Uzbekistán: Represión y pretextos

lunes, 23 de mayo de 2005
México, D F, 23 de mayo (apro)- “Estoy en la puerta del cine y desde aquí veo, por lo menos, 30 muertos y dos heridos tendidos en el piso Hay charcos de sangre que parecen lagunas y sesos en el asfalto”, dijo con la voz entrecortada Alexei Volosevich en una llamada telefónica a la agencia Reuters, de la que es corresponsal El periodista fue testigo de la masacre del 13 de mayo en la ciudad Andizan, en el este de Uzbekistán Más de mil personas se manifestaban pacíficamente en la Plaza Central de Andizan en contra del juicio que se les sigue a 23 comerciantes locales acusados de ser extremistas islámicos Al empezar el mitin había --según fuentes no oficiales-- mil 500 personas Coreaban: "No somos extremistas Queremos democracia y trabajo Estamos contra el desempleo y la pobreza" Cuando empezaron a gritar consignas que pedían la renuncia del presidente del país, Islam Karimov, tropas gubernamentales llegaron en vehículos blindados y atacaron a los manifestantes El abogado Saidshachon Sainabitdinov contó a la agencia EFE: “Nos dispararon desde tanques, desde helicópteros, usaron armas automáticas y fusiles” El presidente de Uzbekistán argumentó que las tropas gubernamentales repelieron una agresión de extremistas islámicos y responsabilizó a la organización Hizbut-Tahrir El mandatario dijo que hubo 169 muertos de los cuales diez eran soldados Sin embargo, las versiones no oficiales señalan que son más de 600 civiles de todas las edades los que perdieron la vida en la plaza “Eran tantos los cadáveres que los retiraron en caminos de volteo”, reportó Alexei Volosevich Cerca del lugar de la tragedia se encuentra la escuela número 15 (desde la era soviética los edificios públicos no tienen nombre, sino número) donde fueron llevados los sobrevivientes Una doctora que no quiso dar su nombre dijo a Reuters haber contado 96 heridos y 500 muertos, pero esta cifra fue aumentando constantemente El corresponsal de la agencia francesa AFP estuvo en el lugar y él personalmente contó más de 40 muertos Varios testigos relataron que los soldados persiguieron a los heridos y cuando los alcanzaron les dieron un tiro en la nuca Esta denuncia coincide con lo dicho por Mauzafar Mirza Iskhakov, del Centro de Derechos Humanos Esgulik y lo reportado por la periodista uzbeca Galima Bujarbayeva Poco después, los soldados habían limpiado la sangre de las calles Nigara Chidojatowa, del Partido Campesinos Libres, dijo que en Andizan hubo 542 muertos y que en la ciudad Pactaba --a 30 kilómetros de distancia-- hubo 203 más La noticia corrió y empezó un éxodo de uzbecos aterrorizados, que, temerosos de una guerra civil, cruzaron la frontera con Kirgistán, donde una revuelta popular derrocó al gobierno en marzo pasado Karin de Greeld, de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) denunció que los soldados uzbecos dispararon a los desplazados A pesar de la represión del viernes 13 de mayo, al día siguiente, hubo una segunda manifestación en el centro de Andizán Los familiares de las víctimas reclamaron al presidente sus ataques y llevaron al acto de protesta los cuerpos de seis de los asesinados Por la madrugada de ese 13 de mayo, un grupo, supuestamente islamista, sorprendió a una compañía del ejército uzbeco y, tras un ataque relámpago, se apoderó de todas las armas del cuartel ubicado en el Valle de Fergana El tiroteo se prolongó toda la noche, según la versión de la agencia Informaciones del Asia Central Con esas armas, el comando rebelde asaltó la cárcel de Andizán Los 23 comerciantes fueron liberados y dos mil presos de la prisión aprovecharon la oportunidad para escapar Otra versión dice que el comando no estuvo integrado por islamistas, sino por familiares y amigos de todos los presos de la cárcel Una visita guiada Al enterarse de la matanza, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, solicitó una investigación independiente de los hechos El ministro de Relaciones Exteriores británico, Jack Straw, hizo lo propio En respuesta recibió frases cargadas de sarcasmo de parte del ministro del Interior uzbeco, Sokir Almatow, quien dijo estar asombrado de que “Straw estuviera tan bien informado estando tan lejos” De cualquier forma, la presión internacional se dejó sentir en ese país y el miércoles 18 de mayo las autoridades uzbecas organizaron una “visita guiada” al lugar de los hechos Asistieron 80 personas, básicamente periodistas y diplomáticos Fue el ministro de Interior Almatow, el encargado de repetir durante tres horas la versión oficial de los hechos A nadie se le permitió hablar con los pobladores o los familiares de las víctimas Ese mismo miércoles, mientras la comitiva hacía su recorrido, una turba tomó el control de la ciudad de Karasu Incendió automóviles y saqueó las oficinas gubernamentales Las calles quedaron bajo el control de milicias populares Uno de los líderes rebeldes, Baktier Rachimov, declaró a Marcus Bensmann del diario alemán TAZ: “Garantizamos el orden bajo las reglas del Islam” Poco después quemaron el cuartel de la policía Hasta la noche del jueves 19, las tropas gubernamentales