Se unen PRI y PRD en ultimátum a Pemex en Tabasco

sábado, 14 de mayo de 2005
* Reclaman indemnización de 620 mdp por daños a 124 mil viviendas rurales Villahermosa, Tab , 13 de mayor (apro)- En un hecho inédito, diputados federales y locales de PRI y PRD unieron fuerzas y pusieron un ultimátum a Petróleos Mexicanos para el pago de 620 millones de pesos, a fin de resarcir los daños a 124 mil casas rurales; en caso contrario, bloquearán instalaciones y pozos petroleros en 12 municipios Los legisladores pusieron como plazo el próximo martes para que Pemex inicie los pagos y, si no lo hace, el miércoles comenzarán a bloquear accesos a instalaciones petroleras La determinación se tomó tras más de 10 horas de negociaciones entre funcionarios de Pemex y gobierno estatal con diputados federales de PRI, y locales del PRD, que abanderan el movimiento en contra de la paraestatal La reunión fue continuación de la realizada con los mismos actores el pasado 21 de diciembre, en la que Pemex comprometió 200 millones de pesos para el pago de 5 mil pesos para cada casa rural dañada, a causa de explosiones en búsqueda de yacimientos petrolíferos Con ese compromiso, la paraestatal puso fin a 40 días de bloqueos a sus instalaciones por miles de campesinos, a quienes la empresa en principio pretendía pagar 650 pesos por vivienda dañada, lo que fue considerado como “una burla” El acuerdo para el programa de mejoramiento de viviendas rurales, establecía que Pemex destinaría 120 millones de pesos en una primera etapa, de un total de 200 millones Saúl López de la Torre, gerente corporativo de Desarrollo Social de Pemex, informó entonces que se pagarían 5 mil pesos por vivienda dañada, previa revisión del padrón de afectados, el cual ascendía a alrededor de 40 mil casas afectadas, y que estaría “depurado” en enero pasado, sin embargo, ante la suma de miles de supuestos afectados más, se corrió el plazo hasta mayo La discusión ahora comenzó cuando Pemex no aceptó de entrada el padrón presentado por el PRI con cerca de 84 mil enlistados en 12 de los 17 municipios de la entidad, adicional a los 40 mil presentados por el PRD La reunión se suspendió durante más de tres horas por acusaciones mutuas entre los legisladores federales del PRI y diputados locales del PRD, los primeros, acusando a los segundos de querer llevarse “todo el pastel”, y éstos tachando a aquellos de “oportunistas” y de “inflar” su padrón La reunión –en un hotel de lujo-- se convirtió en una batahola por gritos y jaloneos de representantes comunitarios de uno y otro partido en la exhibición de los padrones, lo que provocó insultos y golpes entre señoras y amagos de violencia física entre campesinos, que a duras penas lograron controlarse Luego de más de diez horas de negociaciones, los legisladores priistas y perredistas acordaron unir ambos padrones, y exigir a Pemex el pago de 620 millones de pesos para 124 mil casas dañadas, desconociendo el ofrecimiento inicial de la paraestatal, de aportar 200 millones para el pago de 40 mil viviendas afectadas Los diputados hicieron saber su determinación al jefe de asuntos externos de Pemex, Carlos Quintero, y al representante del gobierno estatal, Fernando Peralta Juárez, quienes admitieron como “bueno” el padrón de 124 mil casas afectadas El legislador del PRD, Jesús Selván, informó que el próximo martes viajarán a la Ciudad de México para recibir respuesta de los directivos de Pemex sobre el monto de los 620 millones de pesos, y advirtió que si no se acepta la propuesta, el miércoles, unidos, priistas y perredistas iniciarán el bloqueo de pozos e instalaciones en 904 comunidades de 12 municipios impactados por actividades de la paraestatal La inconformidad contra Pemex en el medio rural inició desde octubre del año pasado por fracturas en casas, a causa de trabajos de exploración de la paraestatal Para tratar de sofocar el creciente reclamo, la empresa ofreció pagar 650 pesos por vivienda dañada, “burla” que fue rechazada de inmediato por campesinos Los afectados demandaron la intervención del gobierno estatal, pero ante la nula respuesta de éste, durante dos días –el 7 y 8 de octubre—“sitiaron” el palacio de gobierno e impidieron la salida de altos funcionarios, y amagaron con “paralizar” las actividades de Pemex en sus comunidades A mediados de noviembre cumplieron sus amenazas y empezaron a bloquear instalaciones petroleras en siete municipios Para desactivar el conflicto, el 21 de diciembre Pemex y diputados de PRD y PRI instalaron mesas de negociaciones, donde la paraestatal ofreció los 200 millones, monto que ahora creció a 620 millones El movimiento contra Pemex, por parte de diputados federales del PRI, es encabezado por Francisco Herrera León, Carlos Manuel Rovirosa Ramírez y Eugenio Mier y Concha; en tanto que por los legisladores locales del PRD participan Jesús Selván, José Luis Sánchez López, Nidia Naranjo, Rosario Mendoza, Carlos Mario Ocampo y Luis Federico Pérez Maldonado

Comentarios