Prohibido empatar

lunes, 16 de mayo de 2005
México, D F, 16 de mayo (apro)- El mundo del ajedrez muchas veces cae en una crisis sistemática Por ejemplo, con cierta frecuencia y regularidad, se habla del problema de los empates en ajedrez Se supone que en un encuentro de jugadores que tengan fuerza muy pareja, es el resultado esperado Sin embargo, muchas veces los ajedrecistas no salen a dar su máximo esfuerzo o bien, buscan empatar tempranamente para descansar en esa fecha o asegurar un resultado deportivo Las razones por las cuales se hacen este tipo de cosas es que no hay regla que impida a un jugador ofrecer un empate (asunto que se hace normalmente cuando la posición no da ya mucho como para buscar el triunfo) y que su contrario en turno las acepte Sin embargo, muchos torneos que suenan atractivos, porque se espera gran lucha, se convierten en decepción gracias a que demasiadas partidas terminan empatadas Para evitar esto, se han intentado fórmulas diversas Por ejemplo, en algún torneo el triunfo valía 3 puntos y el empate 1 Otras ideas han sido las de dar 6 puntos a quien empate con negra y sólo 4 puntos a quien empate con las piezas blancas Sin embargo, todas estas ideas no han terminado por convencer No obstante, los organizadores del súper torneo de Sofía, Bulgaria, han decidido prohibir las ofertas de tablas Los jugadores, por ejemplo, no podrían hablar en ningún momento con su rival Se aceptarán tablas solamente cuando haya jaque perpetuo o se repita tres veces la posición, o bien, el final sea una obviedad sobre el resultado Para todos los casos en donde haya dudas, habrá un fuerte gran maestro que podrá decidir si una partida es tablas o tienen que seguir jugando Aquí finalmente un árbitro tendrá la decisión final de una partida De esta manera, del 11 al 22 de mayo jugarán seis ajedrecistas de elite: Viswanathan Anand (India) 2,786 (segundo del mundo), Veselin Topalov (Bulgaria) 2,757 (tercero del mundo), Vladimir Kramnik (Rusia ) 2,754 (cuarto del mundo y campeón del mundo no oficial), Michael Adams (Inglaterra) 2,741 (séptimo del mundo), Judit Polgar (Hungría) 2,728 (noveno del mundo) y Ruslan Ponomariov (Ucrania) 2,700 (décimo sexto del mundo) La empresa Mobiltel es la que organiza este torneo, que pretende ser anual y se jugará a doble ronda con el control de tiempo clásico: dos horas para 40 jugadas, una hora más para 20 y finalmente media hora extra para terminar la partida De esta manera, un encuentro puede durar no más de siete horas Aquí falta, desde luego, Garry Kaspárov, que anunció su retiro al terminar el torneo de Linares a fines de febrero De esta manera, queda vacante el sitio del jugador que por más de 20 años se ha demostrado como el mejor jugador del planeta Es una pena en términos ajedrecísticos no contar más con el ogro de Bakú, pero todo parece indicar que su decisión es definitiva Sin embargo no todo está perdido, Krámnik, el campeón no oficial jugará y veremos si puede demostrar su calidad Este extraño campeón del mundo parece haber perdido la garra y el empuje Ojalá y estemos equivocados Igualmente, será siempre atractivo ver a Judit Polgar, cuyo nivel y fuerza resultan por demás atractivos en cualquier competencia Judit dejó un año las competencias ajedrecísticas para ocuparse de su familia Ahora tiene un hijo y eso no ha sido impedimento para mantener su alto nivel Aparte del torneo de enero, el que se juega en Holanda en Wijk aan Zee, no se ha visto más actividad de “la niña” en el círculo de elite Será interesante ver cómo funciona esta propuesta de prohibir los tempraneros empates Es claro que siempre los jugadores se pueden poner de acuerdo a priori para empatar, sin embargo, tendrán que hacer todo un show para que logren un resultado previamente acordado Hay que estar a la expectativa de lo que este torneo arroje

Comentarios