Emprende Ahumada ofensiva mediática contra la PGJDF

miércoles, 18 de mayo de 2005
* Ventila presuntas maniobras legaloides para mantenerlo en prisión * Exige a las autoridades poner fin al supuesto hostigamiento en su contra México, D F, 17 de mayo (apro)- Después de poco más de un año de encierro en el reclusorio Norte, el empresario Carlos Ahumada Kurtz comenzó a desplegar una ofensiva mediática, con el propósito de ventilar públicamente presuntas maniobra legaloides del gobierno de la ciudad para retenerlo en prisión En una conferencia de prensa convocada en las oficinas del grupo Quart, el mismo lugar donde Ahumada chantajeó a varios perredistas, entre ellos René Bejarano y Carlos Imaz, la esposa del empresario argentino, Cecilia Gurza, dio a conocer una serie de documentos que, desde su óptica, prueban que las autoridades capitalinas actúan de mala fe en el caso de su cónyuge Sin hacer alusión a la serie de tropelías que Ahumada cometió antes de hacer públicos los videos de la corrupción, con los cuales pretendía derrocar al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Cecilia Gurza clamó ahora justicia para su marido Entregó a la prensa un comunicado firmado por su esposo en el que éste confirmó que el pasado 4 de mayo inició una huelga de hambre “dejando de consumir sólidos” y que dos días después, el 6, dejó de ingerir líquidos: “Esta medida extrema es la única respuesta que me dejan frente a las diversas irregularidades judiciales que se han presentado en mi contra y que me obligan a exigir justicia por este medio” Según Ahumada, todos los delitos que se le imputan deberían de haberse desahogado en los tribunales administrativos y civiles, no en los penales Además, acusó a la Procuraduría capitalina de manipular las averiguaciones previas y adujo que por esa razón ha sido amparado por la justicia federal en los cuatro procesos penales que enfrente en la actualidad También informó que la PGJDF consignó una quinta averiguación previa por un presunto fraude cometido en la delegación Tláhuac, sin darle a sus abogados la oportunidad de presentar las pruebas con las cuales supuestamente queda claro que él no cometió el delito que le imputa la autoridad En otra parte de su escrito, Ahumada recordó que el procurador Bernardo Bátiz le ofreció a su esposa el pasado 3 de mayo revisar esta última averiguación previa y, seis horas después, el Ministerio Público consignó la indagatoria ante el Juzgado 34 del Fuero Común, cuyo titular, por cierto, regresó el expediente por estar mal integrado Y se quejó de que hasta el momento siguen sin autorizarle la presentación de dichas pruebas Por todo lo anterior, Ahumada exigió a las autoridades capitalinas poner fin al supuesto hostigamiento en su contra, designar un fiscal cuyo trabajo y desempeño “no esté sujeto a conflicto de intereses”; dar entrada a sus pruebas y al jefe de Gobierno le pidió, particularmente, que le informara sobre cuántas denuncias penales ha interpuesto la Contraloría General del Distrito Federal contra otros contratistas “Le solicito responda clara y contundente a esta pregunta porque, de lo contrario, quedará claro que soy un preso político de su gobierno ¿De no haber dado a conocer los videos por todos conocidos, me encontraría en esta situación?”, cuestionó A los medio recomunicación, les pidió estar atentos a sus procesos judiciales, a constatar su estado de salud “banalizado y menospreciado por las autoridades”; y remató: “Soy el único responsable de esta decisión que asumo plenamente y con todas sus consecuencias, de esta medida que sí es desesperada, pero que nada tiene que ver con la ‘conmiseración’ a la que alude el procurador Bátiz y a razones de estrategia jurídica Soy el único constructor de obra pública encarcelado, llevo un año en prisión enfrentando cuatro procesos judiciales plagados de irregularidades No pido privilegios ni favores ni tratos especiales; exijo, como cualquier ciudadano, el ejercicio pleno de mis derechos constitucionales de manera justa imparcial y apegada a derecho” Horas después, la PGJDF anunció su disposición a dar entrada a las pruebas aportada por Ahumada en la averiguación previa FAE/DT2/25/04-03 y su acumulada FAE/BT3/33/04-04 que se le sigue por el fraude cometido en agravio de la delegación Tláhuac, en la que resultan probables responsables Carlos Ahumada Kurtz y Antonio Martínez Ocampo Aclaró, sin embargo, que solicitará al perito especialista un término adecuado, no los seis meses que demanda, “ya que esos seis meses pudieran tomarse como una táctica dilatoria”

Comentarios