para conseguir otro y si no lo logra el visado automáticamente se le anula “Por mucho tiempo nuestras incompletas leyes de inmigración no han sido reformadas causando vulnerabilidad a Estados Unidos Ya no podemos esperar a una reforma”, declaró, por su parte, el senador McCain Respecto a los millones de inmigrantes indocumentados que ya están en Estados Unidos, el capítulo VII de la legislación anota que estas personas una vez que sea promulgada la ley pueden inmediatamente solicitar una visa temporal tipo H-5B, que tendrá una validez de 6 años Los solicitantes tendrán que presentar documentos validos de su historial laboral en Estados Unidos, no tener antecedentes penales ni ningún otro problema de seguridad para poder tener la elegibilidad para el visado; si cumplen con los requisitos estos inmigrantes indocumentados recibirán un permiso de trabajo y para viajar a sus países de origen Sus familiares inmediatos --esposa y/o hijos-- son elegibles para obtener estos beneficios migratorios El requisito para que estos inmigrantes indocumentados consigan la residencia permanente será solamente cumplir con los requerimientos futuros de trabajo necesarios (tener conocimientos básicos del idioma inglés y de civismo), ningún record de criminalidad, pagar adeudos fiscales si los tienen; y desembolsar 2 mil dólares o más, por cada visa, más el costo del trámite En su primer capítulo referido a la seguridad fronteriza, la legislación bipartidista le pide al Gobierno de México participar en el llamado Perímetro de Seguridad para Norteamérica, y en el quinto inciso le exige a las autoridades mexicanas crear las oportunidades económicas necesarias para disminuir el flujo migratorio, y dejar de promover cualquier tipo de acción gubernamental que fomente la migración indocumentada hacia Estados Unidos

Comentarios