El desastre

domingo, 15 de mayo de 2005
Los "graves errores" cometidos por el ejército estadunidense en Irak desataron la creciente hostilidad de la población en su contra y alimentan a las guerrillas de la resistencia, algunos de cuyos hombres han infiltrado a los recientemente creados ejército y policía iraquíes Tales señalamientos hace un informe del Centro de Doctrina del Empleo de las Fuerzas, adscrito al Ministerio de Defensa de Francia PARÍS- Las fuerzas armadas estadunidenses que ocupan Irak no tienen muchos motivos de optimismo Es, por lo menos, lo que se desprende de un informe publicado hace un mes por analistas del muy respetado Centro de Doctrina del Empleo de las Fuerzas (CDEF) del Ministerio de Defensa de Francia El documento de 50 páginas -a menudo técnico, sumamente detallado, muy crítico y con elogios esporádicos- describe "los operativos de estabilización" efectuados por las tropas estadunidenses en Irak entre mayo de 2003 y diciembre de 2004 y ofrece elementos importantes para entender el caos que sigue imperando en ese país dos años después de la proclamación oficial del "fin de los combates mayores" Los expertos franceses conocen bien el tema de la "contraguerrilla" Acumularon tanta experiencia en ese campo a lo largo de los siete años de la guerra de Argelia, que entre 1960 y 1980 fueron considerados como los mejores especialistas del mundo en la lucha antisubversiva Esta "fama" da aún más peso a la severidad de su juicio Los especialistas de CDEF son categóricos: hoy, a pesar de grandes esfuerzos para adecuar su táctica a la realidad del terreno, las fuerzas militares estadunidenses pagan por los errores que cometieron antes de la guerra y en los primeros meses de la ocupación de Irak Graves errores En el primer capítulo de su informe -titulado La neblina de la paz- hacen la lista de estas equivocaciones Según reconocen ahora varios generales estadunidenses, el primer grave error del Pentágono fue no haber planeado la fase de "estabilización" del país Se tuvo entonces que enfrentar una creciente guerra de guerrillas con un ejército estructurado para un combate clásico Otro error importante: el alto mando castrense no supo medir las aspiraciones de los iraquíes Recalcan los analistas: "Se pensó que los iraquíes esperaban sobre todo derechos individuales Se creyó que después de haberlos adquirido tomarían de inmediato las riendas de su destino -a imagen y semejanza de los pioneros del oeste- y que organizarían su propia defensa contra los exbaasistas (miembros del Partido Baas, de Saddam Hussein) y los terroristas extranjeros "En realidad, los iraquíes aspiraban, antes que todo, a tener una cierta seguridad física y material después de décadas de guerra, represión y bloqueo económico Por tradición y costumbre, consideraban que le correspondía al Estado o a la potencia militar estadunidense, que tanto les había impresionado, brindarles seguridad" El desfase entre la fuerza desplegada en todo el país y su incapacidad para acabar con la inseguridad se manifestó muy pronto: nada hicieron los soldados estadunidenses para impedir los saqueos a principios de abril de 2003 Esto convenció a los iraquíes de que se trataba de una política deliberada de Washington para imponer un dominio duradero sobre su territorio Empezó a crecer el abismo entre las fuerzas de ocupación y el pueblo iraquí La falta de planeación y la rivalidad entre los distintos servicios estadunidenses implicados en Irak provocaron un cúmulo de terribles torpezas, insisten los especialistas del CDEF Entre ellas destacó la disolución de todos los organismos de seguridad del país, lo que precipitó el éxodo de miles de aguerridos iraquíes hacia la oposición armada y dejó demasiadas tareas a cargo de las fuerzas de la coalición militar de ocupación Rebasadas por la situación, éstas no pudieron hacerse del control de los múltiples depósitos de armas esparcidos por el territorio iraquí ni vigilar sus porosas fronteras En cambio, pretendieron acabar con los rebeldes lanzando patrullas bastante agresivas en zonas muy pobladas Subrayan los analistas: "La actitud rígida de estas patrullas, su manera de apuntar sistemáticamente con sus armas