uzbecas tienen acordonado Karasu Entre la cimitarra y la pared En la era soviética Islam Karimov fue el hombre fuerte del Partido Comunista en Uzbekistán Al igual que las demás repúblicas de Asia central, al disolverse la URSS, los representantes de Moscú se convirtieron en “herederos” de sus respectivos países Karimov estaba en el poder desde 1989 En 1991 Uzbekistán se independizó y éste se convirtió en su presidente, cargo que ha ejercido con mano de hierro ininterrumpidamente, apoyándose en una nomenclatura de incondicionales, así como en el servicio secreto, la policía y el ejército La oposición está en la cárcel (8 mil, presos políticos, según Amnistía Internacional), en el exilio o muerta Todos los periódicos independientes han sido cerrados Sin embargo, día a día, el desempleo, la pobreza, la falta de perspectivas y la represión, arrojan a las nuevas generaciones a los brazos de los radicales islámicos Este tipo de oposición no es tan fácil de contener Los ataques del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas de Nueva York, ofrecieron a Karimov un magnífico pretexto para justificar la represión política, enmascarándola como una lucha en contra del terrorismo Amnistía Internacional y Human Rights Watch ha documentado y denunciado todas las violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno uzbeco Imke Dierssen, de la oficina de Amnistía Internacional en Alemania, afirma que la tortura y la pena de muerte (por ahorcamiento) son pan de cada día, en especial para la oposición Esto no ha sido motivo para que Estados Unidos lo condene Tampoco le llama la atención la terrible corrupción de los funcionarios Pasando todo por alto, Estados Unidos hizo una alianza con Karimov y en el 2001 estableció una base militar en Uzbekistán para desde ahí lanzar ataques a los talibanes de la vecina Afganistán En ese país están estacionados mil 500 soldados estadunidenses y 300 alemanes El gobierno Ruso apoya totalmente a Karimov La razón: no quieren perder más zonas de influencia Además, quiere impedir a toda costa que la pequeña república se convierta en un califato El presidente Bush sabe esto y si la opinión pública de su país lo obliga a condenar a Uzbekistán, está tranquilo porque sabe que Putin le seguirá brindando apoyo Muestra de ello son las declaraciones del gobierno ruso, quien afirma que sus servicios secretos encontraron el vínculo entre los rebeldes de Andizán y los talibanes La revista alemana Spiegel recogió las declaraciones del ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, quien que calificó los sucesos del viernes 13 de mayo como “una provocación de talibanes y bandas criminales” Geert Groot Koerkamp, analista holandés de Radio Nederland, señala: “El Valle de Fergana es el caldo de cultivo de organizaciones islámicas radicales de Asia Central Estos grupos quieren crear estados islámicos para toda la región cruzando fronteras y, desde hace años, el valle ha sido escenario de sangrientos enfrentamientos entre rebeldes y autoridades” ¿Al borde de una revolución? El Valle de Fergana es la zona más densamente poblada de Asia Central 70% de sus habitantes son jóvenes que carecen de estudios y empleo El valle es compartido por Uzbekistán, Tayikistán y Kirguizistán, y ha sido la base tradicional de grupos integristas islámicos como Hizb-ut-Tahrir y el Movimiento Islámico de Uzbekistán, que supuestamente tienen vínculos con Al Qaeda y los Talibanes Uzbekistán es la república más pobre de lo que alguna vez fue la URSS A pesar de ello, el politólogo Klaus Segbers, experto en Europa del Este e investigador de la Universidad Libre de Berlín, no cree que la violencia se deba a una guerra religiosa: “Se trata de una mezcla de inconformidades, la de los que piden democracia, la de los golpeados por la pobreza, los familiares de los presos, los narcotraficantes, los religiosos fundamentalistas, etcétera Todos los motivos llevaron a la manifestación contra Karimov y no será la última El presidente culpó a los fundamentalistas islámicos extranjeros, pero esto nadie lo cree Es probable que haya un cambio de gobierno, pero si ello ocurre no vendrá de las estructuras constitucionales, sino de la calle” Si Karimov cae, ¿quién ocupará su lugar? ¿Los fundamentalistas? ¿Los democráticos? Las recientes noticias de Uzbekistán han puesto muy nerviosos a los dictadores vecinos como a Niyasov, el Turkmen Bashi, es decir “El líder de los turkmenos” cuyo poder sin límite ha llegado tan lejos, que le cambió el nombre a los días de la semana y a los meses Por ejemplo, enero lleva su nombre y abril el de su mamá Se mandó hacer una estatua monumental bañada en oro La escultura es giratoria para que el sol siempre ilumine la cara del máximo líder Mandó hacer otra similar en medio del desierto La mitad de las ciudades, puertos, puentes carreteras y demás tienen el nombre Niyasov, incluso así fue bautizado un meteorito que cayó en el país Niyasov mandó cerrar todas las bibliotecas, aunque el libro que él escribió es obligatorio en todo el sistema educativo En Turkmenistán está prohibido llevar barba, el pelo largo o tener oro en la dentadura

Comentarios