a los transeúntes, la costumbre de los soldados estadunidenses de hablar con la gente sin quitarse sus lentes oscuros y la barrera del idioma impidieron toda inmersión de las tropas en la población local Las reacciones inmediatas a los hostigamientos fueron ciertamente eficientes contra los insurgentes, pero el altísimo costo que pagaron los pobladores que vivían en el lugar de los enfrentamientos jugó contra las fuerzas estadunidenses" También resultaron desastrosos "los grandes operativos" llevados para destruir "el centro de gravedad" del enemigo Detallan los expertos franceses: "Se trataba de amplios acordonamientos de zonas en las que la tropa penetraba con altoparlantes que difundían hard rock a todo volumen Acompañados por esa música, los soldados irrumpían con lujo de fuerza en ciertas casas, un poco al azar porque las calles no tienen números ni nombres Detenían a hombres, también al azar porque no entendían nada de los cinco nombres y apellidos (que tiene) cada iraquí" Y precisan: "Al actuar de esa forma los soldados se mofaban simultáneamente de las complejas tradiciones iraquíes de hospitalidad, del honor de los hombres humillados ante sus familias y del de las mujeres cateadas, de la santidad de ciertos lugares al entrar en ellos con armas, sin quitarse los zapatos y además con perros, animales impuros para el Islam" Los hombres detenidos eran interrogados por integrantes de servicios de inteligencia de las fuerzas armadas estadunidenses que se veían desbordados por el número de presos Resultado: no se obtenía información alguna, pero se intensificaba el reclutamiento de combatientes contra el ocupante Con el paso de los meses, el Estado Mayor estadunidense acabó por entender que las características de la guerrilla se estaban tornando cada vez más embrolladas Según los analistas franceses, los rebeldes iraquíes empezaron por apoyarse en lazos familiares y tribales, luego aparecieron ciertos lazos ideológicos Poco a poco llegaron los yihadistas: unos locales, otros extranjeros Finalmente entraron y siguen entrando en la batalla iraquíes radicalizados por razones cada vez más variadas Enfatizan: "La guerrilla sunita presenta dos características bastante nuevas: no depende, por el momento, de una base exterior y actúa en forma muy descentralizada, sin que se pueda determinar si tiene o no una cabeza pensante y una ideología Su fama y su 'incrustación' en la mente de la población se afianzaron a partir de agosto de 2003, en gran parte gracias a la información difundida por las cadenas de televisión árabes y las redes de comunicación de las mezquitas" De hecho, el surgimiento y la consolidación de esta guerrilla transformaron por completo la misión que se habían fijado las fuerzas armadas estadunidenses En lugar de estabilizar la situación, están metidas en una "guerra de tres bloques": en el mismo país, las tropas se dedican a tareas "humanitarias" en sectores tranquilos, efectúan operativos de contraguerrilla en sectores tensos y libran combates urbanos clásicos en terceros sectores A menudo les toca pasar sin transición de una actividad a otra Semejante situación genera un stress creciente entre soldados, mandos medios e incluso los altos mandos "Una misma sección puede estar cateando un barrio por la mañana, distribuir ayuda humanitaria por la tarde e integrar patrullas ofensivas por la noche, sin que se les explique bien el porqué de cada misión y, sobre todo, el porqué de tanta diferencia entre unas y otras", insisten los expertos Amenazas invisibles A la confusión que generan estas misiones contradictorias se agrega el pavor que inspiran todas las amenazas invisibles: tiradores de élite cada vez más atrevidos, explosivos escondidos por doquier, disparos de obuses de mortero en cualquier momento, emboscadas múltiples Los soldados viven a la defensiva las 24 horas durante más de un año Están con los nervios desechos Su agobio es tal que uno de cada seis soldados es víctima de problemas psicológicos cuando regresa a Estados Unidos En Irak casi todos sufren insomnios e inquietantes estados de ansiedad La situación alcanzó tales niveles que de manera urgente se crearon equipos de apoyo psicológico para enfrentar los problemas "del stress de combate" que sufren los soldados y con ello intentar evitar patologías duraderas Estos equipos especializados empezaron por atender a los soldados justo después de los combates, dándoles oportunidad de sacar lo que habían vivido Luego se ocuparon de ellos en forma preventiva con el fin de prepararlos para enfrentar nuevos combates Finalmente se pidió también la intervención de capellanes que, junto con médicos, visitan con frecuencia a las tropas Se desplegaron varios equipos de apoyo psicológico durante el largo sitio y la cruenta toma de la ciudad de Faluya en noviembre del año pasado Atendieron a los soldados más jóvenes durante los días de los combates Según los autores del informe del CDEF, los altos mandos también sufren un stress inédito debido a una serie de frustraciones Las primeras nacen "del desfase entre lo que ocurre y la poca información que se tiene sobre los acontecimientos" Se perciben amenazas, pero no se ve nunca a quienes realizan amenazas ni se sabe gran cosa sobre ellos La segunda frustración está ligada a la lucha contra la guerrilla, que requiere respuestas inmediatas de quienes están en el terreno y crea un sentimiento de "inutilidad" entre los altos mandos que se encuentran encerrados en los cuarteles generales Para compensar esta "angustia de inacción", los jefes exigen miles de informes a sus subalternos Acaban por cohibirlos y por frenar sus iniciativas Los expertos franceses, que se interesan sobre todo por las fuerzas estadunidenses, abren un paréntesis y señalan que el stress toma proporciones alarmantes en el contingente de 5 mil polacos desplegado en Irak Hasta diciembre de 2004, se señalaban 200 casos de desasosiego psicológico grave y 26 de suma gravedad que implicaron repatriar a los enfermos y encerrarlos en hospitales psiquiátricos Tanta presión y tantas situaciones no previstas generan preocupantes disfunciones en el seno de las fuerzas estadunidenses que ocupan Irak Algunas divisiones optan por el "método británico", que privilegia el contacto respetuoso con la población, mientras que otras escogen el "estilo israelí": quieren aislar al enemigo destruyendo sus casas, deteniendo a sus familias, replicando con artillería pesada sus ataques con mortero Peor aún, las divisiones que se suceden en una misma región llevan tácticas totalmente distintas, lo que desconcierta aún más a la población local Ello se debe en gran parte a la sobrecarga de "trabajo" de las fuerzas de ocupación que son muy poco numerosas, estiman los expertos franceses Afirman: "Para tener la misma tasa de ocupación en Irak que en Bosnia, se hubieran requerido 364 mil hombres Y para alcanzar la de Kosovo, se hubieran necesitado 480 mil Hoy todas las fuerzas de la coalición sólo juntan 160 mil soldados, que tienen que enfrentar una situación mucho más crítica y explosiva que la de los Balcanes" Los reservistas y la Guardia Nacional componen la mayor parte de las fuerzas estadunidenses Los primeros hubieran sido muy útiles en un contexto de estabilización relativamente tranquilo Se esperaba mucho de su profesionalismo en campos muy diversos: policiaco, médico o administrativo Pero en un contexto de guerra de guerrillas, los reservistas se encuentran en primera línea, muy expuestos y desamparados Su descontento va creciendo, al igual que el de la Guardia Nacional, cuya tasa de reclutamiento bajó 30% en octubre de 2004 ¿Dónde encontrar tropas frescas para relevar a las que combaten actualmente en Irak? ¿Se acudirá de nuevo a la conscripción? "El debate dista de estar cerrado", afirma el documento del CDEF Los mercenarios Mientras tanto, se recurre cada vez más a mercenarios Los expertos franceses hablan de decenas de miles Son ellos los que vigilan a las empresas civiles y juegan un papel preponderante en la capacitación de los servicios de seguridad iraquíes Las firmas que los emplean -la mayoría estadunidenses- reclutan cada vez más a kurdos iraquíes para proteger los campos petroleros, agudizando así los problemas entre comunidades Estas fuerzas privadas sumamente heterogéneas resultan poco controlables y van creando graves antecedentes jurídicos, subrayan los expertos franceses, quienes agregan que lo ideal sería poder contar con fuerzas armadas y policiacas iraquíes "Pero eso no será posible antes de cinco años, como mínimo", pronostican, pesimistas, antes de enumerar todos los problemas que impiden la pronta creación de estas fuerzas Inicialmente, la arrogancia de los instructores estadunidenses con sus discípulos iraquíes fue catastrófica Cuentan los autores del informe del CDEF: "Según un oficial superior estadunidense, los instructores se la pasaban en su hotel apenas acabadas las horas de curso, rehusaban aprender los nombres y apellidos árabes de los reclutas, preferían darles apodos en inglés Para ellos el idioma árabe no existía Sólo valía el inglés" Aparentemente la labor de capacitación de las empresas privadas de seguridad, entre las cuales destacan Vinnell y Nour, también resultó bastante deficiente La OTAN empezó a intervenir en el segundo semestre de 2004 con, hasta la fecha, modestos resultados Sólo Jordania hizo un gran esfuerzo para formar 35 mil policías iraquíes Los expertos constatan, sin embargo, que la tasa de deserción es muy alta, tanto en el ejército como en la policía Recuerdan: "Dos batallones iraquíes que llegaron a Faluya en abril de 2004 se esfumaron cuando empezaron los primeros enfrentamientos Pasó lo mismo cuando las flamantes fuerzas de seguridad iraquíes se encontraron frente al Ejército del Mahdi, encabezado por el joven y fogoso líder chiita Moqtada al-Sadr" Los propios estadunidenses reconocen que la credibilidad política de los militares y policías iraquíes es bastante limitada Explican los analistas franceses: "Por necesidad se tuvo que reclutar a exmiembros de los servicios de seguridad de Hussein Muchos sunitas mantienen relaciones ambiguas con sus excompañeros, hoy en la oposición armada Rehúsan el combate contra sus 'hermanos' o acaban juntándose con ellos La guerrilla infiltra, además, en forma creciente las nuevas fuerzas iraquíes" Resultado: "Los estadunidenses sólo forman brigadas ligeras con los nuevos reclutas y no dan materiales de guerra pesados al embrionario ejercito iraquí por temor a que luego los usen contra ellos Estas incipientes fuerzas armadas se sienten humilladas porque sólo les toca encargarse parcialmente de la seguridad interior Este papel poco decoroso les resta legitimidad y credibilidad ante su propio pueblo" Con el fin de limitar el riesgo de que fraternicen los combatientes regulares con los rebeldes, el Estado Mayor estadunidense optó por jugar con las rivalidades étnicas Por ejemplo, envían unidades kurdas al famoso "triangulo sunita" En el corto plazo, la medida se revela eficaz Pero en el mediano plazo es peligrosa, ya que agudiza el riesgo de "libanización" de Irak Concluyen los expertos franceses: "Todos estos elementos parecen confirmar el análisis del prestigioso International Institute for Srategic Studies (ISSS) de Londres: se requerirán por lo menos cinco años para que las fuerzas iraquíes estén a la altura de su misión" En el tercer capítulo de su informe, los expertos describen los múltiples esfuerzos realizados por Estados Unidos para adaptarse a la difícil realidad iraquí La toma de todas las ciudades controladas por la resistencia armada fue un elemento clave de su nueva estrategia Ocurrió a lo largo de 2004 Esta conquista es analizada con lujo de detalles en el cuarto capítulo del documento, cuya conclusión también es pesimista "En el corto plazo fue un éxito, pero en el largo plazo se va a plantear el problema del control del terreno Los estadunidenses carecen de efectivos y de legitimidad en estas ciudades conquistadas, por lo tanto, les toca ceder parte del poder a las fuerzas iraquíes Éstas se muestran frágiles en lo táctico y poco fiables en lo político "Se vislumbra un riesgo de 'deterioro' de la situación Es probable que los resistentes opten por 'dejar pasar la tempestad' Van a esperar un poco antes de volver a actuar en sus exfeudos y, mientras tanto, se dedicarán a lanzar operativos relámpago en todas partes En Faluya se sabe que subsisten bolsas de resistencia" La multiplicación de los atentados perpetrados a diario confirma los pronósticos de los expertos franceses

Comentarios